Afrikaans

 

FICHA TÉCNICA

Nombre original

afrikaans [afri'kɑːns]

Nombre español

afrikaans [afri'kans] / afrikáner [afri'kaner]

Nombre inglés

Afrikaans [æfrɪ'kɑns]

Filiación lingüística

familia indoeuropea > grupo germánico > rama occidental > subgrupo germánico > bajo alemán

Hablado en

Sudáfrica¹, Namibia#, Botswana#, Lesotho#, Swazilandia#

Número de hablantes

6,4 millones (2006)*

Dialectos principales

Sistema de escritura

alfabeto latino

Documentado desde

1861

Tipología sintáctica

S-V-O / S-O-V

° idioma nacional        ¹ idioma oficial        + dialecto        # idioma minoritario        * Estimación de Ethnologue.

 

ESQUEMA

1.        Introducción

2.        Evolución histórica

3.        Ortografía y pronunciación

4.        Morfología

5.        Sintaxis

6.        Texto ilustrativo

 

 

Introducción

 

El afrikaans o afrikáner (afrikaans) pertenece a la rama occidental de las lenguas germánicas, subgrupo dentro de la familia indoeuropea. Desde 1925 es —junto con el inglés— lengua oficial en Sudáfrica, en donde posee unos 7.888.906 hablantes*, de los que la mitad son afrikaners blancos de origen holandés (el 60% del total) y la otra mitad coloureds, sudafricanos de descendencia mixta (el 80% del total); los primeros viven principalmente en las provincias nororientales de Transvaal y el Estado Libre de Orange, mientras que los segundos residen en la parte occidental de la provincia de El Cabo. En el vecino estado de Namibia, el afrikaans fue lengua oficial (junto con el alemán) hasta su independencia en 1990, y la mayoría de sus 1.820.000 habitantes aún lo usa como segunda lengua de comunicación (por detrás del inglés). No obstante, existen pequeñas comunidades diseminadas por toda Namibia que continúan usando el afrikaans como primera lengua. En otros países vecinos como Botswana, Lesotho y Swazilandia existen igualmente pequeñas comunidades de hablantes.

*Fecha de referencia estadística: 1997.

 

Históricamente, el afrikaans deriva del neerlandés hablado por los colonos holandeses que se asentaron en Sudáfrica durante la segunda mitad del siglo XVII, aunque a lo largo de su historia ha incorporado tantos elementos indígenas africanos, así como del inglés, el francés y el alemán, que hoy en día está considerado un idioma distinto (a diferencia del dialecto flamenco del neerlandés hablado en Bélgica), pese a que ambos idiomas, afrikaans y holandés, resultan mutuamente inteligibles (el 85% de su vocabulario es común).

 

 

Evolución histórica

 

Pese a que el afrikaans se habló en Sudáfrica desde mediados del siglo XVII, al comienzo estaba considerado como un simple dialecto del neerlandés usado por los colonos protestantes holandeses (de hecho, su denominación habitual era holandés del Cabo). A comienzos del siglo XVIII, tras su fusión con elementos de las lenguas indígenas y de otras lenguas europeas como el inglés, el alemán y el francés, puede hablarse ya de un idioma local distinto del holandés. Pese a todo, el afrikaans continuó siendo considerado una variante del neerlandés durante mucho tiempo, y no fue hasta la segunda mitad del siglo XIX cuando comenzó a ser reconocido como una lengua distinta. Fue entonces cuando aparecieron los primeros testimonios escritos, ya que hasta ese momento se usaba únicamente el neerlandés estándar en la escritura (pese a que el afrikaans era la lengua empleada en la comunicación oral).

 

En 1861, el periodista Louis Henri Meurant publicó una colección de cartas de contenido independentista con el cómico título de Zamenspraak tusschen Klaas Waarzegger en Jan Twyfelaar ‘conversación entre Klaas Waarzegger y Jan Twyfelaar’ (en donde waarzegger significa ‘el que dice la verdad’ y twyfelaar ‘el que duda’), que está considerada como la primera obra literaria escrita plenamente en afrikaans. Posteriormente, en 1875, aparecen las primeras gramáticas y diccionarios de la lengua (que adopta su nueva denominación como adjetivo de Afrikaner, término con el que empezaban a autodenominarse con orgullo los habitantes blancos de Sudáfrica). Tras su reconocimiento como tercera lengua oficial del país en 1925 (junto con el inglés y el holandés), los documentos escritos en afrikaans fueron cada vez más abundantes, y en 1933 se publicó la primera traducción completa de la Biblia a esta lengua, que significó un hito importante en su estandarización definitiva. En 1961, la Constitución sudafricana estipuló que las dos lenguas oficiales del país debían ser el inglés y el afrikaans (en detrimento del neerlandés).

