MARSHALÉS

 

FICHA TÉCNICA

Nombre original

kajin ajeļ ['kɑ͡æzʲinʲ 'mˠɑzʲɛ͡ʌɫ]

Nombre español

marshalés [marʃa'les]

Nombre inglés

Marshallese [mɑrʃə'liːz]

Filiación lingüística

familia austronesia > grupo malayo-polinesio > rama centro-oriental > grupo oriental > subgrupo oceánico > subrama oceánica centro-oriental > grupo micronesio

Hablado en

Islas Marshallº¹

Número de hablantes

65.000 (2010)

Dialectos principales

rālik, ratak

Sistema de escritura

alfabeto latino

Documentado desde

finales s. XIX

Tipología sintáctica

S-V-O

° idioma nacional ¹ idioma oficial + dialecto # idioma minoritario † idioma extinto

 

Descripción

El marshalés (o ebon) pertenece al grupo malayo-polinesio, rama centro-oriental, de las lenguas austronesias. Representa, junto con el inglés, el idioma oficial en las Islas Marshall, estado insular situado en la Micronesia. Dado que la práctica totalidad de su población (el 92 por ciento) lo posee como lengua materna de uso habitual, el marshalés se considera el idioma nacional de facto en este archipiélago del Pacífico (aunque el inglés se emplee mayoritariamente en los ámbitos académico, informativo y administrativo). Existen dos dialectos principales de esta lengua: rālik (variedad estándar hablada en las islas occidentales del archipiélago de Marshall) y ratak (en las islas orientales). Ambos difieren léxicamente pero resultan mutuamente inteligibles; su principal diferencia radica en el tratamiento de las consonantes dobles en posición inicial de palabra: mientras que el dialecto rālik añade una vocal protética delante de la consonante, la variedad ratak inserta una vocal epentética en el interior del grupo (por ejemplo, la palabra kkure ‘juego’ se convierte en ukkure en rālik y kukure en ratak).

 

Pese a ser una lengua de tradición oral, en la actualidad el marshalés emplea para su representación escrita una variedad del alfabeto latino desarrollada a finales del siglo XIX por los primeros misioneros católicos que llegaron a las Islas Marshall. El moderno alfabeto marshalés está compuesto por las siguientes 24 letras (junto con su pronunciación):

 

ALFABETO MARSHALÉS

a

ā

b

d

e

i

j

k

l

ļ

m

n

ņ

o

ō

p

r

t

u

ū

w

ɑ

æ

ɛ

i

k

ɫ

ŋ

ɔ

ɒ

ʌ

u

ɯ

w

 

Las vocales largas y las consonantes geminadas se representan mediante grafías dobles (ej.: jaab ‘no’, ekkatak ‘estudiar’). El sistema fonológico del marshalés destaca por su amplio repertorio de sonidos. Cada una de las consonantes experimenta algún tipo de articulación secundaria: palatalización, velarización o labialización (indicada esta última mediante dígrafos formados por la adición de una w a la consonante en cuestión, como en bw /bˠʷ/, dw /rˠʷ/, kw /kʷ/, ļw /ɫʷ/, m̧w /mˠʷ/, ņw /nˠʷ/, n̄w /ŋʷ/, rw /rʷ/). La consonante j, que corresponde a la oclusiva sorda palatalizada /tʲ/, se pronuncia como su correlato sonoro [zʲ] en posición intervocálica. Las aproximantes /j/ y /ɰ/ pueden aparecer como semiconsonantes delante de una vocal, pero no se representan por escrito. Los cuatro fonemas vocálicos básicos (/ɨ/, /ɘ/, /ɜ/, /a/) experimentan un proceso de diptongación cuando aparecen entre dos consonantes con distinta articulación secundaria (por ejemplo, jok ‘tímido’, que equivale fonológicamente a /tʲɜkʷ/, se pronuncia [tʲɛ͡ɔkʷ]). Las vocales palatales e, i en posición inicial de palabra se articulan precedidas por la semiconsonante [j].

