TUVALUANO

 

FICHA TÉCNICA

Nombre original

tūvalu [tuː'valu]

Nombre español

tuvaluano [tuβa'lwano]

Nombre inglés

Tuvaluan [tuvə'luən]

Filiación lingüística

familia austronesia > grupo malayo-polinesio > rama centro-oriental > grupo oriental > subgrupo oceánico > subrama oceánica centro-oriental > grupo oceánico central > subgrupo Pacífico centro-oriental > grupo polinesio

Hablado en

Tuvaluº¹

Número de hablantes

10.000 (2010)

Dialectos principales

tuvaluano meridional, tuvaluano septentrional

Sistema de escritura

alfabeto latino

Documentado desde

mediados s. XIX

Tipología sintáctica

V-S-O

° idioma nacional ¹ idioma oficial + dialecto # idioma minoritario † idioma extinto

 

Descripción

El tuvaluano pertenece al grupo malayo-polinesio, rama centro-oriental, de las lenguas austronesias. Representa, junto con el inglés, el idioma oficial en el archipiélago polinesio de Tuvalu, en donde el 96 por ciento de la población lo posee como lengua materna (motivo por el que se considera el idioma nacional de identidad cultural en este archipiélago). Pese a que en cada una de las islas que forman este estado del Pacífico central se habla un dialecto distinto de tuvaluano, todos ellos resultan mutuamente inteligibles y se pueden agrupar en dos variedades regionales: tuvaluano meridional (dialecto estándar de la lengua hablado en Vaitupu, Nukufetau, Funafuti y Nukulaelae) y tuvaluano septentrional (en las islas de Nanumea, Niutao, Nanumaga y Niulakita). Los escasos habitantes del atolón de Nui tienen como idioma materno el gilbertés (lengua micronesia hablada en Kiribati). Este último y el samoano han sido históricamente los dos idiomas austronesios que más han influido en el vocabulario del tuvaluano, aunque en la actualidad el inglés es la principal fuente de préstamos léxicos, con términos adaptados al sistema fonológico y silábico de la lengua (ej.: komipiuta ‘ordenador’, pasi ‘autobús’, motokā ‘coche’).

 

Pese a ser una lengua de tradición oral, en la actualidad el tuvaluano emplea para su representación escrita una variedad del alfabeto latino desarrollada en la década de 1860 por los primeros misioneros cristianos que llegaron a Tuvalu procedentes de Samoa. El moderno alfabeto tuvaluano está formado por las siguientes 16 letras (junto con su pronunciación):

 

ALFABETO TUVALUANO

a

e

f

g

h

i

k

l

m

n

o

p

s

t

u

v

a

ɛ

f

ŋ

h

i

k

l

m

n

ɔ

p

s

t

u

v

 

Las cinco vocales básicas poseen correlatos largos de carácter fonológico contrastivo que se indican ortográficamente mediante el diacrítico superior macrón o su forma doble (ej.: tagata ‘hombre’ vs. tāgata ‘hombres’). Destaca la ausencia en tuvaluano de las consonantes oclusivas sonoras [b], [d], [ɡ], asimiladas a sus respectivos correlatos sordos [p], [t], [k]. Algunos dialectos septentrionales convierten en [h] el sonido [s] de la variedad estándar meridional (por ejemplo, el numeral tasi ‘uno’ se pronuncia tahi). A diferencia de otras lenguas polinesias, el tuvaluano presenta consonantes geminadas ―transcritas mediante un apóstrofo anterior o su forma doble― producto de la reduplicación de sílabas y posterior desaparición de la vocal átona intermedia (como en popono ‘cerrar’ > 'pono o te tagata ‘el hombre’ > ttagata). La combinación de longitud vocálica y reduplicación consonántica da lugar a series de palabras como kaiga ‘basura’ ― kāiga ‘familia’ ― 'kaiga ‘comida’.

 

La estructura silábica del tuvaluano es la típica dentro del grupo polinesio: una consonante opcional en posición inicial (simple o geminada) y una vocal obligatoria en posición final (corta o larga). No existen diptongos en la lengua, por lo que cualquier combinación de vocales se pronuncia como dos sílabas separadas (ej.: lelei (le-le-i) ‘bueno’). El acento prosódico recae habitualmente en la penúltima sílaba de las palabras patrimoniales (ej.: fulu ‘anzuelo’), aunque se desplaza a la última si ésta contiene una vocal larga (ej.: fu ‘gripe’).

