VIETNAMITA

 

FICHA TÉCNICA

Nombre original

tiếng Việt [tiəŋ vìəˀt]

Nombre español

vietnamita [vietna'mita]

Nombre inglés

Vietnamese [viɛtnə'miːz]

Filiación lingüística

familia mon-jemer > rama oriental > grupo viético > subgrupo viet-muong

Hablado en

Vietnamº¹

Número de hablantes

76.000.000 (2010)

Dialectos principales

tonkinés, anamés, cochinchinés

Sistema de escritura

alfabeto latino

Documentado desde

1010

Tipología sintáctica

S-V-O

° idioma nacional ¹ idioma oficial + dialecto # idioma minoritario † idioma extinto

 

ESQUEMA

1.        Introducción

2.        Evolución histórica

3.        Ortografía y pronunciación

4.        Morfología

5.        Sintaxis

6.        Texto ilustrativo

 

 

Introducción

 

El vietnamita pertenece al grupo viético, subgrupo viet-muong, de la rama oriental de lenguas mon-jemer. Es el idioma nacional de carácter oficial en Vietnam, en donde constituye la lengua materna del grupo étnico kinh (người Việt), que representa el 86 por ciento de la población total del país. Por otro lado, los movimientos migratorios de este pueblo han hecho que existan importantes comunidades de hablantes en países tan alejados como Francia, Estados Unidos, Canadá y Australia. El vietnamita es, con mucha diferencia, la lengua mon-jemer con mayor número de hablantes y la única (junto con el jemer de Camboya) que posee la condición de idioma oficial en su país. Se distinguen tres variedades dialectales principales distribuidas en el actual territorio de Vietnam, que presentan características fonológicas y morfológicas diferenciadas: tonkinés (septentrional), anamés (central) y cochinchinés (meridional). La primera de ellas constituye la variedad estándar de la lengua, basada en el habla de Hanoi (capital de Vietnam).

 

El vietnamita se caracteriza por la naturaleza monosilábica de sus palabras patrimoniales (ej.: nhà ‘casa’, ‘tener’, ngon ‘sabroso’). Dados los numerosos casos de homonimia a que ello da lugar, la lengua ha desarrollado un sistema de seis tonos para diferenciar significados (ej.: hoang ‘salvaje vs. hoảng ‘crisis’). Los términos bisilábicos o polisilábicos corresponden por lo general a préstamos léxicos del chino o a palabras compuestas mediante reduplicación total (ej.: chuồn chuồn ‘libélula’, châu chấu ‘saltamontes’) o parcial (ej.: lang thang ‘errante’, lơ tơ mơ ‘indistinto’, đủng đa đủng đỉnh ‘tomarse su tiempo’).

 

 

Evolución histórica

 

Dentro del grupo viético de la familia mon-jemer, el vietnamita presenta una gran similitud con el muong ―su afinidad léxica alcanza el 75 por ciento en el vocabulario básico―, lengua con la que forma el subgrupo viet-muong, derivado de la misma variedad lingüística originaria, cuyo foco inicial estaría situado en la cuenca alta del río Rojo (norte de Vietnam), desde donde se propagaría hacia el sur hace más de dos mil años.

 

A lo largo de su historia, el vietnamita ha estado sometido a la poderosa influencia cultural del chino ―tanto durante la dominación política de China en Vietnam (entre los años 111 a.C. y 939 d.C.) como durante el posterior desarrollo literario mediante su escritura logográfica (entre 1010 y 1918)―, que se ha visto reflejada en la presencia de numerosos elementos léxicos de origen chino conocidos como hán Việt (ej.: Bồ Đào Nha ‘Portugal’, bác sĩ ‘médico’) y el desarrollo de un sistema tonal (que el vietnamita no poseía en sus orígenes). Tras la colonización francesa de Indochina a mediados del siglo XIX, el francés se convirtió en el idioma oficial de Vietnam y vino a sumarse al chino como lengua de cultura (durante este periodo se introdujeron en la lengua galicismos como cà phê ‘café’ o sơ mi ‘camisa’). A raíz de la independencia de esta nación asiática en 1945, el vietnamita alcanzó su actual condición de idioma nacional y sustituyó al chino y al francés como principal medio de educación y comunicación. En la actualidad, la influencia cultural externa más importante en Vietnam es el inglés (especialmente en el sur del país), que ha dado lugar a anglicismos como tivi ‘televisión’ o phần mềm ‘software’.

