GROENLANDÉS

 

FICHA TÉCNICA

Nombre original

kalaallisut [kalaː'ɬisut]

Nombre español

groenlandés [ɡroenlan'des]

Nombre inglés

Greenlandic [ɡriːn'lændɪk]

Filiación lingüística

familia esquimal-aleutiana / grupo esquimal / continuo dialectal inuit

Hablado en

Dinamarca¹

Número de hablantes

57.000 (2010)

Dialectos principales

groenlandés occidental, groenlandés septentrional, groenlandés oriental

Sistema de escritura

alfabeto latino

Documentado desde

1742

Tipología sintáctica

S-O-V

° idioma nacional ¹ idioma oficial + dialecto # idioma minoritario † idioma extinto

 

ESQUEMA

1.        Introducción

2.        Evolución histórica

3.        Ortografía y pronunciación

4.        Morfología

5.        Sintaxis

6.        Texto ilustrativo

 

 

Introducción

 

El groenlandés ―también conocido como groenlandés occidental, por el nombre de su dialecto mayoritario― pertenece al grupo esquimal de las lenguas esquimal-aleutianas. Representa la extensión más oriental del continuo dialectal inuit, hablado en la costa occidental y suroriental de la enorme isla de Groenlandia, territorio autónomo perteneciente al estado de Dinamarca, en donde está reconocido como el único idioma oficial desde 2009 (aunque el danés, hablado como lengua segunda por la mayor parte de la población, también se halla presente en el lenguaje administrativo y educativo). En el territorio continental de Dinamarca reside igualmente una importante comunidad de hablantes de groenlandés.

 

Esta variedad esquimal de Groenlandia se halla estrechamente relacionada con el inuktitut, dialecto inuit mayoritario en la costa septentrional y nororiental de Canadá. El groenlandés es un caso excepcional entre los idiomas indígenas amerindios, ya que es el único que está reconocido como la lengua principal de un estado independiente, en donde posee un índice de alfabetización prácticamente total.

 

Al igual que el resto de lenguas inuit, el groenlandés está integrado por un conjunto de dialectos afines que comparten el mismo sistema gramatical pero presentan diferencias en su pronunciación y su vocabulario. Las principales variedades locales que integran el continuo dialectal groenlandés son las siguientes:

 

Groenlandés septentrional. Variedad hablada en la franja costera noroccidental que se extiende entre las localidades de Qaanaaq y Upernavik. Este dialecto groenlandés, conocido localmente como inuktun, thule o inughuit (avanersuarmiutut en la variedad estándar kalaallisut), presenta una gran similitud con el homónimo subdialecto inuktun del inuktitut canadiense, hablado en los alrededores de Qaanaaq, con el que comparte la pronunciación de la consonante fricativa alveolar s como el sonido glotal [h]. Cinco sonidos del groenlandés septentrional aparecen únicamente en grupos consonánticos: [s] (ss), [ts] (ts), [ɣ] (gh), [ʁ] (rh) y [ɴ] (rng). El término genérico “inuit polar”, o “esquimal polar”, hace referencia a las dos variedades inuktun (groenlandesa y canadiense) habladas en el noroeste de Groenlandia.

 

Groenlandés occidental. Dialecto estándar y más influyente de la lengua, hablado por cerca del 90 por ciento de la población de Groenlandia en la franja costera occidental que se extiende desde Upernavik hasta Narsaq Kujalleq. Se conoce localmente como kalaallisut (término que por extensión se aplica de forma genérica al continuo dialectal inuit de esta isla) o kitaamiut. El groenlandés occidental se divide a su vez en cuatro subdialectos locales, basados en el habla de Upernavik, Uummannaq, Nuuk (capital de Groenlandia) y Qaqortoq.

 

Groenlandés oriental. Dialecto divergente de la costa suroriental de Groenlandia conocido localmente como tunumiit oraasiat (o tunumiisut en groenlandés occidental), que abarca desde el extremo sur de la isla hasta la localidad septentrional de Ittoqqortoormiit. Su principal núcleo lingüístico es Tasiilaq, en la isla de Ammassalik. El groenlandés oriental, situado al final del continuo dialectal inuit que tiene su origen en Alaska, es la variedad esquimal más innovadora, en la que se produce el mayor número de asimilaciones de grupos consonánticos y reducciones de vocales (como en iivit ‘gente’, variante local de la forma estándar inuit).

