NIUEANO

 

FICHA TÉCNICA

Nombre original

vagahau Niuē [va'ŋahau niu'eː]

Nombre español

niueano [niue'ano]

Nombre inglés

Niuean [nju'eɪən]

Filiación lingüística

familia austronesia > grupo malayo-polinesio > rama centro-oriental > grupo oriental > subgrupo oceánico > subrama oceánica centro-oriental > grupo oceánico central > subgrupo Pacífico centro-oriental > grupo polinesio

Hablado en

Niueº¹, Islas Cook#, Nueva Zelanda#, Tonga#

Número de hablantes

8.000 (2010)

Dialectos principales

motu, tafiti

Sistema de escritura

alfabeto latino

Documentado desde

1846

Tipología sintáctica

V-S-O

° idioma nacional ¹ idioma oficial + dialecto # idioma minoritario † idioma extinto

 

Descripción

El niueano (o niveano) pertenece al grupo malayo-polinesio, rama centro-oriental, de las lenguas austronesias. Representa, junto con el inglés, el idioma oficial de la isla polinesia de Niue. Dado que la práctica totalidad de su población (el 97 por ciento) lo posee como lengua materna, el niueano se considera el idioma nacional de facto en esta isla del Pacífico (aunque el inglés se emplee mayoritariamente en la comunicación oficial y en los ámbitos académicos e informativos). En las Islas Cook, Nueva Zelanda y Tonga existen igualmente importantes comunidades de hablantes de esta lengua (en realidad, en estos territorios hay más hablantes de niueano que en la propia Niue). Existen dos dialectos regionales de este idioma, motu (variedad estándar de la lengua hablada en la mitad norte de Niue) y tafiti (en el sur de esta isla), que se diferencian fundamentalmente en el léxico (por ejemplo, la palabra “guaba” equivale a kautoga en motu y lala en tafiti) y en la ortografía (haloka ‘charlar’ en el dialecto estándar frente a āloka en tafiti). El niueano presenta una gran afinidad lingüística con el tongano (idioma polinesio hablado en Tonga), aunque también ha recibido una considerable influencia gramatical del samoano (otra variedad polinesia del archipiélago de Samoa).

 

Aunque el niueano es una lengua de tradición oral, para su representación escrita se utiliza una variedad del alfabeto latino basada en la ortografía del samoano, que fue desarrollada a mediados del siglo XIX por los primeros misioneros occidentales que llegaron a esta remota isla polinesia procedentes de Samoa. El primer testimonio escrito en esta lengua es una traducción de la Biblia (Ko e Tohi Tapu) publicada en 1846. Tras varias reformas, a mediados del siglo XX se estandarizó el moderno alfabeto niueano, que consta de las siguientes 17 letras (junto con su pronunciación):

 

ALFABETO NIUEANO

a

e

i

o

u

f

g

h

k

l

m

n

p

t

v

r

s

a

e

i

o

u

f

ŋ

h

k

l

m

n

p

t

v

r

s

 

Los correlatos largos de las cinco vocales básicas se indican mediante el diacrítico superior macrón (ej.: fufū ‘esconder’). La consonante t se pronuncia [s] delante de las vocales palatales e, i (excepto en préstamos de otras lenguas posteriores a este cambio fonético, como telefoni ‘teléfono’), mientras que r y s aparecen únicamente en palabras de origen extranjero. A diferencia del tongano, el niueano carece del sonido glotal [ʔ], que se ha asimilado a la vocal siguiente (por ejemplo, tau ‘año’ es el equivalente del tongano ta'u).

 

Las sílabas del niueano se caracterizan por contener como máximo una consonante (siempre en posición inicial) y acabar en vocal o diptongo. Los grupos consonánticos de préstamos léxicos se separan mediante una vocal epentética (como la u en tuleketā, del inglés tractor). El acento prosódico recae habitualmente en la penúltima sílaba de las palabras patrimoniales, aunque se desplaza a la última sílaba si ésta contiene una vocal larga.

 

Al igual que el resto de lenguas polinesias, el niueano posee una morfología aislante, carente de elementos flexivos que indiquen las categorías gramaticales de caso, género, número o tiempo (aunque existen distintas partículas fijas que pueden expresar estos conceptos). Los procedimientos de creación léxica más habituales son la composición (ej.: vaka ‘canoa’ + lele ‘volar’ → vakalele ‘avión’), la derivación (ej.: ako ‘aprender’ → fakaako ‘enseñar’, helehele ‘cosechar’ → heleheleaga ‘cosecha’) y la reduplicación total o parcial (ej.: molo ‘comprimir’ → molomolo ‘seguir comprimiendo’, gau ‘masticar’ → gagau ‘morder’, molū ‘suave’ → molūlū ‘muy suave’).

 

Los pronombres personales establecen una triple distinción de número ―singular (ej.: koe ‘tú’), dual (ej.: mua ‘vosotros dos’), plural (ej.: mutolu ‘todos vosotros’)― y una cuádruple distinción de persona ―primera inclusiva (ej.: taua ‘nosotros dos (tú y yo)’), primera exclusiva (ej.: maua ‘nosotros dos (yo y otro distinto de ti)’), segunda (ej.: koe ‘tú’), tercera (ej.: ia ‘él/ella’). Los pronombres numerales del 1 al 10 son: taha, ua, tolu, fa, lima, ono, fitu, valu, hiva, hogofulu. Entre el numeral y el nombre cuantificado se inserta la partícula e (ej.: tolu e poko ‘tres habitaciones’).

 

El orden sintáctico básico dentro de la oración es Verbo-Sujeto-Objeto (ej.: moua e Latoa e tapulu kula ‘Latoa encontró un vestido rojo’, en donde la primera partícula e corresponde a la marca de caso agente del sujeto Latoa y la segunda al artículo determinado del sustantivo tapulu ‘vestido’; hafagi e gutuhala ‘abre la puerta’; nofo au i Papakura ‘vivo en Papakura’).

 

Texto ilustrativo

Tau Fakamoli a Iehova—Ko Hai a Mautolu?

O mai a mautolu he tau motu mo e tau vagahau kehekehe, ka e tatai e tau foliaga. Mua atu, manako a mautolu ke fakaheke a Iehova, ko e Atua he Tohi Tapu mo e Tufuga he tau mena oti kana. Eketaha a mautolu ke fifitaki a Iesu Keriso ti matalahi ke ui ko e tau Kerisiano. Igatia a mautolu mo e fakaaoga tumau e magaaho ke lagomatai e tau tagata ke iloa e Tohi Tapu mo e Kautu he Atua. He tutala a mautolu hagaao ki a Iehova ko e Atua mo e haana Kautu, kua iloa a mautolu ko e Tau Fakamoli a Iehova.

════════════════════════════════════

¿Quiénes somos los testigos de Jehová?

Somos personas de distintos países, culturas y lenguas que tenemos los mismos objetivos. Sobre todo, queremos honrar a Jehová, el Autor de la Biblia y el Creador del universo. También nos esforzamos por imitar a Jesucristo y consideramos un gran privilegio llamarnos cristianos. Cada uno de nosotros dedica tiempo a ayudar a la gente a aprender más sobre la Biblia y el Reino de Dios. Como damos testimonio acerca de Jehová Dios y su Reino, se nos conoce como testigos de Jehová.

(Presentación en niueano de la organización mundial Jehovah’s Witnesses)



© www.linguasport.com

Página creada, diseñada y editada por Santiago Velasco