 

Se distinguen varias etapas evolutivas en el desarrollo histórico de la lengua:

1) previetnamita (o proto-vietnamuong), variante unificada común al vietnamita y al muong anterior a su separación durante los primeros siglos de la era cristiana;

2) protovietnamita, forma original de la lengua antes de recibir la influencia cultural masiva del chino, caracterizada por un sístema básico de tres tonos;

3) vietnamita arcaico (siglos VII-X), caracterizado por la enorme influencia gramatical del chino, que se reflejó en la formación de un amplio vocabulario sino-vietnamita;

4) vietnamita antiguo (siglos X-XVI), que continuó su asimilación cultural al chino (con el desarrollo del actual sistema de seis tonos hacia el siglo XII y la creación del sistema de escritura vernáculo chữ nôm, basado en los caracteres chinos). Durante este periodo aparece el primer testimonio escrito de la lengua: Chiếu dời đô or Thiên đô chiếu ‘Edicto de transferencia de la capital’ (遷都詔 en su forma original china), proclamado en el año 1010 por el emperador Lý Thái Tổ para trasladar la capital de la dinastía Lý desde Hoa Lư (actual Ninh Bình) a Đại La (actual Hanoi);

5) vietnamita medio (siglos XVI-XVIII), periodo colonial de la lengua, durante el que se produce la influencia de lenguas europeas como el portugués y el francés;

6) vietnamita moderno (desde el siglo XIX), forma actual de la lengua.

 

 

Ortografía y pronunciación

 

A lo largo de su historia documental, el vietnamita ha empleado tres sistemas de escritura distintos: 1) caracteres chinos literarios ( o chữ nho ‘escritura escolástica’), principal forma de transmisión cultural en Vietnam entre el siglo X y principios del XX; 2) caracteres chinos modificados (字喃 o chữ nôm ‘escritura oral’), adaptados a la representación de palabras patrimoniales del vietnamita, usados en la escritura de literatura vernácula entre los siglos XIII y XIX (como en el famoso poema épico 傳翹 / Truyện Kiều ‘Cuento de Kieu’ (1820), del escritor Nguyễn Du); 3) alfabeto latino modificado mediante signos diacríticos (chữ quốc ngữ ‘escritura nacional’), actual sistema de escritura, introducido por los misioneros católicos portugueses en el siglo XVI, estandarizado por el jesuita francés Alexandre de Rhodes en el siglo XVII y empleado mayoritariamente desde la abolición de los caracteres chinos en 1918.

 

El alfabeto vietnamita moderno (chữ quốc ngữ) está basado originariamente en el alfabeto latino portugués, ampliado con dígrafos y nueve signos diacríticos (cuatro para indicar sonidos específicos y cinco para señalar tonos). A continuación se ilustran las 29 letras que lo componen, junto con su pronunciación básica:

 

Mayúsculas

A

Ă

Â

B

C

D

Đ

E

Ê

G

H

I

K

L

M

N

O

Ô

Ơ

P

Q

R

S

T

U

Ư

V

X

Y

Minúsculas

a

ă

â

b

c

d

đ

e

ê

g

h

i

k

l

m

n

o

ô

ơ

p

q

r

s

t

u

ư

v

x

y

Pronunciación*

a:

a

ə

ɓ

k

z

ɗ

ɛ

e

ɣ

h

i

k

l

m

n

ɔ

o

ə:

p

k

z

s

t

u

ɨ

v

s

i

* Representa la pronunciación de la letra aislada o la más habitual. Para su pronunciación real en el contexto de la palabra, véase las distintas reglas ortográficas más abajo.

 

Adicionalmente, los siguientes dígrafos indican sonidos particulares de la lengua: ch [c] ([k] en posición final de palabra), gh [ɣ] (delante de las vocales anteriores i, e, ê), gi [z], ng [ŋ], ngh [ŋ] (delante de las vocales anteriores i, e, ê), nh [ɲ] ([ŋ] en posición final de palabra), ph [f], qu [kw] ([w] en el dialecto cochinchinés), th [tʰ], tr [c] ([ts] en el dialecto cochinchinés).

 

La estructura silábica básica del vietnamita se ajusta al modelo (CC)V(CC), es decir, una consonante (o un grupo consonántico) inicial de carácter opcional, un núcleo silábico formado por una vocal, un diptongo o un triptongo, y una consonante (o un grupo consonántico) opcional en posición final (que sólo puede ser c, ch, m, n, ng, nh, p, t). Debido a la influencia ortográfica del chino, cada sílaba se escribe separada, como si fuera una palabra individual.