 

Entre los siglos XVII y XIX se habló en Groenlandia un sabir (pidgin) conocido como groenlandés occidental, lengua mixta de contacto creada como resultado de los intercambios entre los comerciantes alemanes, holandeses e ingleses y los pobladores nativos de la isla. Su sistema gramatical está basado en la variedad occidental kalaallisut (aunque presenta una gran simplificación), mientras que su léxico está enriquecido con palabras de origen germánico. Algunos sonidos groenlandeses extraños a la pronunciación de los europeos, como [ʁ] y [q], se hallan ausentes en este sabir (como oksok ‘beicon’ por orsoq ‘grasa de ballena’), mientras que otros inexistentes en groenlandés se han asimilado a sonidos de esta variedad inuit (como [ʃ] > [s]). El groenlandés occidental, del que apenas se conservan testimonios, fue un sabir que no llegó a criollizarse, ya que careció de hablantes nativos que desarrollaran su propio sistema gramatical.

 

El groenlandés es un dialecto inuit innovador desde el punto de vista fonológico, que se distingue de las variedades de Alaska y el norte de Canadá por la asimilación progresiva que experimentan algunos grupos consonánticos (como en el sustantivo inuit iglu ‘casa’, que en groenlandés dio lugar a la forma illu) y la ausencia total de consonantes oclusivas sonoras (la velar [ɡ] se pronuncia [ɣ]). En su léxico, se ha visto expuesto a una influencia mayor del danés y el alemán (como resultado de la evangelización de los misioneros dano-noruegos y moravos desde mediados del siglo XVIII) y, ya en época moderna, el inglés. No obstante, la enorme productividad morfológica del groenlandés ha hecho que numerosos términos contemporáneos se hayan formado sobre la base de raíces vernáculas, como qarasaasiaq ‘ordenador’ (literalmente ‘cerebro artificial’), oqarasuaat ‘teléfono’ (formado a partir de la raíz oqaq ‘hablar’) u oqarasuaat angallattagaq ‘móvil’.

 

Un rasgo característico de la cultura groenlandesa ―aunque no se representa en el lenguaje hablado, sino en el corporal― consiste en la expresión de la afirmación (“sí”) mediante una elevación de las cejas, y de la negación (“no”) mediante un bizqueo de los ojos.

 

 

Evolución histórica

 

El primitivo proto-inuit fue introducido en el noroeste de Groenlandia en el siglo XIII por pueblos esquimales que llegaron procedentes de Alaska y Canadá y que fundaron la llamada cultura de Thule (actual Qaanaaq), que sustituyó a las también esquimales culturas de Saqqaq y Dorset (que habían ocupado sucesivamente esta misma región de la isla desde el año 2500 a.C.). Los marineros dano-noruegos que llegaron a Groenlandia a comienzos del siglo XVII fueron los primeros en identificar y describir el kalaallisut, idioma hablado por los pobladores de Thule (kalaallit).

 

Durante el siglo XVIII, los misioneros escandinavos, daneses y alemanes destinados en esta isla ártica se encargaron de estandarizar el groenlandés mediante la compilación de diccionarios y gramáticas. El luterano noruego Hans Egede ―conocido como el “Apóstol de Groenlandia”― fue el pionero en la fundación de misiones evangelizadoras en el suroeste de la isla en 1721, labor en la que le sucedió su hijo Paul ―quien publicó un diccionario y una gramática trilingües kalaallisut-danés-latín: Dictionarium grölandico-danico-latinum (1750) y Grammatica grönlandica danico-latina (1760). El colonialismo de Dinamarca hizo que el danés se convirtiera en la lengua de prestigio social y cultural en Groenlandia desde el siglo XVIII hasta mediados del siglo XX, y numerosos términos de esta lengua germánica penetraron en groenlandés (como palasi ‘sacerdote’ o kumoorn ‘buenos días’). Tras la aprobación de un estatuto de autonomía en 1979, Groenlandia logró la independencia total de Dinamarca en 2009, y desde ese momento el groenlandés se convirtió en el único idioma oficial de esta isla, empleado en la educación primaria, el lenguaje administrativo y los medios de comunicación locales.

 

 

Ortografía y pronunciación

 

Para su representación escrita, el groenlandés emplea una versión local del alfabeto latino, sistema de escritura genérico usado por todas las lenguas esquimales (aunque el dialecto inuktitut del norte de Canadá utiliza también un silabario). El originario alfabeto groenlandés ―introducido en Groenlandia a mediados del siglo XVIII por los misioneros dano-noruegos llegados a esta isla en labor evangelizadora― constituía una variedad del alfabeto danés adaptada a los sonidos de este dialecto inuit oriental. Mediante este sistema de escritura se publicó en groenlandés la primera muestra literaria de una lengua esquimal: Des alten Groenlands neue Perlustration (1742), un libro de viajes del luterano noruego Hans Egede. Durante la segunda mitad del siglo XVIII, los hermanos moravos contrubuyeron a la alfabetización de la población local mediante la fundación de misiones y la traducción de partes de la Biblia, aunque a diferencia de los religiosos luteranos procedentes de Dinamarca y Noruega se basaron en la ortografía del alemán.

