JEMER

[Necesitas instalar la fuente TrueType DaunPenh para visualizar correctamente los caracteres jemer de este documento]

 

FICHA TÉCNICA

Nombre original

ខ្មែរ [kʰmae]

Nombre español

jemer [xe'mer]

Nombre inglés

Khmer [kʰmɛər]

Filiación lingüística

familia mon-jemer > rama oriental > grupo jemérico

Hablado en

Camboya¹, Tailandia#, Vietnam#

Número de hablantes

16.000.000 (2010)

Dialectos principales

jemer central, jemer occidental, jemer septentrional, jemer meridional

Sistema de escritura

alfasilabario jemer (abugida) / alfasilabario tai (abugida) / alfabeto latino

Documentado desde

ca. 611

Tipología sintáctica

S-V-O

° idioma nacional ¹ idioma oficial + dialecto # idioma minoritario † idioma extinto

 

ESQUEMA

1.        Introducción

2.        Evolución histórica

3.        Ortografía y pronunciación

4.        Morfología

5.        Sintaxis

6.        Texto ilustrativo

 

 

Introducción

 

El jemer (también llamado camboyano o kemer, forma esta última etimológicamente más correcta) pertenece al grupo jemérico de la rama oriental de lenguas mon-jemer. Representa el idioma oficial de Camboya, en donde el 90 por ciento de la población lo posee como lengua materna. En los vecinos territorios de Tailandia y Vietnam existen también importantes comunidades de hablantes de jemer, como resultado de su extensión histórica por estos territorios (el Imperio Jemer fue el reino más poderoso del sudeste asiático entre los siglos IX y XII y ejerció su influencia en toda esta región hasta su desintegración en el siglo XIV). Dentro de la familia mon-jemer, es la variedad que cuenta con los testimonios literarios más antiguos (desde comienzos del siglo VII), la segunda (por detrás del vietnamita) en número de hablantes y una de las tres (junto con el vietnamita y el mon) que ha desarrollado un sistema de escritura propio.

 

Existen diferentes dialectos regionales de jemer, cada uno de ellos con características fonéticas propias: central (variedad estándar de la lengua basada en el habla de Battambang, ciudad situada en el noroeste de Camboya), occidental (hablado en las montañas Cardamon, cerca de la frontera con Tailandia), septentrional (dialecto hablado en las provincias tailandesas de Surin, Sisaket, Buriram y Roi Et, que difiere del jemer estándar en la pronunciación de la -r final, como en el etnónimo ខ្មែរ <khmēr> [kʰmɛːr]) y meridional (hablado por los krom, un pueblo jemer que habita en el delta del río Mekong, en el sur de Vietnam). Dentro del jemer central, el subdialecto hablado en la capital, Phnom Penh, destaca por su pronunciación especialmente relajada (que produce fusión y elisión de sílabas, como en el propio nombre de la ciudad, pronunciada “m'Penh” [mpɨɲ] por aféresis, en lugar de la forma correcta [pnum pɨɲ]) y por la pronunciación uvular o pérdida del sonido vibrante [r] en posición inicial de palabra o dentro de un grupo consonántico (como en រៀន <rien> [ʀiən] ‘aprender’ o ត្រី <trei> [təj] ‘pescado’).

 

 

Evolución histórica

 

El desarrollo del jemer desde su surgimiento como variedad lingüística independiente se divide en cuatro grandes periodos históricos:

1) Jemer arcaico: desde su escisión del originario proto-mon-jemer hacia el año 600 hasta el surgimiento del Imperio Jemer a comienzos del siglo IX; aunque esta variedad de la lengua es conocida básicamente a través de términos y expresiones incluidos en textos sánscritos, dio lugar al primer testimonio gráfico del sistema de escritura jemer: una inscripción hallada en el asentamiento de Angkor Borei (al sur de Phnom Penh) de alrededor del año 611.

2) Jemer antiguo: idioma oficial del Imperio Jemer entre su creación en el siglo IX y su debilitamiento hacia mediados del siglo XIII, que dio lugar a la aparición de los primeros testimonios literarios en una variedad estandarizada.

