Lenguas CAUCÁSIcas

 

Conjunto de lenguas afines que se hablan en la región montañosa del Cáucaso, territorio de Asia Central comprendido entre el mar Negro y el mar Caspio. Desde la antigüedad, este istmo fronterizo entre Rusia, Turquía e Irán ha sido conocido por la extraordinaria diversidad de idiomas hablados en él, que varían no sólo entre un territorio y otro, sino incluso entre aldeas próximas entre sí. Ya con anterioridad a la era cristiana, el Cáucaso había llamado la atención de los geógrafos griegos y romanos que viajaron por este territorio, y en el siglo X los árabes le dieron el nombre de “montaña de lenguas”. Esta enorme variedad se debe sin duda al hecho de que, a lo largo de la historia, esta escarpada región de Asia Central ha servido de refugio a una gran multitud de pueblos perseguidos por otros grupos invasores (persas, macedonios, romanos, árabes, mongoles y turcos, principalmente).

 

No obstante, no todas las lenguas que se hablan en el Cáucaso pertenecen a esta agrupación lingüística; por ejemplo, el armenio y el osete son idiomas indoeuropeos, mientras que el azerí, el cumuco, el carachái-bálcaro y el nogái se engloban dentro de la familia altaica. La familia caucásica propiamente dicha está compuesta por aquellas lenguas del Cáucaso que no presentan filiación genética con ninguna otra agrupación lingüística, tanto dentro como fuera de esta región asiática. Pese a que en la actualidad las tres ramas principales de lenguas caucásicas (kartveliana, nororiental y noroccidental) se consideran familias lingüísticas independientes, dadas las grandes diferencias gramaticales entre ellas, el término genérico “familia caucásica” resulta conveniente para englobar a las lenguas del Cáucaso que no presentan relación filogenética alguna con otros idiomas hablados en esta región montañosa (de la misma forma que la macroagrupación de lenguas conocida como “familia indoeuropea” incluye variedades divergentes que pertenecen a grupos distintos).

 

Pese a que diversas teorías han tratado de relacionar esta agrupación lingüística con otras familias y lenguas individuales —como el hático, el hurrita y el urartiano, hablados antiguamente en la vecina región de Anatolia, el buruchasquí de Pakistán e incluso otros idiomas tan alejados como el etrusco y el euskera—, no existen pruebas concluyentes que demuestren la filiación genética de la familia caucásica con ninguna otra, únicamente fenómenos gramaticales de carácter aislado. No obstante, en la actualidad se ha propuesto el término tronco iberocaucásico —en donde el prefijo “ibero-“ se refiere al antiguo reino caucásico de Iberia, en la actual Georgia, sin relación alguna con la Península Ibérica— como una especie de “cajón de sastre”, práctico desde el punto de vista geográfico más que genético, que agrupa la familia caucásica y distintas variedades afines. Otra macroagrupación lingüística que se ha formulado recientemente, de carácter aún más genérico y especulativo, es el tronco dené-caucásico que, además de la familia caucásica, incluiría las lenguas na-dené (habladas en el norte de Alaska y Canadá), sino-tibetanas y paleosiberianas, e incluso el euskera.

 

En la actualidad, las lenguas caucásicas cuentan con más de diez millones de hablantes nativos, repartidos de la siguiente manera (a fecha de 2010):

georgiano           4.500.000

checheno            1.360.000

cabardiano          1.000.000

lezguio                      790.000

ávaro                 760.000

adigué                490.000

dargínico             486.000

mingrelio             360.000

ingusetio             320.000

laco                  146.000

tabasarano            126.000

abjasio                      120.000

rútul                  47.400

abaza                  47.000

esvano                 30.000

agul                   29.300

dido                   25.860

tsakhur                       22.770

lazurí                 22.000

andi                   10.710

udi                     6.590

kryts                   5.000

bácico                  2.500

khinalug                1.000

archi                     970

búdug                     200

 

Clasificación de las lenguas caucásicas

De las cerca de cuarenta lenguas caucásicas que pueden llegar a hablarse en la actualidad, sólo doce poseen una tradición escrita. El resto son habladas por pequeñas comunidades lingüísticas, que varían entre unos pocos cientos y unos pocos miles de personas (algunas no rebasan los límites de una sola aldea). Es prácticamente seguro que la ausencia de representación escrita de estas variedades, unida a las presiones externas de otras lenguas mayoritarias, harán que dejen de existir en pocos años como formas de comunicación oral (si es que no lo han hecho ya).