 

En 1851, el misionero alemán Samuel Kleinschmidt publicó Grammatik der Grönländischen Sprache, en la que incluyó la primera estandarización del alfabeto groenlandés mediante la adición de cuatro símbolos que transcribían sonidos específicos de esta variedad inuit: una letra especial llamada kra (Κʻ / ĸ) con la que se representaba el sonido uvular [q] de la actual q (ej.: ĸáĸaĸqaqqaq ‘montaña’) y tres acentos que indicaban alargamiento fonético: circunflejo (◌̂) en vocales largas (ej.: nûknuuk ‘punta’), agudo (◌́) en vocales cortas que precedían a consonantes geminadas (ej.: nákarpoĸnakkarpoq ‘se hunde’) y grave (◌̀) o tilde (◌̃) para indicar simultáneamente vocal larga y consonante posterior geminada (ej.: ãmaaamma ‘de nuevo’). Mediante esta nueva ortografía, a mediados siglo XIX se publicaron los primeros periódicos en Groenlandia. El sistema de escritura de Kleinschmidt permaneció en uso hasta 1973, cuando una reforma basada en la pronunciación real de la lengua estableció el moderno empleo de la ortografía groenlandesa.

 

A continuación se ilustran las letras que componen el alfabeto groenlandés moderno y su correspondencia con los sonidos de la lengua que representan:

 

ALFABETO GROENLANDÉS

a

e

f

g

h

i

j

k

l

ll

m

n

ng

o

p

q

r

rn

s

t

u

v

a

e

f/v

ɣ/k

h

i

j

k

l

ɬ

m

n

ŋ

o

p

q

ʁ

ɴ

s

t

u

v

 

Aunque los dígrafos ll [ɬ], ng [ŋ] y rn [ɴ] se consideran combinaciones de dos grafemas, representan fonemas individuales del groenlandés. Las variantes alargadas de los anteriores sonidos (vocales largas y consonantes geminadas) se escriben como letras dobles: aa [aː], ee [eː], ii [iː], oo [oː], uu [uː], ff [fː], ggː], rr [χː], nng [ŋː], ts [ts]… Las letras danesas b [p], c [s], d [t], w [v], x [ks], y [i], z [z], æ [æ], ø [ø] y å [ɔ] aparecen únicamente en nombres propios daneses y palabras de origen extranjero (ej.: baaja ['paːja] ‘cerveza’).

 

La pronunciación vernácula de g en groenlandés es /ɣ/, aunque en términos extranjeros se articula como su correlato oclusivo [k] (ej.: Guuti ['kuːtsi] ‘Dios’). Delante de las consonantes uvulares /q/ y /ʁ/, las vocales altas /i/, /u/ presentan los alófonos medios [e], [o] (respectivamente), que se escriben como e, o (ej.: illu ‘casa’ → illoqarpoq ‘tiene una casa’). La vocal baja /a/ puede articularse igualmente como [æ] o [ɛ], aunque en este caso se representa por escrito como a. El único diptongo existente en groenlandés es [ai], que aparece siempre en posición final de palabra; el resto de combinaciones vocálicas se pronuncian como sílabas separadas. La consonante labiodental sonora /v/ se pronuncia [f] (y se escribe f) tras r (ej.: kaffisorfik ‘cafetera’). La oclusiva /t/ se pronuncia como su correlato alargado [ts] delante de la vocal palatal i. Los sonidos [f] y [h] (este último, distinto de la pronunciación dialectal de la s en groenlandés septentrional) aparecen únicamente en palabras de origen extranjero.

