ARANDA

 

FICHA TÉCNICA

Nombre original

arrernte ['arənɖə]

Nombre español

aranda [a'randa]

Nombre inglés

Arrernte [ɑ'rɛrntǝ]

Filiación lingüística

familia australiana / rama pama-ñungana / grupo pama-ñungano / subgrupo arándico

Hablado en

Australia#

Número de hablantes

5.348 (2010)

Dialectos principales

alto aranda (aranda central, aranda oriental), alyawarre, anmatjirra, aranda occidental, antekerrepenhe, ayerrerenge, aranda meridional, bajo aranda

Sistema de escritura

alfabeto latino

Documentado desde

1880

Tipología sintáctica

S-O-V

° idioma nacional ¹ idioma oficial + dialecto # idioma minoritario † idioma extinto

 

Descripción

El aranda (o arrernte) pertenece al grupo pama-ñungano, subgrupo arándico, de las lenguas australianas. Bajo este término genérico se agrupa un continuo dialectal (o conjunto de dialectos afines) hablado por el grupo étnico aranda, que habita en Alice Springs y sus alrededores, en la región centro-meridional del Territorio del Norte. El arrernte es una de las escasas lenguas aborígenes de Australia cuya continuidad está garantizada, ya que se halla fuertemente arraigado en el sistema educativo local como parte de la identidad cultural del pueblo aranda. Existen incluso programas de radio y televisión locales en este idioma. En Alice Springs, en donde el 25 por ciento de la población posee el aranda como lengua materna, está considerado idioma co-oficial de facto junto con el inglés, ya que su empleo resulta habitual en los ámbitos administrativo (muchos documentos originales en inglés se traducen a este idioma local) y laboral (su conocimiento resuilta imprescindible para trabajar en numerosos establecimientos, especialmente en tiendas y centros dedicados a la cultura y las tradiciones del pueblo aranda, que constituyen un importante reclamo turístico de esta región).

 

Los principales dialectos locales que componen el aranda (junto con su número de hablantes y su distribución geográfica) son los siguientes:

alto aranda [1.554]: nombre genérico que engloba los dos dialectos que forman la variedad estándar de la lengua: aranda central (o Mparntwe arrernte), hablado únicamente en la ciudad de Alice Springs (Mparntwe en su denominación aborigen), y aranda oriental (o ikngerripenhe), en las comunidades aborígenes de Atitjere, Bonya, Amoonguna y Santa Teresa, situadas al este de Alice Springs.

alyawarre [1.860]: en el noreste de Alice Springs, en las pequeñas comunidades indígenas de Ammaroo, Epenarra, Alekarenge, Canteen Creek y Alpurrurulam y en la ciudad de Tennant Creek.

anmatjirra (o anmatyerre) [934]: en Ti Tree, Stirling, Laramba y Yuelamu, al noroeste de Alice Springs.

aranda occidental (akarre, tyuretye arrernte o arrernte alturlerenj) [1.000]: en Hermannsburg y Wallace Rockhole, al oeste de Alice Springs.

antekerrepenhe (o andegerebinha): dialecto extinto hablado antiguamente al noreste de Alice Springs, en Alpurrurulam y la región fronteriza del estado de Queensland.

ayerrerenge: variedad extinta hablada en la región comprendida entre Alpurrurulam y Mount Isa, en el oeste de Queensland.

aranda meridional (o pertame): dialecto extinto hablado antiguamente al sur de Alice Springs.

bajo aranda (o alenjerntarrpe): dialecto divergente hablado antiguamente en el río Finke, situado al sur de Alice Springs.

 

En contraste con el esquema fonológico de la mayoría de lenguas australianas, el aranda posee un sistema consonántico de gran complejidad: las oclusivas sordas [p], [t̪], [t], [ʈ], [c], [k], nasales [m], [n̪], [n], [ɳ], [ɲ], [ŋ], laterales [l̪], [l], [ɭ], [ʎ], vibrante [r] y aproximantes [w], [ɻ], [j], características de estas variedades aborígenes, se completan con series adicionales de oclusivas sonoras prenasalizadas [mb], [nd̪], [nd], [nɖ], [ɲɟ], [ŋɡ] y nasales preoclusivas [pm], [tn̪], [tn], [ʈɳ], [cɲ], [kŋ]); todos los anteriores sonidos, por otro lado, poseen correlatos velarizados (como [pw], [mbw], [nw], [tnw], [lw], [ɰ], [ɻw]…), lo que da lugar a un complejo sistema de 64 fonemas consonánticos. Por el contrario, el sistema vocálico del aranda presenta una sencillez extrema: únicamente posee dos fonemas de carácter distintivo, bajo /a/ y central /ə/ (aunque este último puede pronunciarse también [ɪ] o [ʊ] en función del contexto fonético y nunca puede aparecer en posición inicial de palabra). El acento prosódico recae en la primera sílaba que comience por consonante (compárese ayerneme [a'jəɳəmə] ‘envolver’ con yerneme ['jəɳəmə] ‘enviar’), aunque hay excepciones, como el propio nombre de la lengua (arrernte ['arənɖə]).