 

El repertorio de sonidos consonantes del vietnamita es el siguiente:

 

LUGAR DE ARTICULACIÓN

bilabial

labio-dental

alveolar

palatal

velar

glotal

MODO DE ARTICULACIÓN

oclusivo

p

 

t

c

k

ʔ

oclusivo aspirado

 

 

tʰ

 

 

 

oclusivo implosivo

ɓ

 

ɗ

 

 

 

fricativo

 

f       v

s       z

 

x      ɣ

h

nasal

m

 

n

ɲ

ŋ

 

lateral

 

 

l

 

 

 

aproximante

w

 

(ɹ)

j

 

 

 

La oclusiva bilabial /p/ aparece únicamente en posición final de palabra dentro de términos patrimoniales (en posición inicial o interior, se pronuncia habitualmente como su correlato sonoro [b]). Las consonantes oclusivas implosivas /ɓ/, /ɗ/, características del vietnamita, se pronuncian preglotalizadas como [ʔɓ], [ʔɗ] (con la glotis cerrada antes de su articulación implosiva, que absorbe el aire comprimido hacia el interior mediante un movimiento hacia abajo de la laringe). Cuando las velares /k/, /ŋ/ siguen a la vocal posterior /u/ o a la semiconsonante /w/, se pronuncian con una oclusión bilabial homorgánica como [kp], [ŋm] (ej.: đục /ɗuk/ [ʔdukpʔ] ‘opaco’, ong /awŋ/ [ʔawŋm] ‘abeja’). El sonido aproximante alveolar [ɹ], correspondiente a la consonante r, no es patrimonial del vietnamita y únicamente aparece en palabras de origen extranjero. En el dialecto cochinchinés (con base en Ho Chi Minh), las consonantes tonkinesas /z/, /x/, /l/ se pronuncian [j], [kʰ], [lʲ], respectivamente.

 

El inventario de sonidos vocálicos del vietnamita es el siguiente:

 

FRONTALIDAD

anterior

central

posterior

ALTURA

alto

i

ɨ

u

medio-alto

e

əː

o

medio-bajo

ɛ

ə

ɔ

bajo

a / aː

 

 

 

La correspondencia entre ortografía y pronunciación presenta reglas bastante complicadas en el caso de las vocales. Por lo general, en posición inicial de palabra se pronuncian preglotalizadas (ej.: ăn [ʔan] ‘comer’, uỷ [ʔwi] ‘delegado’). Las principales excepciones a la pronunciación estándar de las vocales anteriormente indicada son las siguientes: 1) a se pronuncia como la vocal central baja [ɐ] delante de u, y; 2) o se pronuncia [aw] delante de ng y c, y [w] delante de a, ă, e; 3) ô se pronuncia [əw] delante de ng y c (excepto en los grupos uông, uôc). Adicionalmente, el vietnamita posee los siguientes diptongos y triptongos productivos (la mayoría de ellos, formados por la unión de una vocal nuclear con las semivocales i, y [j] y u, o [w]):

 

DIPTONGO

SONIDO

 

DIPTONGO

SONIDO

ây

əj

ơi

əːj

ai

aːj

ôi

oj

ay

aj

oi

ɔj

âu

əw

ơu

əːw

ao

aːw

ưi

ɨj

au

aw

ui

uj

êu

ew

ưu

ɨw

eo

ɛw

ưa, ươ

ɨə

iu

iw

ua, uô

uə

ia, ya, iê, yê

iə

uy

wi

 

TRIPTONGO

SONIDO

 

TRIPTONGO

SONIDO

iêu, yêu

iəw

uôi

uəj

ươi

ɨəj

ươu

ɨəw

 

Como se indicó anteriormente, el vietnamita ha desarrollado un sistema tonal para diferenciar significados en monosílabos homónimos. Existen seis tonos distintivos en la lengua, definidos por los rasgos fonéticos de timbre, longitud, intensidad, contorno melódico y fonación (mayor o menor tensión de las cuerdas vocales y la glotis), que se indican ortográficamente mediante signos diacríticos añadidos a las vocales que forman el núcleo silábico. Los seis tonos característicos del vietnamita estándar (Hanoi) son los siguientes (junto con su diacrítico, añadido a la vocal a):

TONO 1:         ngang (neutro-sostenido; contorno melódico: ˧)                    a (ej.: ba ‘tres’)

TONO 2:         sắc (ascendente-alto; contorno melódico: ˧˥)              á (ej.: ‘oferta’)