3) Jemer medio: etapa de transición de la lengua tras la desaparición del imperio, entre los siglos XIV y XVIII, que, bajo la influencia de las entonces poderosas lenguas vecinas (tai, lao y vietnamita), trajo consigo importantes cambios morfológicos, fonológicos y léxicos y el surgimiento de diferentes dialectos regionales.

4) Jemer moderno: variedad resultante de los profundos cambios experimentados por la lengua durante el periodo medio, que se emplea desde el siglo XIX hasta la actualidad. Tras la anexión de Camboya por parte de la Indochina francesa en 1887, el francés se convirtió en el idioma oficial de este país asiático y en la nueva lengua de cultura elitista, lo que sirvió para introducir numerosos galicismos en la lengua (especialmente en el campo de la ciencia y la tecnología). Sin embargo, a comienzos del siglo XX varios intelectuales camboyanos, liderados por el monje budista Chuon Nath (1883-1969), se resistieron a la influencia francesa y propusieron una reforma lingüística del jemer que, sobre la base de raíces patrimoniales (ampliadas con términos indoarios procedentes del sánscrito y el pāli, dialecto prácrito empleado en los cánones budistas), acuñó nuevos términos para representar conceptos modernos. De esta forma, el jemer pudo sobrevivir a la colonización cultural del francés y mantener su identidad lingüística hasta la actualidad.

 

 

Ortografía y pronunciación

 

El jemer estándar hablado en Camboya emplea para su representación escrita el alfasilabario jemer (អក្សរខ្មែរ <'a'ksār khmēr>), un sistema de escritura silábico (abugida) formado por caracteres consonantes que representan la combinación de su sonido básico con una vocal inherente, caracteres vocálicos (con una forma individual y otra como diacrítico dependiente de una consonante precedente) y diacríticos adicionales para indicar determinadas modificaciones en la pronunciación. Este alfasilabario deriva históricamente de un antiguo sistema de escritura empleado entre los siglos V y VI en el sur de la Península Índica y el sudeste asiático conocido como pallava (origen igualmente del alfabeto de otras lenguas del sudeste asiático, como el mon, el birmano, el tai y el lao), que a su vez desciende del alfasilabario brāhmī (base de la escritura devanāgarī empleada por la mayoría de las lenguas indoarias). Las primeras inscripciones mediante caracteres del alfasilabario jemer datan de comienzos del siglo VII.

 

Por otro lado, el jemer septentrional de Tailandia se representa mediante el alfasilabario tai, aunque con algunas modificaciones ortográficas, como el empleo del carácter (que en tai transcribe el sonido [h] únicamente en posición inicial de palabra) en posición final, ([j] en posición inicial y [n] en posición final) para representar la palatal nasal [ɲ] del jemer septentrional y símbolos diacríticos para transcribir las vocales adicionales de este último. El jemer meridional de Vietnam, por último, se ha visto sometido a la enorme influencia cultural del vietnamita a lo largo de su historia, por lo que no sólo ha adoptado su sistema de escritura, el alfabeto vietnamita, sino que ha desarrollado un acento marcadamente divergente del jemer estándar y una tendencia hacia las palabras monosiláibicas.

 

El alfasilabario jemer está formado por 35 caracteres consonantes (dos de ellos obsoletos en la lengua moderna desde el siglo XVII, usados únicamente en la transcripción de palabras del sánscrito y el pāli), que se dividen en dos series: la primera combinada con la vocal inherente â [ɑː] y la segunda con ô [ɔː] (integrada esta última por consonantes sonoras del jemer antiguo antes de su desaparición al fusionarse con sus correlatos sordos modernos). Por este motivo, la mayoría de las consonantes del jemer se representan mediante dos grafías, y cada vocal posee dos pronunciaciones complementarias, que dependen de la serie a la que pertenezca la consonante de apoyo. Los grupos consonánticos en el interior de sílaba se representan mediante la fusión de sus caracteres básicos en una sola grafía, en la que la segunda y la tercera consonantes se indican mediante un “subíndice” o forma reducida debajo de la consonante principal (excepto <rô>, que aparece a la izquierda de ésta). A continuación se ilustran las consonantes del jemer, junto con su subíndice y su pronunciación con la vocal inherente y de forma individual (y sus respectivas transcripciones en caracteres latinos); las dos consonantes obsoletas en la lengua moderna se indican en gris:

 

ALFASILABARIO JEMER (CONSONANTES)

CARÁCTER

SUBÍNDICE

C. + V. INHERENTE

C. INDIVIDUAL

sonido

transcr.

sonido

transcr.

