RUKAI

 

FICHA TÉCNICA

Nombre original

lrekay ['ɭekai] / 魯凱語 ['lukʰai yː]

Nombre español

rukai ['rukai]

Nombre inglés

Rukai ['rukaɪ]

Filiación lingüística

familia austronesia > grupo formosiano

Hablado en

China#

Número de hablantes

10.500 (2010)

Dialectos principales

budai, labuan, tanan, mantauran, maga, tona

Sistema de escritura

alfabeto latino / escritura china (logografía)

Documentado desde

Tipología sintáctica

V-O-S

° idioma nacional ¹ idioma oficial + dialecto # idioma minoritario † idioma extinto

 

Descripción

El rukai pertenece al grupo formosiano de las lenguas austronesias. Representa el idioma materno de un grupo étnico indígena de Taiwán que habita en la región centro-meridional de esta isla del sureste de China (en la región fronteriza entre los condados de Kaohsiung, Taitung y Pingtung). El rukai es una de las lenguas formosianas más antiguas ―se piensa que se escindió del originario proto-austronesio hacia el año 3000 a.C.―, por lo que presenta un alto grado de divergencia lingüística, no sólo con otras variedades indígenas taiwanesas sino incluso entre sus propios dialectos: en función de criterios fonológicos y léxicos, se distinguen las siguientes seis variedades regionales de rukai: budai (霧台) ―dialecto estándar― y labuan (大武), hablados en el distrito de Wutai, situado en el noreste de Pingtung; tanan (大南), hablado en el distrito de Peinan (en el oeste de Taitung); mantauran (萬山), maga (茂林) y tona (多納), en el distrito montañoso de Maolin (en el sureste de Kaohsiung).

 

Históricamente, el rukai se ha representado mediante los caracteres chinos tradicionales del taiwanés, aunque en la actualidad se emplea el alfabeto latino como sistema de escritura habitual. El alfabeto rukai está compuesto por los siguientes caracteres (junto con su pronunciación):

 

ALFABETO RUKAI

a

b

c

d

dh

dr

e

g

h

i

k

l

lr

m

n

ng

o

p

r

s

t

th

u

v

w

y

'

a

b

ts

d

ð

ɖ

ə

ɡ

h

i

k

l

ɭ

m

n

ŋ

o

p

r

s

t

θ

u

v

w

j

Ɂ

 

Cuando una palabra acaba en consonante, se añade una vocal paragógica que puede ser i, e, u (ej.: ungul ‘beber’ waungulu ‘bebe’). El rukai es una de las lenguas austronesias de Taiwán con mayor número de fonemas: 23 consonantes y cuatro vocales (con formas cortas y largas). Ello se debe a que ha conservado gran parte de los sonidos originarios del proto-austronesio, al igual que el paiwan, otra variedad formosiana con la que presenta una gran afinidad.

 

Al igual que el resto de idiomas austronesios, el rukai es una lengua aislante que posee un sistema morfológico reducido: no existen morfemas flexivos que indiquen las categorías gramaticales, aunque sí distintas partículas funcionales. Los pronombres numerales del 1 al 10 son: eaea, dho'a, tolro, 'epate, lrima, eneme, pito, valro, vangate, mamangele.

 

El orden sintáctico básico dentro de la oración es Verbo-Objeto-Sujeto (ej.: akuli ka acilai ‘el agua se congeló’, en donde ka es una partícula que señala el caso nominativo de acilai ‘agua’; wamalra ku lahana ka Balenge ‘Balenge cogió flores’, en donde la partícula ku selecciona el acusativo hana ‘flor’). El rukai se diferencia del resto de lenguas indígenas de Taiwán por no ajustarse a la llamada alineación austronesia, una tipología sintáctica que combina rasgos de las alineaciones “nominativo-acusativo” y “ergativo-absolutivo” para establecer el orden sintáctico de los constituyentes oracionales en función de los papeles temáticos asignados por el verbo (agente, experimentante o locativo). En su lugar, posee un doble sistema de voz que selecciona el foco temático de la oración mediante determinados prefijos verbales (u-/w- para la voz activa, que establece un foco agente en posición final de nominativo, y ki- para la voz pasiva, que selecciona un foco paciente en esta posición). Compárese las siguientes oraciones:

(1) w-a-kane ku babui ka cumai [VOZ ACTIVA]

(2) ki-a-kane ki cumai ka babui [VOZ PASIVA]

Ambas poseen el mismo significado básico: ‘el oso (cumai) se comió un jabalí (babui)’; pero mientras que en (1) el verbo selecciona un foco agente, papel semántico desempeñado por el sujeto cumai, en (2) el prefijo ki- asigna un foco paciente, que corresponde al sujeto de la oración pasiva (babui), mientras que el complemento agente aparece marcado mediante la partícula ki.

 

Texto ilustrativo

[BUDAI]

“Lrekay” ka acini na sakabane. “Lrekay” ama ko imini tayanini pa'abowale. Ko imini ka ma'agae ka egeege dida'ane amiya. “Lrekay” amani ko Swalrekay ko acini. 'Iyakay egeege cekecekele ka kacaysyane amiya. Ana Swalrekay ko sya'onga ka wasobili na baka amiya nakay apobaka. Silikay ikay ni nakay tabelengane si dida'ane ka, ako lawmoma ka syalikay Taengelane nakay tacekecekelane, la kadradradrao na cwao. Ko sikacini si sasyakaini na ma'aka vaiyanenga ka lapabaythi'i. Lakyakay na sikacini si tacekecekelane na ma'aka dodwapenga nido pa'apapace mya. Lasilikay dryane dwalamane'e aela tacekecekelane ko lawcocaw mwa nakay sesane Kongadavane. Na cekele si cekele ka la'angi paytha tacekecekelanini na ma'aka dodwapenga, amiya na koka. Kikay tacekecekelane ko tongosini ka lasidwoape nakay kokaini na ma'aka dodwapenga. Kamani ko ma'agagaenga wameamece nakay cekelini. Na sakabane si sakabanee ka mamaw ko ta'acwawaini lapakainoinowane ma'owane ta'aese.

Ngwa tacengele na Swalrekay

════════════════════════════════════

“Rukai” es el nombre de un grupo étnico. Los “rukai” habitan en las montañas. En esta lengua indígena, “rukai” significa ‘habitante de las montañas’. Los ancianos rukai cuentan la historia de nuestro pueblo desde la creación del mundo. Nuestros antepasados pertenecían a la tribu taengelane. A medida que el grupo se fue haciendo más numeroso, y con el cambio de estilo de vida a través del tiempo, varios miembros formaron la tribu dona, que comenzó a distribuir el trabajo entre las distintas comunidades. De esta forma, surgieron los jefes de las diferentes tribus, que vivieron desde entonces en paz y armonía.

Conociendo a los rukai (concurso de redacción y lectura de lenguas indígenas del gobierno de Taiwán)



© www.linguasport.com

Página creada, diseñada y editada por Santiago Velasco