 

En el contexto de las lenguas germánicas, el afrikaans es la variedad que ha evolucionado de forma más radical en el transcurso de su breve historia. La reducción y pérdida del sistema flexivo original (que en idiomas como el inglés o el mismo neerlandés llevó varios siglos) se produjo en afrikaans en el transcurso de dos o tres generaciones: la lengua que los primeros colonos holandeses introdujeron en 1657 poco tenía que ver con la que se hablaba en Sudáfrica en 1725. Ello se debe a las circunstancias extralingüísticas que rodearon a este idioma, en particular la comunicación diaria entre los colonos holandeses, los esclavos que trataban de aprender su lengua, otros grupos de europeos y la propia población indígena, que sin duda aceleró la reducción morfológica del afrikaans hasta convertirlo en una especie de lengua franca.

 

 

Ortografía y pronunciación

 

El afrikaans emplea para su representación escrita el alfabeto latino, aunque los caracteres c, q, x, z se usan raramente (únicamente en términos franceses, ingleses, latinos o griegos). Normalmente, las palabras holandesas que originalmente poseían las consonantes c, ch, qu, x, z se escriben en afrikaans con k, g, kw, ks, s (respectivamente). La longitud extra de las vocales e, o, u se señala mediante un acento circunflejo (como en wêreld ‘mundo’, oormôre ‘pasado mañana’, brûe ‘puentes’). Para indicar que dos vocales pertenecen a sílabas distintas, el afrikaans —al igual que el neerlandés— señala la segunda mediante una diéresis (como en reën ‘lluvia’). La variante escrita se distingue fácilmente del holandés por la forma del artículo indeterminado 'n (que en holandés se representa como een), así como el grupo consonántico inicial de palabra sk- (que en neerlandés se escribe sch- y se pronuncia [sx]), como en skoen ‘zapato’ en lugar del holandés schoen. El alfabeto afrikaans consta de las siguientes 26 letras:

 

Mayúsculas

A

B

C

D

E

F

G

H

I

J

K

L

M

N

O

P

Q

R

S

T

U

V

W

X

Y

Z

Minúsculas

a

b

c

d

e

f

g

h

i

j

k

l

m

n

o

p

q

r

s

t

u

v

w

x

y

z

Pronunciación (véase AFI)*

a

b

k

d

e

f

x

ɦ

i

j

k

l

m

n

o

p

kw

r

s

t

y

f

v

ks

i

z

 

* Representa la pronunciación de la letra aislada o la más habitual. Para su pronunciación real en el contexto de la palabra, véase las distintas reglas ortográficas más abajo.

 

En general, la pronunciación de las consonantes del afrikaans es muy parecida a la del neerlandés, excepto la w, que se pronuncia [w] detrás de consonante (como en antwoord ‘respuesta’) y [v] en el resto de contextos (como en water ‘agua’).

 

El repertorio de sonidos consonantes es el siguiente (véase Alfabeto Fonético Internacional):

 

LUGAR DE ARTICULACIÓN

bilabial

labio-dental

alveolar

palatal

velar

uvular

glotal

MODO DE ARTICULACIÓN

oclusivo

p      b

 

t       d

 

k      ɡ

 

ʔ

oclusivo palatalizado

 

 

 

 

kʲ

 

 

fricativo

 

f       v

s

ʃ

x

 

ɦ

africado

 

 

ts

ʧ

 

 

 

nasal

m

 

n

ɲ

ŋ

 

 

vibrante múltiple

 

 

r

 

 

 

 

lateral

 

 

l

 

 

 

 

aproximante

 

 

 

j

 

 

 

 

La consonante alveolar fricativa sonora [z] no es patrimonial del afrikaans, y únicamente aparece en unos pocos préstamos léxicos (por este motivo, la denominación local del país es Suid-Afrika, que en holandés se escribe con z inicial: Zuid-Afrika). Las oclusivas sonoras [b], [d] se convierten en sus correlatos sordos [p], [t] (respectivamente) en posición final de palabra. Algunas consonantes del neerlandés se han perdido en afrikaans, especialmente la g en posición intervocálica (por ejemplo, el holandés vogel ‘pájaro’ se convirtió en voël). La oclusiva glotal [ʔ] aparece en ciertas palabras compuestas, y hace que se pronuncien como si fueran dos (como verenig > ver + enig).

 

Los siguientes son los sonidos vocálicos del afrikaans (véase Alfabeto Fonético Internacional):

 

FRONTALIDAD

anterior

central

posterior

ALTURA

alto

i / y

ɪ

 

u

ʊ

medio-alto

e / ø

ɵ

o

medio

 

ə

 

medio-bajo

ɛ / œ

 

ʌ / ɔ

bajo

 

a

ɑ

 

Todas las anteriores vocales, excepto [e], [ɵ], [a], [ʊ], poseen una forma larga. El dígrafo ij del neerlandés (que representa el diptongo [ɛɪ]) se escribe y en afrikaans (como vyf en lugar de vijf ‘cinco’).