 

El aranda es una de las pocas lenguas aborígenes australianas que ha desarrollado un sistema de escritura unificado basado en el alfabeto latino. Desde las primeras publicaciones a finales del siglo XIX por parte de misioneros europeos fundamentalmente libros de texto para la enseñanza de conceptos básicos de lectura, escritura, matemáticas, geografía y religión a escolares arrernte, a los que siguieron diccionarios y gramáticas, la ortografía de la lengua ha experimentado sucesivas reformas. El moderno alfabeto aranda está compuesto por los siguientes 39 caracteres (letras individuales y dígrafos), junto con su pronunciación:

 

ALFABETO ARANDA

a

e

ey

h

i

k

kng

ngk

l

lh

ly

m

n

ng

nh

ny

p

pm

mp

r

a

ə

w

ɪ

k

kŋ

ŋɡ

l

ʎ

m

n

ŋ

ɲ

p

pm

mb

ɻ

rl

rn

rr

rt

rtn

rnt

t

th

tnh

nth

tn

nt

tny

nty

ty

u

w

we

y

 

ɭ

ɳ

r

ʈ

ʈɳ

nɖ

t

t

n

tn

nd

cɲ

ɲɟ

c

ʊ

w

ʊ

j

 

Los correlatos velarizados de las anteriores consonantes se representan mediante la adición de la letra -w (como en pw [pw], thw [t̪w], tnyw [cɲw], rrw [rw]). Por el contrario, cuando el sonido velar aproximante [w] corresponde a esta consonante individual, se transcribe mediante w o h (ej.: awethe [a'wət̪ə] ‘más’, ahentye [a'wəncə] ‘garganta’). Todas las palabras en aranda terminan en vocal, de forma que aquéllas originariamente acabadas en consonante (como anmatyerr, nombre del dialecto noroccidental) añaden una vocal epentética -e o -a (pronunciadas ambas como el sonido átono [ə]).

 

Al igual que otras lenguas australianas del grupo pama-ñungano, el aranda posee un sistema morfológico aglutinante, con numerosos sufijos que se añaden a una raíz léxica para expresar categorías gramaticales como caso nominal —nominativo/absolutivo (), ergativo (-le), acusativo (-nhe), genitivo (-kenhe), dativo (-ke), locativo (-le), instrumental (-mpele), comitativo (-le-arlenge), ablativo (-ntyele), esivo (-akerte), semblativo (-arteke), adlativo (-weme), causal (-ketye), abesivo (-kwenye)—, tiempo verbal —presente (-me), pretérito (-ke), futuro (-tyenhe)—, modo verbal —imperativo (), imperativo negativo (-tyale), cohortativo (-tyeke)—, modalidad oracional —negación (-tye-akenhe), énfasis (-aye), gran énfasis (-ewe), enorme énfasis (-eyewe)—, reflexividad (-lhe) y reciprocidad (-rre).

 

Los pronomres personales poseen formas específicas de número —singular (ej.: ayenge ‘yo’), dual (ej.: ilerne ‘nosotros [dos]’), plural (ej.: anwerne ‘nosotros [más de dos]’)— y caso —nominativo, acusativo (ej.: ayenge ‘me’), genitivo (ej.: atyenhe ‘mi’), dativo (ej.: atyenge ‘me’). Los pronombres duales y plurales establecen una distinción adicional de carácter social que divide a los individuos de una comunidad en grupos “sexuales” —hombres (upurla), mujeres (kngwarriya) y niños (kimarra)—, familiares y generacionales. Por ejemplo, el pronombre dual de primera persona ilerne ‘nosotros dos’ se emplea cuando el hablante y el oyente pertenecen a la misma generación; si pertenecen a generaciones distintas se usa la forma ilake, mientras que ilanthe se reserva para situaciones en las que forman parte de grupos sociales diferentes (como “hombre-mujer”, “hombre-niño” o “mujer-niño”). Los pronombres numerales del 1 al 3 son anyente, atherre y urrpetye; a partir del 4 se expresan mediante combinaciones de los anteriores (ej.: atherr-atherre ‘2-2’) o, más frecuentemente, se emplean los numerales del inglés (con su pronunciación original, a diferencia de otras lenguas australianas, que los adaptan fonéticamente).