្ក

kɑː

k

k

្ខ

kʰɑː

khâ

kh

្គ

kɔː

k

k

្ឃ

kʰɔː

khô

kh

្ង

ŋɔː

ngô

ŋ

ng

្ច

cɑː

châ

c

ch

្ឆ

cʰɑː

chhâ

chh

្ជ

cɔː

chô

c

ch

្ឈ

cʰɔː

chhô

chh

្ញ

ɲɔː

ñô

ɲ

ñ

្ដ

ɗɑː

đâ

ɗ

đ

្ឋ

tʰɑː

thâ

th

្ឌ

ɗɔː

đô

ɗ

đ

្ឍ

tʰɔː

thô

th

្ណ

nɑː

n

n

្ត

tɑː

t

t

្ថ

tʰɑː

thâ

th

្ទ

tɔː

t

t

្ធ

tʰɔː

thô

th

្ន

nɔː

n

n

្ប

ɓɑː

ḇâ

ɓ, p

ḇ, p

្ផ

pʰɑː

phâ

ph

្ព

pɔː

p

p

្ភ

pʰɔː

phô

ph

្ម

mɔː

m

m

្យ

jɔː

j

y

្រ

rɔː

r

r

្ល

lɔː

l

l

្វ

ʋɔː

ʋ

v

្ឝ

ʃɑː

śâ

ʃ

ś

្ឞ

ʂɔː

ô

ʂ

្ស

sɑː

s

s

្ហ

hɑː

h

h

lɑː

l

l

្អ

ʔɑː

'â

ʔ

'

 

Algunas de las anteriores consonantes se combinan como dígrafos para representar sonidos no patrimoniales procedentes de lenguas extranjeras (fundamentalmente el francés y el tai). El primer elemento del grupo suele ser <hâ>, y en ocasiones se añade un diacrítico para cambiar la vocal inherente:

 

CONSONANTES ADICIONALES

DÍGRAFO

FORMANTES

C. + V. INHERENTE

C. INDIVIDUAL

sonido

transcr.

sonido

transcr.

ហ្គ

hâ + kô

ɡɑː

ɡ

g

ហ្គ៊

hâ + kô +  

ɡɔː

ɡ

g

ហ្ន

hâ + nô

nɑː

n

n

ប៉

bâ +  

pɑː

p

p

ហ្ម

hâ + mô

mɑː

m

m

ហ្ល

hâ + lô

lɑː

l

l

ហ្វ

hâ + vô

fɑː / ʋɑː

fâ, vâ

f / ʋ

f, v

ហ្វ៊

hâ + vô +  

fɔː / ʋɔː

fô, vô

f / ʋ

f, v

ហ្ស

hâ + sâ

ʒɑː / zɑː

žâ, zâ

ʒ / z

ž, z

ហ្ស៊

hâ + sâ +  

ʒɔː / zɔː

žô, zô

ʒ / z

ž, z

 

El alfasilabario jemer contiene los siguienes 16 caracteres vocálicos independientes, que no necesitan una consonante de apoyo para formar sílabas (tres de estas vocales, indicadas en gris, resultan obsoletas en la lengua moderna); aparte de su sonido básico, poseen otras pronunciaciones alternativas en palabras de origen extranjero en combinación con un sonido glotal o líquido inicial:

 

VOCALES INDEPENDIENTES

CARÁCTER

VOCAL BÁSICA

VOCAL ALTERNATIVA

sonido

transcripción

sonido

transcripción

ɑ

a

ʔɑ

a

ɑː

ā

ʔɑː

ā

i

i

ʔə / ʔɨ / ʔəj

ĕ

ī

ʔəj

ei

u

u

ʔo / ʔu / ʔao

ŏ, ŭ

u

u (+ k)

ʔo / ʔu / ʔao

ŏ, ŭ (+ k)

ū

ʔou, ʔuː

ou

iw

ýu

ʔəw

âu

ry

r̩ː

rɨː

rȳ

ly

l̩ː

lɨː

lȳ

ae

ē

ʔae / ʔɛ / ʔeː

ê

aj

ai

ʔaj

ai

o

o

ʔao

aw

au

ʔaw

au

 