 

Al igual que el resto de lenguas austronesias, el marshalés posee una morfología aislante, carente de elementos flexivos que indiquen las categorías gramaticales de caso, género, número o tiempo (aunque existen distintas partículas fijas que pueden expresar estos conceptos). Los procedimientos de creación léxica más habituales son la composición (ej.: m̧ōn ‘casa’ + m̧ōn̄ā ‘comer’ → m̧ōn m̧ōn̄ā ‘restaurante’), la derivación (ōrō ‘asesino’ → ōrōik ‘asesinar’) y la reduplicación total o parcial (an ‘golpear’ → m̧anm̧an ‘golpearse’). Los pronombres numerales del 1 al 10 son: juon, ruo, jilu, emān, ļalem, jiljino, jimjuon, ralitōk, ratimjuon, jon̄oul. El orden sintáctico básico dentro de la oración es Sujeto-Verbo-Objeto (ej.: rōnaaj kōm̧m̧an juon wa ‘construirán un barco’).

 

Texto ilustrativo

Jabōt ej juōn men in Lan̄lōn̄

Jān Eļtōr Russell  M. Nelson

Jān Doulul eo an Jon̄oulruo Rijilōk ro

Ewi wāween am̧ maron̄ kalikkar bwe m̧wilūm̧ ilo raan in Jabōt enaaj tōlļo̧k eok n̄an lan̄lōn̄ im lem̧ōņōņō?

Ro jeiū im jatū jitenbōro, raan in kweiļo̧k kein ruo rekanooj aibojooj. Em̧ōj kōperan kōj kōn al ko rejetōbtōb im jar ko reaibojooj. Em̧ōj kōketak jetōb ko ad kōn ennaan ko kōn meram im m̧ool. Ilo Jabōt in Ijtō in, jej bar kuk ippān doon im kwaļo̧k kam̧m̧olool n̄an Anij kōn juon rikanaan!

Kajjitōk eo n̄an kōj kajjojo ej: kōn ta eo em̧ōj aō ron̄ im kar en̄jaake ilo kweiļo̧k in, ewi wāween aō naaj oktak? Jekdo̧o̧n uwaak ta eo am̧, ij barāinwōt kūr eok n̄an ettale en̄jaake ko am̧ kōn, im m̧wilūm kōn, raan in Jabōt. Elukkuun itok limoiū kōn naan ko an Aiseia, eo eaar likūt raan in Jabōt “men in Lan̄lōn̄.” Kiiō ij kajjitōkin iō make, raan in Jabōt ej ke lukkuun juon men in lan̄lōn̄ n̄an kwe im n̄a?

Iaar m̧oktaka en̄jaake lan̄lōn̄ in ilo Jabōt elōn̄ iiō ko rem̧ootļo̧k ke, āinwōt juon rim̧wijm̧wij eo epoub, raan in Jabōt eaar erom juon raan in kemour. Ilo jemļo̧k in juon wiik, pā ko peiū raar metak itok jān aō kwaļ kōn soap, dān, im juon būraj in karreo. Iaar aikuj juon iien kakkije jān eddo in jerbal eo aō epen. Raan in Jabōt eaar iien eo wōt imaron̄ kakkije.

Nan in Kwalok Eo An Lal in Kin Maron Ko An Armij

════════════════════════════════════

El Sabbath es una delicia

Por el hermano Russell M. Nelson

Del Cuórum de los Doce Apóstoles

¿Cómo puedes asegurarte de que tu comportamiento durante el Sabbath te conducirá a la alegría y el regocijo?

Queridos hermanos y hermanas, estos dos días de conferencia han sido gloriosos. Hemos sido elevados por música inspiradora y oraciones elocuentes. Nuestros espíritus han sido reconfortados por mensajes de luz y verdad. ¡En este Domingo de Pascua, de nuevo damos las gracias al profeta Dios de forma unida y sincera!

La pregunta para cada uno de nosotros es: tras lo que he escuchado y sentido durante esta conferencia, ¿cómo voy a cambiar? Sea cual sea tu respuesta, permíteme que te invite a examinar tus sentimientos y tu comportamiento durante el Sabbath. Estoy intrigado por las palabras de Isaías, que consideró el Sabbath “una delicia”. Sin embargo, me pregunto si este día de reposo es realmente un placer para vosotros y para mí.

La primera vez que encontré placer en el Sabbath fue hace muchos años cuando, siendo un cirujano ocupado, sabía que era un día destinado a la curación personal. Al final de cada semana, mis manos estaban doloridas de tanto frotarlas con agua, jabón y un cepillo de púas. También necesitaba un respiro para descansar de una profesión tan exigente. El domingo me proporcionaba ese alivio tan necesario.

(Conferencia publicada en el portal de The Church of Jesus Christ of Latter-Day Saints en abril de 2015)



© www.linguasport.com

Página creada, diseñada y editada por Santiago Velasco