 

A pesar de que las relaciones genéticas internas de las lenguas caucásicas sean aún materia de discusión para la lingüística, la clasificación general más aceptada, en virtud de criterios lingüísticos y geográficos, es la siguiente (una cruz [†] indica que se trata de variedades lingüísticas ya desaparecidas o sin hablantes nativos; entre paréntesis se incluyen los principales territorios en los que se hablan):

 

1. Rama kartveliana

1.1. georgiano (Georgia, Rusia, Turquía, Irán)

1.2. Grupo zan

1.2.1. mingrelio (Georgia, Abjasia)

1.2.2. lazurí (Turquía, Georgia)

1.3. esvano (Georgia, Abjasia)

 

2. Rama nororiental

2.1. Grupo naj

2.1.1. checheno (Rusia)

2.1.2. ingusetio (Rusia)

2.1.3. bácico (Georgia)

2.2. Grupo daguestánico

2.2.1. ávaro (Rusia)

2.2.2. andi (Rusia)

2.2.2.1. andi (D)

2.2.2.2. chamalal (D)

2.2.2.3. botlikh (D)

2.2.2.4. godoberi (D)

2.2.2.5. bagvalal (D)

2.2.2.6. tindi (D)

2.2.2.7. karata (D)

2.2.2.8. akhvakh (D)

2.2.3. dido (Rusia)

2.2.3.1. dido (D)

2.2.3.2. khvarshi (D)

2.2.3.3. ginukh (D)

2.2.3.4. bezhta (D)

2.2.3.5. gunzib (D)

2.2.4. Subgrupo lezguio

2.2.4.1. lezguio (Rusia, Azerbaiyán)

2.2.4.2. tabasarano (Rusia)

2.2.4.3. agul (Rusia)

2.2.4.4. udi (Azerbaiyán)

2.2.4.5. archi (Rusia)

2.2.4.6. kryts (Azerbaiyán)

2.2.4.7. búdug (Azerbaiyán)

2.2.4.8. rútul (Rusia, Azerbaiyán)

2.2.4.9. tsakhur (Azerbaiyán, Rusia)

2.2.5. laco (Rusia)

2.2.6. dargínico (Rusia)

2.2.6.1. dargínico (D)

2.2.6.2. kajtak (D)

2.2.6.3. kubachi (D)

2.2.6.4. itsari (D)

2.2.6.5. chirag (D)

2.2.7. khinalug (Azerbaiyán)

 

3. Rama noroccidental

3.1. abjasio (Abjasia, Georgia, Turquía)

3.2. abaza (Rusia, Turquía)

3.3. Grupo circasiano

3.3.1. adigué (Rusia, Turquía, Jordania, Siria)

3.3.2. cabardiano (Rusia, Turquía, Jordania, Siria)

3.4. ubijé [†] (Turquía)

 

Características gramaticales de las lenguas caucásicas

Pese a que la lingüística moderna no ha podido hallar una variedad originaria común (protocaucásico) que demuestre la unidad filogenética de las anteriores tres ramas, existen varios rasgos gramaticales compartidos por las lenguas que las integran. Todas ellas poseen un sistema fonológico de gran riqueza (bien en la serie de consonantes, bien en la de vocales o, en algunos casos, en ambas), caracterizado por la presencia de modos de articulación adicionales (como series de consonantes aspiradas, eyectivas y geminadas o correlatos vocálicos alargados, palatalizados, labializados, nasalizados y redondeados). Desde el punto de vista morfológico, las lenguas caucásicas poseen una tipología aglutinante, de forma que las relaciones gramaticales se expresan mediante la adición a lexemas invariables de morfemas (prefijos y sufijos) en posiciones fijas y de forma ordenada. Esto se refleja en una flexión nominal caracterizada por la presencia de marcas de caso y una conjugación verbal de gran complejidad. Desde el punto de vista sintáctico, la mayoría de las lenguas caucásicas posee una tipología basada en la alineación “ergativo-absolutivo”, de forma que el sujeto agente de los verbos transitivos (A) aparece marcado en caso ergativo frente al sujeto paciente de los intransitivos (S) y el objeto de los transitivos (O), ambos en caso absolutivo (o nominativo) no marcado. Véase los siguientes ejemplos en georgiano:

            სტუდენტი მივიდა <student-i mivida> (S-V)

            ‘el estudiante fue’

            სტუდენტმა წერილი დაწერა <student-ma tseril-i datsera> (A-O-V)

‘el estudiante escribió la carta’

en donde S y O figuran en caso absolutivo (-i) y A aparece marcado en el caso especial ergativo (-ma).

 

La lengua caucásica de mayor importancia es el georgiano, idioma oficial de Georgia, no sólo por el hecho de que posea un mayor número de hablantes que las demás, sino porque su tradición literaria se remonta a una época más antigua. Junto con otras variedades menores de esta república caucásica, como el mingrelio, el lazurí y el esvano, constituye la llamada rama kartveliana (o meridional) de la familia caucásica. Esta agrupación lingüística posee una gran antigüedad, ya que la originaria lengua común (protokartveliano) se remonta al año 6000 a.C. y pudo haber recibido la influencia del protoindoeuropeo, como demuestra la similitud entre sus sistemas de apofonía (alternancia vocálica para expresar distintas funciones gramaticales en un mismo lexema) y préstamos léxicos de esta última variedad en las lenguas kartvelianas (como el georgiano მკერდის <mkerdis> ‘pecho’, del protoindoeuropeo *ḱerd- ‘corazón’, o თბილი <t'bili> ‘cálido’ (de *tep- ‘caliente’). Dentro de la rama kartveliana, el esvano fue la variedad que primero se separó del resto (hacia el año 2000 a.C.), y posteriormente le seguirían el georgiano (alrededor del año 1000 a.C.) y el grupo zan (el mingrelio y el lazurí se diferenciaron únicamente desde el siglo XVI). El resto de lenguas caucásicas se han venido clasificando tradicionalmente dentro de la rama septentrional, que a su vez se divide en las subramas noroccidental y nororiental (o naj-daguestánica).

 

La rama noroccidental de las lenguas caucásicas está integrada por las siguientes lenguas: abjasio, hablado en la República Autónoma de Abjasia (capital: Sujumi); abaza, en la República de Karachaevo-Cherkesia (capital: Cherkessk); adigué, en la República de Adiguesia (capital: Maikop); cabardiano, en las repúblicas de Kabardia-Balkaria (capital: Nalchik) y Karachaevo-Cherkesia, territorios en los que convive como idioma local con el carachái-bálcaro, lengua de la familia altaica; ubijé, variedad extinta que se habló en Turquía como resultado de las migraciones desde mediados del siglo XIX del pueblo ubijé desde su asentamiento original en la costa oriental del mar Negro. Las lenguas caucásicas noroccidentales se caracterizan por la riqueza de su sistema consonántico, que contrasta en cambio con la pobreza de su sistema vocálico (estos dos fenómenos parecen estar relacionados, ya que históricamente estas variedades caucásicas han asimilado rasgos fonológicos de las vocales, como la palatalización y la labialización, a las consonantes adyacentes).

 