 

La flexión verbal del aranda posee una estructura compleja. Los verbos están compuestos por una raíz léxica (que expresa el contenido semántico) y una serie ordenada de sufijos (que indican distintas categorías gramaticales), según el siguiente esquema:

RAÍZ VERBAL – sufijo derivativo – sufijo de temporalidad/direccionalidad relativa – sufijo aspectual – sufijo de concordancia de número – sufijo de modo de acción – sufijo temporal/modal/de modalidad oracional

Por ejemplo, el verbo angkerrintyalperleanerreperreme ‘(dos personas) suelen estar hablando la una con la otra mientras regresan (aquí)’ presenta el siguiente análisis morfológico:

            angke- ‘hablar’

            -rr <reciprocidad>

            -inty-alpe <simultaneidad-regreso>

            -rle-ane <aspecto progresivo>

            -rre <dual>

            -pe-rre <reiterativo-reduplicativo>

            -me <presente>

 

El orden sintáctico no marcado dentro de la oración es Sujeto-Objeto-Verbo (ej.: artwele akngwelye atweke ‘el hombre golpeó al perro’), aunque la riqueza del sistema morfológico del aranda posibilita una gran libertad en la disposición de los constituyentes oracionales, por lo que otras estructuras, como Objeto-Sujeto-Verbo o Sujeto-Verbo-Objeto, son también posibles. La tipología sintáctica de esta lengua australiana se caracteriza por el fenómeno de la ergatividad parcial, de forma que la alineación básica “ergativo-absolutivo” en oraciones con sintagmas nominales sustantivos se convierte en “nominativo-acusativo” cuando el sujeto y el objeto aparecen representados mediante pronombres. Véase los siguientes ejemplos:

(1) TIPOLOGÍA “ERGATIVO-ABSOLUTIVO”

artwe-Ø unte-me ‘el hombre corre’ (S-V)

artwe-le akngwelye-Ø atwe-keel hombre golpeó al perro’ (A-O-V)

artwe-Ø akngwelye-le uthne-keel perro mordió al hombre’ (O-A-V)

 (1) TIPOLOGÍA “NOMINATIVO-ACUSATIVO”

            ayenge-Ø unte-me ‘corro’ (S-V)

            the-Ø re-nhe atwe-ke ‘le golpeé’ (S-O-V)

            re-Ø ayenge-Ø atwe-ke ‘me golpeó’ (S-O-V)

En (1), el sustantivo artwe ‘hombre’ aparece marcado en caso absolutivo (mediante el sufijo nulo ) como sujeto de un verbo intransitivo y como objeto de otro transitivo, mientras que se expresa en caso ergativo (-le) como sujeto de un verbo transitivo. En (2), los pronombres ayenge ‘yo’ y re ‘él/ella’ mantienen su forma básica de nominativo en función de sujeto (aunque el primero posee la forma aberrante the como sujeto ergativo), pero adoptan el caso acusativo ( y -nhe, respectivamente) como objetos de oraciones transitivas.

 

Texto ilustrativo

[ANMATJIRRA]

Untyeye kwelaye. Kngerrepate mapele ileme itne kwele untyeye ketyeke alhemele. Itne untyeye keme, kngetyalpemele itne urele itetyenhenge ure alkngenthele aperrkirremele ampetyeke; untyeye arntape, iwenhekweye-kwenye, irrweltyekwenye, arntape ularte. Ure kngerre itemele itne arntape renhealkngentheke iweme ampetyeke. Ampekeliperre itne perrkirrekerle inemele iweme. Irrerntirremeleurrperlirreme. Kele imerte ikwerengentyele urrperle-l-irrekerle inemele, itne arrerneme apwerte athere-kerlekeathetyhenhenge. Ulpilemele nthurre, kele imerte itne peke arrerneme arntape arrpenhekerleke, utyene kerleke anteme arrernetyenhenge, utyene kngerre nhenge-ulkere-kerlekeuyerrelhiletyenhenge.

Arntape untyeye-kerte (Margaret Heffernan)

════════════════════════════════════

Vamos a hablar de la corteza de leitneria. Los ancianos comentan que van a ir a recoger la corteza de estos arbustos. La cortan, la traen y la ponen al fuego para que se queme y se convierta en carbón; eso es la corteza de leitneria, no un “como-se-llame”, no unas ramitas, tan sólo la corteza y nada más. Los ancianos la echan en enormes hogueras para que arda. Tras quemarse, sacan del fuego las que se han convertido en brasas. Cuando se enfrían se vuelven negras. Los ancianos cogen las cortezas ennegrecidas y las muelen en una piedra. A continuación, esparcen el fino polvo resultante encima de otras cortezas, que ya están listas para aplicarse a las heridas. Estas cortezas de leitnerias harán que heridas como ésta desaparezcan.

Acerca de la corteza de leitneria (tradición popular aranda narrada por Margaret Heffernan)



© www.linguasport.com

Página creada, diseñada y editada por Santiago Velasco