 

Al igual que el resto de lenguas polinesias, el tuvaluano posee una morfología aislante, carente de elementos flexivos que indiquen las categorías gramaticales de caso, género, número o tiempo (aunque existen distintas partículas fijas que pueden expresar estos conceptos). Los procedimientos de creación léxica más habituales son la composición (ej.: fale ‘casa’ + tapu ‘sagrado’ → faletapu ‘iglesia’), la derivación (ej.: aogā ‘útil’ → fakaaogā ‘usar’, tafao ‘jugar’ → tafaonga ‘juego’) y la reduplicación total o parcial (ej.: fāno ‘ir’ → fānofāno ‘viajar’, fakaoso ‘provocar’ → fakaosooso ‘tentar’). La posesión se expresa mediante pronombres que preceden al nombre (ej.: toku tamana ‘mi padre’) o las partículas a/o insertadas entre lo poseído y el posesor, la primera con elementos “alienables”, producto de la acción transitiva del posesor (ej.: te tama a Penaia ‘el hijo de Penaia’), y la segunda con elementos “inalienables” que forman parte natural de él (ej.: te fale o Penaia ‘la casa de Penaia’). Los pronombres numerales del 1 al 10 son: tasi, lua, tolu, , lima, ono, fitu, valu, iva, agafulu. Entre el nombre cuantificado y el numeral se inserta la partícula e (ej.: vaka e tolu ‘tres canoas’),

 

El orden sintáctico básico dentro de la oración es Verbo-Sujeto-Objeto (ej.: ne 'futi nē Penaia te ika tēlā ‘Penaia pescó ese pez’, en donde es la partícula ergativa que acompaña al agente Penaia), aunque Sujeto-Verbo-Objeto también resulta posible en oraciones en las que se enfatiza el agente (ej.: Penaia ne 'futi te ika tēlā), así como Verbo-Objeto-Sujeto en estructuras oracionales ergativas (ej.: ne 'futi te ika tēlā nē Penaia).

 

Texto ilustrativo

Kaiā e 'tau o fai taku faitioga?

Ko te faiga o faitioga se auala tāua ko te mea ke tai fai aka faka'lei a tulaga o matagaluega. Te lasiga o tino kola e fakaaogā ne latou a matagaluega kola ne fai olotou faitioga ne fai mai latou se manako ko te mea tela ne 'tupu ki a latou ke 'tupu ki nisi tino. Ko tino kola e fakaaogā ne latou a matagaluega e lavea ne latou te fesoasoani kafai ne amanaia te mea ne 'tupu kia latou fakatasi mo te fakamatalaga mo te fakatoesega. Te lasiga foki o fakapotopotoga e lavea ne latou te fesoasoani ke iloa atu a manava'se o tino ko te mea ke gasuesue o galue ki ei. I nisi taimi e mafai o fakamafuli faiga o gāluega fai mo te fakatokaga o matagaluega kola ka aogā ki nisi tino. A tino kola e fakaaogā ne latou a matagaluega e lagona foki ne latou te fesoasoani i auala kola e faigina ne te fakapotopotoga o tai fai faka'lei a lotou matagaluega.

Te Kōmesina o te Ola Lei mo te Sē Katoatoa

════════════════════════════════════

¿Por qué hacer una reclamación?

Hacer una reclamación es un valioso método para mejorar la calidad de los servicios. La mayoría de los consumidores que hacen una reclamación afirma que no quieren que les suceda a otros lo que les sucedió a ellos. Normalmente, a los consumidores les ayuda que se admita lo que sucedió, así como recibir una explicación y una disculpa. A la mayoría de los proveedores les resulta útil conocer el problema del consumidor en cuestión, lo cual les permite emprender acciones para solucionarlo. En ocasiones, la reclamación puede originar cambios en la práctica y en la forma en que se prestan los servicios, lo cual beneficiará a otros consumidores. Los consumidores consideran de gran ayuda oír qué acciones va a efectuar el proveedor para mejorar el servicio.

Comisionado de Salud y Discapacidad (información en tuvaluano publicada por el Health and Disability Commissioner (HDC) de Nueva Zelanda)



© www.linguasport.com

Página creada, diseñada y editada por Santiago Velasco