Por otro lado, el alfasilabario jemer contiene los siguientes 16 caracteres vocálicos dependientes, que se combinan necesariamente con una consonante precedente y cuya pronunciación depende de la vocal inherente de ésta (“serie en â” o “serie en ô”); se incluye su forma combinada con la consonante glotal de apoyo <'â>, junto con su pronunciación y transcripción latina en sus dos series:

 

ALFASILABARIO JEMER (VOCALES DEPENDIENTES)

CARÁCTER DIACRÍTICO

FORMA COMBINADA

SERIE Â

SERIE Ô

sonido

transcr.

sonido

transcr.

អា

ā

éa

អិ

ə / e

e

ɨ / i

i

អី

əj

ei

ī

អឹ

ə

œ̆

ɨ

y

អឺ

əɨ

œ

ɨː

អុ

o

o

u

u

អូ

ou

ō

ū

អួ

អើ

aeu

əː

eu

អឿ

ɨə

œă

ɨə

œă

អៀ

អេ

ei

é

ē

អែ

ae

ē

ɛː

ê

អៃ

aj

ai

ɨj

ey

អោ

ao

ō

អៅ

aw

au

ɨw

ŏu

 

Los diacríticos vocálicos និគ្គហិត <nĭkkôhĕt> ( ) y រះមុខ <reăhmŭkh> () modifican la longitud y la pronunciación de las anteriores vocales (tanto inherentes como dependientes): el primero las nasaliza mediante la adición del sonido [m], mientras que el segundo introduce una aspiración con el sonido [h]. El diacrítico consonántico បន្តក់ <bântăk> ( ) sobre la consonante final de una sílaba indica acortamiento y cambio de timbre de la vocal silábica (tanto inherente como dependiente). De forma esquemática:

            vocal inherente â [ɑː] > á [ɑ]

            vocal inherente ô [ɔː] > ó [ŭə] / [u] (delante de p, b, m)

            vocal dependiente ā [aː] > a [a]

            vocal dependiente éa [iə] > [ŏə] / [ĕə] (delante de k, ng, h)

 

Un rasgo ortográfico distintivo del sistema de escritura jemer es la ausencia de separación entre palabras dentro de un mismo sintagma (o incluso dentro de una misma frase); los espacios se emplean únicamente para separar bloques sintácticos, para indicar pausas en la pronunciación (como la coma en español), para destacar determinados elementos (como nombres propios y números) o en la transcripción de palabras en caracteres latinos. Por influencia del francés, en jemer moderno se emplean signos de puntuación occidentales, aunque existen igualmente otros de carácter tradicional para indicar dos puntos (), punto y seguido (), punto final () y reduplicación del elemento anterior ().

 

El repertorio de sonidos consonantes del jemer es el siguiente:

 

LUGAR DE ARTICULACIÓN

bilabial

labio-dental

alveolar

palatal

velar

glotal

MODO DE ARTICULACIÓN

oclusivo

p

 

t

c

k    (ɡ)

ʔ

oclusivo aspirado

(pʰ)

 

(tʰ)

(cʰ)

(kʰ)

 

oclusivo implosivo

ɓ

 

ɗ

 

 

 

fricativo

 

(f)

s    (z)

(ʃ)

 

h

nasal

m

 

n

ɲ

ŋ

 

vibrante simple

 

 

r

 

 

 

lateral

 

 

l

 

 

 

aproximante

 

ʋ

 

j

 

 

 

Las oclusivas sordas aspiradas [pʰ], [rʰ], [cʰ], [kʰ] resultan contrastivas únicamente delante de vocal, ya que ante otra consonante o en posición final de sílaba pierden su aspiración. Las consonantes [ɡ], [f], [z] y [ʃ] no son patrimoniales del jemer y se hallan únicamente en palabras de origen francés o inglés.

 

El inventario de sonidos vocálicos del jemer es el siguiente:

 

FRONTALIDAD

anterior

central

posterior

ALTURA

alto

i

ɨ

u

medio-alto

e

ə

o

medio-bajo

ɛː

 

ɔː

bajo

 

a

ɑ

 

Todos ellos poseen variantes alargadas (excepto las ya largas [ɛː] y [ɔː]).