 

 

Morfología

 

Al igual que el resto de lenguas esquimal-aleutianas, el groenlandés posee una morfología polisintética, basada en la sufijación ordenada de numerosos morfemas derivativos y flexivos a bases léxicas (nominales y verbales) para dar lugar a “palabras-oración”, que expresan el significado de una cláusula completa (como qaqqaliarniarpunga ‘me gustaría pasear por las montañas’, término polisintético formado por la fusión progresiva de qaqqaq ‘montaña’, -liar ‘viajar’, -niar ‘desear’ y -punga ‘yo’). Sin embargo, se diferencia de otras variedades inuit por la ausencia de las categorías gramaticales de número dual y tiempo verbal. El orden de los constituyentes morfológicos en el interior de las “palabras-oración” groenlandesas responde al siguiente esquema:

 

tema

morfema flexivo

enclítico

base

morfema derivativo

(prefijo)

raíz (nominal / verbal)

 

Al igual que en el resto de variedades inuit, el único prefijo groenlandés es el pronombre anafórico ta- referido a un antecedente oracional (como en una ‘éste’ → taanna ‘éste último’). Los morfemas derivativos no son obligatorios, pero pueden aparecer hasta doce tras una base nominal o verbal. La posición final de enclítico, también opcional, está restringida a un máximo de tres partículas. La combinación ordenada de los anteriores elementos léxicos pueden dar lugar a palabras polisintéticas de longitud extrema como la siguiente (Fortescue, 1984):

nalunaarasuartaatilioqatigiiffissualiulersaaleraluallaraminngooqaasiit

‘se cuenta que estaban, como de costumbre, en conversaciones avanzadas para la creación de una estación telegráfica’

 

La derivación es el proceso de creación léxica más habitual en groenlandés (por ejemplo, a partir de la base nominal oqaq ‘lengua’ se forman términos derivados como oqaaseq ‘palabra’, oqaluppoq ‘habla’, oqaasilerisoq ‘lingüista’, oqaasilerissutit ‘gramática’, oqaluttualiortoq ‘escritor’, oqaloqatigiinneq ‘conversación’ o oqaatiginerluppaa ‘habla mal de él’). Entre los morfemas flexivos, las dos categorías gramaticales más productivas son las de caso nominal (absolutivo, ergativo, locativo, instrumental, ablativo, adlativo, prolativo, semblativo) y modo verbal (indicativo, subjuntivo, imperativo-optativo, gerundivo, interrogativo, causativo, condicional, contemporativo).

 

Los pronombres numerales (del 1 al 10) en el dialecto estándar groenlandés occidental son los siguientes: ataaseq, marluk, pingasut, sisamat, tallimat, arfineq, arfineq marluk, arfineq pingasut, qulingiluat, qulit.

 

 

Sintaxis

 

En consonancia con la tipología sintáctica general de las lenguas esquimales, el groenlandés posee un orden básico Sujeto-Objeto-Verbo dentro de la oración (ej.: Andap nanoq takuaa ‘Anda ve un oso’), aunque generalmente el primero no se expresa como un constituyente separado, sino como un morfema pronominal de doble concordancia personal sujeto-objeto añadido al verbo (como en arnaq asavaa ‘ama a la mujer’). Por otro lado, esta variedad inuit oriental muestra una alineación ergativo-absolutivo en la distribución de los constituyentes oracionales, de forma que el sujeto agente de los verbos transitivos (A) aparece marcado en caso ergativo, mientras que el sujeto de los verbos intransitivos (S) y el objeto de los transitivos (O) se indican en absolutivo (nominativo-acusativo), que es el caso nominal no marcado (compárese la estructura absolutiva angut sinippoq ‘el hombre duerme’ con la ergativa angutip asavaa ‘el hombre la ama’).

 

 

Texto ilustrativo

 

Nuussuarmi saassussisoqarnerata kingorna politiit takunnittussarsiorput

Angut arfininngormat unnukkut nalunaaqutaq qulinngulersoq angutinit inuusuttunit sisamanit najukkami Nuussuaq 17-mi saassunneqarpoq. Angutit taakkut sisamat eqqunngitsuliorfigineqartoq najugaani naapippaat, tassani persuttaalerput, angullu anglerlarsimaffimi silataani majuartarfiit sangoriaanni saassunneqarpoq.

Saassussinerup kingorna eqqunngitsuliorfigineqartoq ajoqusingaatsiaqqavoq, pinerluttuliortullu angutip najugaanit immiaaqqat puussiat pingasut cigaretsillu poortat pingasut tiguaat.

Nuummi politiit takunnittunit, saassussineq pillugu paasissutissaateqarnerusunik, imaluunniit angutinik taakkuninnga sisamanik ilisimannittunik tusagaqarusupput. Pasineqartut sisamat tamarmik kalaalerpaluttumik isikkoqarput, 20-illu sinnilaarlugit ukioqassangatinneqarlutik. Taakku tamarmik nasaasalinnik aamma teqqialinnik atisaqarput.

(Noticia local publicada el 14-03-2016 en Sermitsiaq, periódico groenlandés de Nuuk)



© www.linguasport.com

Página creada, diseñada y editada por Santiago Velasco