ArchI

 

FICHA TÉCNICA

Nombre original

аршаттен [ar'ʃatːen]

Nombre español

archi ['arʧi]

Nombre inglés

Archi [ɑr'ʧi]

Filiación lingüística

familia caucásica > rama nororiental > grupo daguestánico > subgrupo lezguio

Hablado en

Rusia#

Número de hablantes

970 (2010)

Dialectos principales

Sistema de escritura

alfabeto cirílico

Documentado desde

Tipología sintáctica

S-O-V

° idioma nacional ¹ idioma oficial + dialecto # idioma minoritario † idioma extinto

 

Descripción

El archi pertenece a la rama nororiental, grupo daguestánico, de las lenguas caucásicas. Se trata de un idioma en inminente peligro de extinción, cuyos excasos hablantes (ancianos en su mayor parte) habitan en el poblado de Archib, situado en el sur de la república rusa de Daguestán (capital: Majachkala), cerca de la frontera con Azerbaiyán. Junto con otras variedades afines dentro del grupo daguestánico, el archi forma parte del subgrupo lezguio (dentro del cual, la principal lengua es el lezguio propiamente dicho). Se trata de una lengua sin tradición escrita y reservada al ámbito oral cuyos hablantes, el grupo étnico archi, emplean habitualmente el ávaro y el laco para la comunicación (tanto hablada como escrita).

 

El sistema fonológico del archi es muy parecido al del lezguio: un repertorio muy complejo de consonantes (con correlatos aspirados, eyectivos, labializados y faríngeos) y un sencillo sistema vocálico, formado por los cinco fonemas básicos, /a/, /e/, /i/, /o/, /u/ (que poseen alófonos alargados y faríngeos), y la vocal de timbre impreciso /ə/. Excepcionalmente, esta lengua daguestánica posee cuatro fonemas consonantes que no se encuentran en ninguna otra variedad caucásica: fricativo lateral velar sordo /ʟ̝̊/ (ej.: лъат [ʟ̝̊at] ‘mar’), africado lateral velar sordo /k͡ʟ̝̊/ (ej.: лӏон [k͡ʟ̝̊on] ‘rebaño’), africado lateral velar eyectivo /k͡ʟ̝̊'/ (ej.: кьан [k͡ʟ̝̊'an] ‘querer’) y africado lateral velar sonoro /ʟ̝/ (ej.: наӏкьдут ['naˤʟ̝dut] ‘azul’). Para representar por escrito la riqueza de su sistema consonántico, habitual en las lenguas daguestánicas, el archi emplea dígrafos formados mediante el carácter de base no cirílica <ӏ> (que indica la articulación eyectiva de la consonante precedente), <ъ>, <ь>, <в> o la reduplicación de consonantes (e incluso combinaciones de los anteriores), de forma similar al alfabeto lezguio.

 

Su sistema morfológico es también similar al del lezguio. Los pronombres numerales (del 1 al 10) son: ос <os>, къвеӏ <q'weʿ>, лъеб <łeb>, эбкъ <ebq'>, лълъо <łło>, дилъв <diłv>, вилӏ <vikł>, мекье <mekł̣'e>, учӏ <'>, вицӏ <vic'>. El orden sintáctico no marcado dentro de la oración es Sujeto-Objeto-Verbo.

 

Texto ilustrativo

[TRANSCRIPCIÓN FONÉTICA]

Ós bəšór íwdəli ós ɬ̄ənnól érdəli. Jém(i)mmen qӀ'˳étʼu meʟlé ló édili, ós Ħasán, ós Ħusén. χít̄a ábt̄ə íwdil(i) c'aħánnin ustár, ī́t̄ur érdəli ɬ̄ás̄ēni sínt'ə bišís ár(i) ás órqӀali. χít̄a jémimmij qӀ'˳ét'u ló áq̄ʼul(i) nóʟ'a, ábc'onnis, g˳áq̄ʼu-š˳áq̄'uli, éɬ̄ul(i) óc' jéməmmij nóʟ'a. Ók̄ul(i) nəɮdṓru, jémim č'ellé ébχ̄uli. χít̄a ból(i) úšmərši: “nén hán-uqi? hán ét̄əqi? jélla č'ellé éχ̄uli”, — bólí. χít̄a úšmə bóli: “žámmaš(i) zába”, — bóli. Jár ɬ̄onnṓlu bóli: “žámmaš(i) zába”, — bóli. Járχul ɬ̄ənnámək dəqӀés ʟ'án értiqəra tór ós̄ərmis? “Nén úšmiši hḗӀt'u, éqəš(a) q˳át'əlis ʟ'arák q'íӀjdəqi”, — bóli. Jámut s̄aʕánna óbqӀəl(i) bít'(u) jémim, q˳át'əlis ʟ'arák qӀ'˳étʼ(u) lówu áχəs éɬ̄ul(i), q'éӀbdili. χít̄a ák̄onìɬ̄u boχ̄óli, bérqӀuli jémim, bérqӀuli, bérqӀuli, ós mulúrčijk ébdili, č'áben ʟonót, ɬ̄˳át boχóli.

QӀʼ˳é-buši ábut̄ib lóbur

════════════════════════════════════

Había una vez un hombre y su mujer. Tenían dos hijos, llamados Hasan y Husen. El padre era carpintero, y la madre trabajaba para unos desconocidos. Un día, los hijos salieron, pero se olvidaron de apagar los rescoldos de la chimenea y se prendió fuego en la casa. La casa se incendió y la familia se quedó sin hogar. Entonces, el padre le dijo a uno de sus hermanos: “¿y ahora qué hacemos? ¿qué será de nosotros? nos quedaremos en la calle”. El hermano le contestó: “venid a vivir con nosotros”. Su esposa también le dijo: “venid a vivir con nosotros”. Pero, ¿podría una mujer vivir con su cuñada? El matrimonio contestó: “no iremos a vuestra casa, pasaremos la noche bajo un árbol”. Y no fueron a ningún sitio, y con sus dos hijos se quedaron allí, debajo de un árbol. Por la mañana se levantaron y se fueron; caminando, caminando, llegaron a las montañas, donde encontraron a unos pastores con sus rebaños de ovejas.

Gemelos (cuento popular archi)



© www.linguasport.com

Página creada, diseñada y editada por Santiago Velasco