 

La estructura silábica del jemer responde a la secuencia C(C)V(C), con una consonante (o un grupo consonántico) en posición inicial, una vocal (o un diptongo) como núcleo silábico y una consonante opcional en final de sílaba (que no puede ser [ɓ], [ɗ], [s] o [r]). Los únicos grupos de tres consonantes permitidos en posición inicial de sílaba son str- y skr-. Las palabras del jemer están formadas por una o dos sílabas; en este último caso, la primera es reducida o átona ―con un núcleo silábico que puede pronunciarse como la vocal de timbre indeciso [ə] en el habla informal― y se apoya en la segunda, que es tónica. El acento prosódico recae siempre en la última sílaba de las palabras patrimoniales (ej.: មនុស្ស <mônous> [mə'nuh] ‘persona’). A diferencia de otras lenguas de la familia mon-jemer (como el vietnamita), el camboyano carece de un sistema de tonos vocálicos.

 

 

Morfología

 

El jemer es una lengua aislante, en la que los conceptos tienden a expresarse mediante lexemas individuales e invariables y no existen morfemas flexivos que indiquen caso, género, número o tiempo. Dos procesos básicos intervienen en la formación de palabras: derivación ―únicamente mediante prefijos o infijos, nunca sufijos (por ejemplo, el prefijo ការ <kar-> [kaː] produce sustantivos deverbales, como ការពិត <karpit> [kəː'pit] ‘verdad’, derivado de ពិត <pit> [pit] ‘decir, informar’)― y composición ―con el núcleo en primer lugar, como en ពងទា <pông tea> [pɔːŋ tiə] ‘huevo de pato’.

 

Como se mencionó anteriormente, los sustantivos del jemer carecen de género y número, aunque es posible indicar pluralidad mediante otros procedimientos gramaticales, como partículas posnominales, numerales o reduplicación del adjetivo (por ejemplo, a partir de ឆ្កែ <chhkae> ‘perro’ se puede obtener ឆ្កែខ្លះ <chhkae khleah> ‘varios perros’, ឆ្កែបី <chhkae bei> ‘tres perros’, ឆ្កែធំ <chhkae thom> ‘perro grande’ o ឆ្កែធំៗ <chhkae thom-thom> ‘perro muy grande’ / ‘perros grandes’). Tampoco existen marcas morfológicas que indiquen artículo, aunque en ocasiones se emplea el numeral មួយ <muoy> ‘uno’ pospuesto al nombre con valor de artículo indeterminado (ej.: ឆ្មា <chhâma> ‘gato’ → ឆ្មាមួយ <chhâma muoy> ‘un gato’).

 

El empleo de pronombres personales en jemer depende de un complejo sistema de registro social, que selecciona distintas formas de tratamiento honorífico en función del contexto comunicativo (neutro, familiar, formal, de respeto hacia monjes budistas, de respeto hacia miembros de la realeza, etc.); por ejemplo, el pronombre de primera persona “yo” en su forma neutra ខ្ញុំ <khñom> posee una variante familiar អញ <'añ> (empleada cuando un superior se dirige a un inferior, entre amigos íntimos o entre parientes próximos), una variante formal ខ្ញុំបាទ <khñom bāt>, una forma de respeto hacia el rey o monjes budistas ខ្ញុំព្រះករុណា <khñom preah k'ru'na>, un tratamiendo de un monje budista que se dirige a un seglar អាត្មា <āttma> o una variante para dirigirse a la realeza ខ្ញុំព្រះបាទអម្ចាស់ <khñom preah bāt a'mchah>. Los pronombres numerales (del 0 al 10), junto con su transcripción en caracteres latinos y su símbolo numérico jemer, son los siguientes:

 

0

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

សូន្យ

មួយ

ពីរ

បី

បួន

ប្រាំ

ប្រាំមួយ

ប្រាំពីរ

ប្រាំបី

ប្រាំបួន

ដប់

soun

muoy

pīr

ḇei

ḇuon

pram

pram muoy

pram pīr

pram ḇei

pram ḇuon

đăb

១០

 