El grupo naj de las lenguas caucásicas nororientales está compuesto por las siguientes variedades lingüísticas: checheno, hablado principalmente en la República de Chechenia (capital: Grozni); ingusetio, en la República de Ingusetia (capital: Magas); bácico, hablado por una pequeña comunidad que habita en el noreste de Georgia. Las dos primeras son lenguas muy próximas entre sí, mientras que la tercera muestra una mayor divergencia con respecto a ellas. El grupo naj comenzó a diferenciarse del resto de lenguas caucásicas nororientales hace 6000 años, y en sus orígenes estaba integrado también por una serie de lenguas que desaparecieron tras ser ser asimiladas por el idioma de otros pueblos conquistadores: érsh (lengua naj del norte de Armenia que fue reemplazada por el urartiano hacia el siglo VIII a.C.), malkh (hablado por un antiguo pueblo que habitaba en el noroeste del Cáucaso, en las actuales repúblicas de Kabardia-Balkaria y Karachaevo-Cherkesia, y que fue sometido desde el siglo V a.C. por hordas de invasores nómadas del norte, como los alanos y los turcos, antes de asimilarse finalmente a los chechenos), kalkh (lengua de un pueblo caucásico que habitó en el este de Georgia, en las regiones históricas de Kakheti y Tusheti, y que fue absorbido culturalmente por el dialecto kartliano del georgiano), glígvico (hablado en el Cáucaso septentrional), tsanar (lengua de un pueblo que habitó en la región histórica medieval de Tsanaria, en el norte del actual territorio de Georgia, y que, tras destacarse en la lucha contra los invasores árabes a finales del siglo VIII, se asimiló a la cultura georgiana a finales del siglo X), dval (lengua hablada en el sur de Osetia Meridional hasta el siglo XVIII, cuando fue asimilada por el georgiano y el osete), tsov (hablado en la provincia urartiana de Sofene, situada en el sureste de la actual Turquía).

 

A diferencia del pobre sistema vocálico de las lenguas caucásicas noroccidentales, las variedades nororientales del grupo naj posee un vocalismo rico y altamente diferenciado: las cinco vocales básicas —/a/, /e/, /i/, /o/, /u/— presentan correlatos alargados, palatalizados, labializados, nasalizados y redondeados (ej.: /aː/, /je/, /woː/, /jãː/, /œ/). En checheno e ingusetio, este proceso de diferenciación fonética ha dado lugar a 30 fonemas vocálicos, mientras que en bácico existen al menos 20. Las principales características gramaticales de las lenguas naj son: 1) varias declinaciones nominales, cuya desinencia identificadora no se añade al nombre sino al predicado; 2) un elaborado sistema de casos (ocho en checheno e ingusetio y 22 en bácico); 3) una compleja conjugación verbal; 4) tres tipos de construcción sintáctica: nominativa (con verbos intransitivos), ergativa (con verbos transitivos) y dativa (con verbos afectivos o pseudotransitivos, que son aquéllos cuyo sujeto experimenta la acción —como en aborrece las espinacas— o recibe la impresión del objeto —como en veo a tu amigo).

 

El grupo daguestánico de las lenguas caucásicas nororientales está integrado por no menos de treinta variedades caucásicas diferentes, que se distribuyen a lo largo y ancho de la república rusa de Daguestán (capital: Majachkala). Únicamente cinco de estas lenguas poseen un sistema de escritura propio, de las cuales las más importantes son el ávaro (hablado al suroeste de la anterior república) y el lezguio (cuyos hablantes residen más al sureste, en los alrededores de la ciudad de Derbent y en la región fronteriza con Azerbaiyán). En el territorio comprendido entre las dos anteriores se localizan las otras tres lenguas daguestánicas con representación escrita: dargínico, laco y tabasarano. De entre las variedades ágrafas, las que cuentan con un mayor número de hablantes son andi y dido (términos que en realidad engloban un conjunto de dialectos daguestánicos afines). Otros idiomas daguestánicos menores son agul, archi, búdug, khinalug, kryts, rútul, tsakhur y udi.

 

Bibliografía

ARONSON, Howard Isaac: Georgian: A Reading Grammar (Indiana University: Slavica, 1990).

CATFORD, John C.: Mountain of Tongues: The Languages of the Caucasus (in “Annual Review of Anthropology”, Vol. 6: 1977).

COLARUSSO, John: The Northwest Caucasian Languages: A Phonological Survey (London: Routledge, 2014).

HASPELMATH, Martin: A Grammar of Lezgian (Berlin: Mouton de Gruyter, 1993).

HEWITT, Brian George: Abkhaz: A Descriptive Grammar (London: Routledge, 2000).

HEWITT, Brian George: Georgian: A Structural Reference Grammar (Amsterdam: John Benjamins, 1995).

NICHOLS, Johanna: Ingush Grammar (University of California Press, 2011).

© www.linguasport.com

Página creada, diseñada y editada por Santiago Velasco