MADURÉS

 

FICHA TÉCNICA

Nombre original

basa Madhura / بَهاسَ مَدورا ['basa ma'tʰura]

Nombre español

madurés [madu'res]

Nombre inglés

Madurese [mɑ'riːz]

Filiación lingüística

familia austronesia > grupo malayo-polinesio > rama occidental > subgrupo sunda-sulawesi > rama sonda > grupo malayo-sumbawano > subgrupo madurés

Hablado en

Indonesia#

Número de hablantes

15.000.000 (2010)

Dialectos principales

bangkalan, sampang, pamekasan, sumenep, sapudi, bawean

Sistema de escritura

alfabeto latino / alfabeto árabe (abyad)

Documentado desde

s. XVIII

Tipología sintáctica

S-V-O

° idioma nacional ¹ idioma oficial + dialecto # idioma minoritario † idioma extinto

 

 

Descripción

El madurés pertenece al grupo malayo-polinesio, subgrupo sunda-sulawesi, de las lenguas austronesias. Se habla en la isla de Madura, situada en la costa nororiental de Java y perteneciente a la provincia de Java Oriental, así como a lo largo de distintas islas de los alrededores (Sapudi, Kangean, Pasuruan, Surabaya, Malang, Banyuwangi, Bawean y Masalembu). Existen diferentes dialectos locales de madurés: bangkalan, sampang, pamekasan, sumenep (variedades habladas en las regencias homónimas de la isla de Madura, entre las cuales el dialecto sumenep está considerado como la variedad estándar de la lengua), sapudi, bawean (variedades habladas en las islas homónimas). En las islas Kangean se habla un originario dialecto del madurés llamado precisamente kangean, aunque presenta un grado de divergencia tal que en la actualidad se considera una lengua distinta.

 

A lo largo de su historia, el madurés ha recibido una enorme influencia lingüística y cultural del javanés y el malayo ―lenguas predominantes en el llamado “archipiélago de la Sonda” (Sumatra, Java, Borneo y Célebes) del sureste de la península de Malaca―, como se demuestra en su sistema de registros lingüísticos, que selecciona distintas formas nominales y verbales para reflejar circunstancias como el nivel sociocultural, la jerarquía profesional y el tratamiento respetuoso entre los interlocutores.

 

Históricamente, el madurés ha empleado distintos sistemas de escritura para su representación gráfica: una variedad local del alfasilabario javanés llamada carakan, una variante javanesa del alfabeto árabe conocida como pegon (que se diferencia por el empleo de signos vocálicos) y el alfabeto latino (introducido durante el periodo colonial y estandarizado desde 1973 mediante diversas reformas ortográficas). En la actualidad, pese a que éste último es el único sistema de escritura oficial reconocido en la isla de Madura, el alfabeto árabe sigue empleándose habitualmente debido a que la mayor parte del grupo étnico madurés profesa el Islam.

 

El sistema fonológico del madurés se caracteriza por la presencia de series adicionales de consonantes retroflejas ― [ʈ], [ɖ], [ʂ], [ɳ]― y aspiradas ―bh [pʰ], dh [tʰ], h [ʈʰ], jh [cʰ], gh [kʰ]―, así como las vocales no redondeadas i [ɨ], â [ɤ], y especialmente por el fenómeno de la armonía vocálica, condicionada por la consonante precedente: las oclusivas sonoras y sordas aspiradas seleccionan vocales altas, mientras que sus correlatos medios y bajos aparecen en el resto de contextos fonéticos, lo que da lugar a los siguientes pares armónicos: i [i] – è [ɛ], u [u] – o [ɔ], â [ɤ] – a [a], i [ɨ] – e [ə] (compárese gigit ‘dientes’, bhighâl ‘robar’, ghi' ‘aún’, que poseen la vocal alta [i], con pèkkèr ‘pensar’, kènè' ‘pequeño’ y lèwat' ‘pasar’, con la vocal media [ɛ]).

 

El sistema morfológico del madurés, de carácter aislante, emplea como principales procesos de creación léxica la derivación (kakan ‘comer’ → kakanan ‘comida’, motor ‘coche’ → amotor ‘conducir un coche’, potek ‘cansado’ → kapotek ‘cansarse’) y la reduplicación (oreng ‘persona’ → oreng-oreng ‘gente’, baca ‘leo’ → cabaca ‘leemos’, becce' ‘bueno’ → becce'-becce' ‘muy bueno’). Existe un prefijo verbal ta- que expresa el concepto de involuntariedad o accidentalidad en la realización de la acción verbal (ej.: toles ‘escribir’ → tatoles ‘escribir por error’, buwang ‘descartar’ → tabuwang ‘descartar accidentalmente’).

 

Los pronombres numerales del 1 al 10 son: settong, dhuwa', tello', empa', lema', ennem, petto', ballu', sanga', sapolo. El orden sintáctico básico dentro de la oración es Sujeto-Verbo-Objeto (ej.: Hasan maca buku onlaonan ‘Hasan lee el libro lentamente’).

 

Texto ilustrativo

Malèng Mènta Bâjârân

Juwairiyah Mawardy

Ta'ngartè ongghu apa maksodddâ malèng è tang dhisa arèya. Èsoro alako ta' enḍâ'. Èsoro nokangè kajhu lesso. Èsoro dhâddhi makellar, lesso kèya. Tapè terro anḍi'a pèssè sabbhân arè, sabbhân bâkto, kaangghuy bâlânjhâ sarè-arè. Pas bârâmma? Ahèrra pas ngèco'.

Bânnè ghun kèyaè sè abhulâng kaangghuy ambhu jhâ' ngèco'an ḍi'-anḍi'na tatangghâ sadhisa otabâ dhisa laèn. Tapè jhughân orèng biyasa, molaè tarètan dhibi' sampè' tatangghâ maènga' kabbhi. Tapè pangghun ta' meḍḍhâs. Pangghun ngèco' bhâi. Sè èkèco' molaè kèbân akantha sapè, embi', ajâm ta' kabitong polè. Ta' lopot ḍâri kèco'an kèya ya rèya emmas aropa sello', kalong, ghellang bân samacemma arta sè arghâ bân paju mon èjhuwâl. Ghun barâmma sè ngèbâ buru sapè? Mon embi' bân ajhâm amè' ḍhâmmang. Mon sapè?

Artículo publicado en 2012 en el portal madurés “Okara Madhurá”


© www.linguasport.com

Página creada, diseñada y editada por Santiago Velasco