Cuando indican cantidad, los anteriores numerales se añaden a continuación del nombre al que modifican (ej.: សៀវភៅបួន <siewphyw buon> ‘cuatro libros’), excepto cuando representan tiempo, medida o dinero, en cuyo caso pueden dar lugar a pares contrastivos como បីម៉ោង <bei maong> ‘tres horas’ y ម៉ោងបី <maong bei> ‘las tres en punto’. De forma similar a otras lenguas orientales como el chino, el japonés, el coreano o el vietnamita, existen en jemer unas marcas morfológicas conocidas como clasificadores numéricos, que se emplean delante de sustantivos cuantificados que designan personas, animales o cosas con características semánticas comunes (por ejemplo, el clasificador សត្វ <sât> se refiere a animales, como en សត្វក្របីពីរ <sât krabei pir> ‘dos búfalos’).

 

Al igual que ocurre en el resto de lenguas mon-jemer, los verbos no poseen desinencias que indiquen tiempo, aspecto, modo, voz o concordancia gramatical con el sujeto; por ejemplo, el pretérito de សរសេរ <sarser> ‘escribir’ presenta la misma forma បានសរសេរ <bansarser> en todas las personas, por lo que únicamente el pronombre personal o el contexto pueden indicar la referencia específica: ខ្ញុំបានសរសេរ <khñom bansarser> ‘(yo) escribí’, អ្នកបានសរសេរ <anak bansarser> ‘(tú) escribiste’, គាត់បានសរសេរ <keat bansarser> ‘(él) escribió’. Sin embargo, es posible expresar ciertas categorías verbales mediante el emplo de partículas; así, por ejemplo, កំពុង <kampung> es un auxiliar proclítico que indica acción continua (como en កំពុងប្រជុំ <kampung brachum> ‘estar reunido’), o adverbios enclíticos como ម្សិលមិញ <msailmiñ> ‘ayer’ y ស្អែក <saek> ‘mañana’ pueden señalar tiempo pasado o futuro (respectivamente). La negación de la acción verbal se indica mediante la adición del proclítico មិន <myn> y el enclítico ទេ <tē> al verbo (como en មិនបានទេ <mynbantē> ‘no ser posible’).

 

 

Sintaxis

 

El orden básico de los constituyentes dentro de la oración es Sujeto-Verbo-Objeto (ej.: ខ្ញុំ​មិន​និយាយ​ភាសា​បារាំង <khñom myn​ niyeay​ pheasaea​ barang> ‘no hablo francés’). Esta tipología sintáctica favorece la aparición del núcleo delante de su modificador, es decir “nombre-determinante” (ej.: ឡានរបស់ខ្ញុំ <lan robsakhñom> ‘mi coche’), “nombre-adjetivo” (ej.: ឡានពណ៌បៃតង <lan pnrbaitang> ‘coche verde’), “preposición-nombre” (ej.: ជាមួយខ្ញុំ <cheamuoy khñom> ‘conmigo’), “verbo-adverbio” (ej.: ខ្ញុំត្រូវការ​ជំនួយ​ជាបន្ទាន់ <khñom trauvkar chomnuoy cheabantean> ‘necesito ayuda urgentemente’).

 

 

Texto ilustrativo

 

ខ្មែរ | ព័ត៌មានថ្មីៗ | ដីធ្លី

អាជ្ញាធរខេត្តមណ្ឌលគិរីអំពាវនាវឲ្យជនជាតិដើមព្នងឈប់បង្កើតភូមិថ្មីក្នុងតំបន់ព្រៃអភិរក្ស

2014-11-28

អាជ្ញាធរស្រុកពេជ្រាដា ខេត្តមណ្ឌលគិរី នៅថ្ងៃទី២៨ ខែវិច្ឆិកា អំពាវនាវឲ្យអ្នកភូមិជនជាតិព្នង បញ្ឈប់ការតាំងទីលំនៅ និងបង្កើតភូមិខុសច្បាប់ក្នុងតំបន់អភិរក្សភ្នំណាមលៀរ ហើយវិលត្រឡប់មកភូមិដែលពួកគាត់កំពុងរស់នៅបច្ចុប្បន្នវិញ។ ចំណែកអ្នកភូមិអះអាងថា ពួកគាត់ជួបការលំបាកពេលរស់នៅក្នុងភូមិចាស់ ទើបនាំគ្នាទៅតាំងទីលំនៅបង្កើតភូមិថ្មី។ ការអំពាវនាវនេះ ធ្វើឡើងបន្ទាប់ពីប្រជាពលរដ្ឋជាង ១០០គ្រួសារ បានបដិសេធមិនចាត់តំណាងទៅជួបពិភាក្សាជាមួយអាជ្ញាធរស្រុក ជុំវិញការតាំងទីលំនៅខុសច្បាប់នៅតំបន់ដីរដ្ឋ ដែលដកហូតពីក្រុមហ៊ុនសម្បទានសេដ្ឋកិច្ច អិល.ខេ.អិល (LKL)