TONO 3:         huyền (descendente-bajo; contorno melódico: ˨˩)                   à (ej.: ‘dama’)

TONO 4:         hỏi (descendente-ascendente; contorno melódico: ˧˩˧) ả (ej.: bả ‘cebo’)

TONO 5:         ngã (ascendente-glotal; contorno melódico: ˧˥ˀ)                      ã (ej.: ‘residuo’)

TONO 6:         nặng (descendente-glotal; contorno melódico: ˨˩ˀ)      ạ (ej.: bạ ‘errático’)

 

La combinación de los tres diacríticos vocálicos (ă, â, ơ) y los cinco tonales (à, á, , , ã) da lugar a los siguientes grafemas:

TONO 1:         A/a, Ă/ă, Â/â, E/e, Ê/ê, I/i, O/o, Ô/ô, Ơ/ơ, U/u, Ư/ư, Y/y

TONO 2:         Á/á, Ắ/ắ, Ấ/ấ, É/é, Ế/ế, Í/í, Ó/ó, Ố/ố, Ớ/ớ, Ú/ú, Ứ/ứ, Ý/ý

TONO 3:         À/à, Ằ/ằ, Ầ/ầ, È/è, Ề/ề, Ì/ì, Ò/ò, Ồ/ồ, Ờ/ờ, Ù/ù, Ừ/ừ, Ỳ/ỳ

TONO 4:         Ả/ả, Ẳ/ẳ, Ẩ/ẩ, Ẻ/ẻ, Ể/ể, Ỉ/ỉ, Ỏ/ỏ, Ổ/ổ, Ở/ở, Ủ/ủ, Ử/ử, Ỷ/ỷ

TONO 5:         Ã/ã, Ẵ/ẵ, Ẫ/ẫ, Ẽ/ẽ, Ễ/ễ, Ĩ/ĩ, Õ/õ, Ỗ/ỗ, Ỡ/ỡ, Ũ/ũ, Ữ/ữ, Ỹ/ỹ

TONO 6:         Ạ/ạ, Ặ/ặ, Ậ/ậ, Ẹ/ẹ, Ệ/ệ, Ị/ị, Ọ/ọ, Ộ/ộ, Ợ/ợ, Ụ/ụ, Ự/ự, Ỵ/ỵ

 

 

Morfología

 

El vietnamita es una lengua aislante, en la que los conceptos tienden a expresarse mediante lexemas individuales e invariables y no existen morfemas flexivos que indiquen caso, género, número o tiempo. Aunque no hay categorías gramaticales explícitas, el orden sintáctico dentro de la oración permite identificar los siguientes constituyentes básicos: nombres, pronombres, cuantificadores, verbos y adverbios (categorías léxicas), preposiciones, conectores, partículas modales e interjecciones (categorías funcionales). Así, por ejemplo, es posible clasificar sinh viên ‘estudiante’ como un nombre y cao ‘alto’ como un verbo de estado porque sólo el primero necesita construirse con el verbo copulativo ‘ser’ en función de complemento predicativo (compárese tôi là sinh viên ‘soy estudiante’ con tôi cao ‘soy alto’).

 

Al igual que otras lenguas de Extremo Oriente, el vietnamita posee distintos pronombres honoríficos para indicar la relación de trato social entre el hablante y otras personas; por ejemplo, el pronombre personal de primera persona tôi ‘yo’ indica tratamiento de respeto hacia un oyente superior, mientras que si éste es inferior se emplea ta (en contextos formales, como un jefe cuando se dirige a sus empleados) o tao (en contextos familiares, como la hermana mayor hablando con la pequeña). Los pronombres numerales (del 1 al 10) son: một, hai, ba, bốn, năm, sáu, bảy, tám, chín, mười. De forma similar a otras lenguas orientales como el chino, el japonés o el coreano, existen en vietnamita unas marcas morfológicas conocidas como clasificadores numéricos, que se emplean delante de sustantivos cuantificados que designan personas, animales o cosas con características semánticas comunes (por ejemplo, cuốn es un clasificador para libros, como en hai cuốn từ điển ‘ambos diccionarios’).

 

Los verbos vietnamitas se dividen en dos clases según sus características sintácticas: verbos de estado (que pueden ser modificados por un adverbio de cantidad como rất ‘muy’) y verbos de acción (que pueden ser modificados por una partícula exhortativa como hãy ‘por favor’); compárese Giáp rất cao ‘Giáp es muy alto’ con hãy ăn! ‘¡a comer!” Los adverbios modales pueden modificar a cualquiera de los dos verbos anteriores, pospuestos o antepuestos a ellos (ej.: anh ta tập thể dục mỗi sáng ‘él hace ejercicio cada mañana’; tôi không thích hút thuốc ‘no me gusta fumar’).