 

A continuación se muestra la correspondencia entre los sonidos vocálicos del afrikaans y su representación ortográfica más habitual:

 

Vocales sencillas

[i]         ie (dankie)

[iː]     i (misie) / ie (dier)

[y]        u (u)

[yː]    u (nuwe) / uu (duur)

[ɪ]       i (sit)

[ɪə]      e (edel) / ee (een) / (lr) / (skr)

[e]        e (ek)

[ø]       eu (beuk)

ː]    eu (deur)

[ɛ]       e (ken)

[ɛː]    ê (hê)

[œ]       u (brug)

ː]   û (brûe)

[ɵ]       u (musse)

[ə]        e (bevat) / i (klippe)

[a]        a (tak)

[u]        oe (voet)

[uː]    oe (voer)

[ʊ]       o (euforie)

[oə]      o (dowe) / oo (doof)

[ʌ]       a (kap)

[ʌə]      ae (dae)

[ɔ]       o (bokke)

[ɔː]    ô (môre)

[ɑː]    aa (daad)

 

Diptongos

[ju]       eu (euforie)

[jːu]    eeu (leeu)

[eɪ]      ei (seil)

[eɪə]    uie (beduie)

[ɛɪ]     y (yster) / ei / ey

[œy]     ui (lui) / uy

[aːə]   aai (laai)

[uə]      (verm)

[uø]      o (bode) / oo (soom)

[ʊːɪ]  oei (koei)

[oi]       oi / oy

[ou]      au / ow

[ɔʊ]     ou (hout)

[ɔi]       o (potjie)

[ɔːɪ]  ooi (strooi)

 

El acento prosódico en afrikaans es libre, y está asociado al tono de las sílabas. Suele haber un acento principal en la raíz de las palabras. Los verbos con prefijo que se construyen con este elemento separado suelen transferir el acento al mismo.

 

 

Morfología

 

El sistema morfológico del afrikaans ha experimentado una gran reducción en comparación con el del neerlandés. La originaria flexión nominal que caracterizaba a todas las lenguas germánicas se ha reducido por completo: ni siquiera el genitivo se marca con el sufijo -s, sino que se indica de forma analítica mediante la partícula se (ej.: sy vader se huis ‘la casa de su padre’). La división entre sustantivos de género común y neutros del neerlandés se ha perdido por completo, y la forma única del artículo determinado die se usa para todos ellos, tanto en singular como en plural. Sin embargo, los sustantivos poseen marcas de número (generalmente el sufijo -e para indicar el plural, y en menor medida -s). Los adjetivos en función atributiva conservan la misma marca flexiva -e que en neerlandés, y los pronombres personales también han conservado distintas formas para indicar el caso objeto. Los pronombres numerales (del 1 al 10) son: een, twee, drie, vier, vyf, ses, sewe, agt, nege, tien.

 

Dentro de la flexión verbal, el infinitivo y el presente poseen la misma forma (con la única excepción de wees ‘ser/estar’ y ‘tener’) y los verbos no se conjugan para las distintas personas (ej.: ek is ‘soy’, jy is ‘eres’, hy/sy/dit is ‘es’, ons is ‘somos’, julle is ‘sois’, hulle is ‘son’). En la mayoría de verbos, el pasado se indica mediante el pretérito perfecto, que ha reemplazado en esta función al pretérito simple y al pluscuamperfecto (p. ej., ek het gebreek significa indistintamente ‘rompí’, ‘he roto’ o ‘había roto’).

 

 

Sintaxis

 

El orden sintáctico del afrikaans es parecido al del neerlandés, con el verbo conjugado en segunda posición dentro de las oraciones principales (ej: hy is siek ‘él está enfermo’, hy het ‘n huis gekoop ‘se ha comprado una casa’) y en último lugar dentro de proposiciones subordinadas (ek weet dat hy siek is ‘sé que él está enfermo’). Un rasgo particular del afrikaans, que lo diferencia de otras lenguas germánicas, es el empleo de la doble negación (como en hy kan nie Afrikaans praat nie, literalmente ‘no puede no hablar afrikaans’).

 

 

Texto ilustrativo

 

Vanaand het ek weer so verlang,

in grondelose vrees

van eie gryse eensaamheid,

dat jy by my moet wees,

 

dat ek die wye koeltes van

jou stem om my kan voel,

soos die rimp’ling van die somerreën

vervlugtig oor my spoel.

 

En toe ek deur die duister wind

wat oor my huisie waai,

die knip hoor lig, het heel my hart

in vreugde opgelaai...

 

Nou sit ons voor die vuur en speel

die vlamlig deur ons hare...

Lag waai die reënwind buite deur

die afgevalle blare.

Stil aand (1934), W.E.G. Louw.

Esta tarde he deseado de nuevo,

con el miedo incierto y abismal

de mi antigua y gris soledad,

que estuvieras a mi lado,

 

que pudiera sentir el frescor

de tu voz sobre mí,

como las ondas que forma la lluvia de verano

lentamente resbalando por mi cuerpo.

 

Y cuando, en medio del oscuro y frío viento

que sobre mi cabaña sopla,

escuchara la aldaba en la puerta, mi corazón brincaría

de alegría para darte la bienvenida...

 

Y ahora estamos sentados delante del fuego,

su llama brilla en nuestro pelo...

Mientras tanto, el viento y la lluvia murmuran

a través de las hojas caídas en el exterior.

Tarde tranquila (1934), W.E.G. Louw.



© www.linguasport.com

Página creada, diseñada y editada por Santiago Velasco