កាលពីខែតុលា ប្រជាពលរដ្ឋភូមិប៊ូស្រា និងភូមិពូទឺត ជាង ១០០គ្រួសារ នាំគ្នាទៅសង់រោងស្នាក់នៅក្នុងដីសម្បទានចម្ងាយប្រមាណ ២០គីឡូម៉ែត្រពីភូមិចាស់ និងឋិតនៅប្រមាណ គីឡូម៉ែត្រពីប៉ុស្តិ៍ការពារព្រំដែនង៉ាន់ទទឹង ជាប់នឹងប្រទេសវៀតណាម ក្នុងគោលបំណងរៀបចំកន្លែងនោះជាភូមិថ្មី។ ទាក់ទិនករណីនេះ អភិបាលរងស្រុកពេជ្រាដា លោក ខាំ ដារ៉ា ចាត់ទុកទង្វើប្រជាពលរដ្ឋ ថាជាអំពើខុសច្បាប់ ដោយហេតុថា ដីដែលប្រជាពលរដ្ឋចូលទៅតាំងទីលំនៅជាដីតំបន់អភិរក្ស ឋិតក្រោមការគ្រប់គ្រងរបស់ក្រសួងបរិស្ថាន។ លោកបន្តថា អ្នកភូមិត្រូវវិលទៅភូមិពួកគាត់ធ្លាប់រស់នៅ ហើយស្នើសុំដីសម្បទានសង្គមកិច្ច ប្រសិនពលរដ្ឋណាគ្មានដី៖ «ជាក់ស្តែងព្រៃទេ ភូមិចាស់តាំងពីសម័យណាទេ បាទ! មិនអនុញ្ញាតឲ្យទេ អ៊ីចឹងឲ្យគាត់វិលមកវិញ ដើម្បីយើងរកដីសង្គមកិច្ចឲ្យពួកគាត់»

វិទ្យុអាស៊ីសេរី

════════════════════════════════════

Jemer | Noticias | Nacional

Las autoridades de Mondulkiri piden a las comunidades indígenas que dejen de crear nuevas poblaciones para favorecer la conservación de bosques

28-11-2014

Las autoridades del distrito de Pech Chreada, en Mondulkiri, hicieron un llamamiento el 28 de noviembre a los residentes bunong para que detengan los asentamientos y las aldeas ilegales en el territorio montañoso conservado al sur de la provincia y regresen a la ciudad en la que viven actualmente. Los lugareños afirman que necesitan crear nuevos asentamientos porque encuentran muchas dificultades en sus lugares de residencia. El llamamiento fue hecho después de que más de 100 familias se negaran a enviar a un representante para reunirse con las autoridades locales y discutir el asentamiento ilegal de las tierras estatales confiscadas por ley por el bufete de abogados LKL (Lion King Law Firm).

En octubre pasado, los habitantes de la aldea de Poteut, pueblo más de 100 familias situado en la comuna de Bousraa, se asentaron cerca de 2 km de los puestos de control fronterizos en la frontera con Vietnam con el fin de crear una nueva aldea. En relación con este caso, el vicegobernador del distrito de Pech Chreada considera que se trata de un acto ilegal, porque los residentes crean asentamientos en áreas protegidas por el Ministerio de Medio Ambiente. Afirmó que los éstos habían regresado a sus aldeas tras proponerles concesiones sociales: “¡la selva es más antigua que la civilización! Conservémosla inalterada y volvamos a nuestros lugares de origen”.

Radio Free Asia



© www.linguasport.com

Página creada, diseñada y editada por Santiago Velasco