 

 

Sintaxis

 

Como se mencionó anteriormente, dada la ausencia casi total de marcas morfológicas en vietnamita, el orden de los constituyentes nucleares dentro de la oración resulta fundamental para identificar sus relaciones gramaticales. La tipología sintáctica más habitual es Sujeto-Verbo-Objeto (ej.: tôi thích tiếng Việt ‘me gusta el vietnamita’). Esta estructura básica puede ser posteriormente ampliada mediante modificadores, como adverbios, cuantificadores, pronombres y conectores (por ejemplo, el adverbio temporal khi náo ‘cuando’ indica futuro si se sitúa al comienzo de una frase, como en khi nào cô thư ký đến? ‘¿cuándo llegará la secretaria?’, y pasado si aparece al final, como en cô thư ký đến khi nào? ‘¿cuándo llegó la secretaria?’).

 

 

Texto ilustrativo

 

KINH DOAN / Thứ Ba, 18/11/2014 - 10:27

Bộ trưởng Vinh: Tiền phải để lập doanh nghiệp chứ không chỉ gửi ngân hàng

“Chúng ta phải tạo ra một môi trường thông thoáng, thuận nhất, minh bạch nhất, để mọi người dân có tiền không gửi vào ngân hàng mà mang tiền đó để đi lập doanh nghiệp. Đấy là một cách để đất nước phát triển”, Bộ trưởng Vinh nhấn mạnh.

Nói thêm về công nghiệp phụ trợ trong phiên chất vấn sáng nay 18/11, Bộ trưởng Bộ Kế hoạch và Đầu tư Bùi Quang Vinh cho biết: Công nghiệp phụ trợ là vấn đề lớn của đất nước. Các nước hiện nay thu hút được đầu tư nước ngoài nhiều và có nền kinh tế phát triển đều có nền công nghiệp phụ trợ phát triển.

Theo ông Vinh, nói như vậy để thấy rằng, công nghiệp phụ trợ hết sức quan trọng. Có công nghiệp phụ trợ phát triển thì chúng ta mới hấp thu được những công nghệ, cũng như mới có thể thu hút được đầu tư nước ngoài vào Việt Nam, để tạo ra giá trị gia tăng trong chính nội địa của mình.

“Còn nếu ta không làm được điều này thì dù có đầu tư nước ngoài nhiều, giá trị gia tăng của Việt Nam là không có. Thực ra, chúng ta cũng chỉ là gia công lắp ráp cho nước ngoài thôi. Đấy là cái mà các nhà kinh tế nhìn rất rõ”, Bộ trưởng Bùi Quang Vinh thắng thắn thừa nhận.

Báo Dân Trí

════════════════════════════════════

ECONOMÍA / Martes, 18/11/2014 - 10:27

Ministro Vinh: el dinero que se crea en la actualidad no procede sólo de los bancos

“Hemos creado un ambiente inversor cómodo, lo más conveniente y transparente posible, de modo que la gente no necesita depositar su dinero en los bancos, que sólo ofrecen dinero instantáneo. Es una manera de desarrollar el país”, afirmó el ministro Vinh.

En una intervención pública celebrada esta mañana (18 de noviembre), el ministro de Planificación e Inversión Bùi Quang Vinh pidió más apoyo para las empresas: las ayudas a la industria son un gran problema en el país. Vietnam está atrayendo más inversión extranjera y el desarrollo económico debe conllevar aparejado el desarrollo de la industria.

Según el señor Vinh, por decirlo de alguna manera, las industrias auxiliares son cruciales. Debemos apoyar el desarrollo industrial para poder absorber las nuevas tecnologías y ser capaces de atraer la inversión extranjera en Vietnam, para de esta forma crear valor añadido en la industria nacional.

“Si no hacemos esto, a pesar de la inversión extranjera el valor añadido de Vietnam no existirá. De hecho, sólo estaríamos trabajando para el montaje exterior. Esto es lo que los economistas no ven con buenos ojos”, afirmó el Ministro Bui Quang Vinh.

Dan Tri News (periódico vietnamita publicado en Hanoi)



© www.linguasport.com

Página creada, diseñada y editada por Santiago Velasco