Frisón

 

FICHA TÉCNICA

Nombre original

frysk [frɪsk]

Nombre español

frisón [fri'son] / frisio ['frisjo]

Nombre inglés

Frisian ['frɪʒən] / Friesian ['friʒən]

Filiación lingüística

familia indoeuropea > grupo germánico > rama occidental > subgrupo anglofrisón

Hablado en

Holanda¹, Alemania+#, Dinamarca+#

Número de hablantes

620.000 (2004)*

Dialectos principales

frisón occidental, frisón septentrional, frisón oriental

Sistema de escritura

alfabeto latino

Documentado desde

s. XIII

Tipología sintáctica

S-V-O / S-O-V

° idioma nacional        ¹ idioma oficial        + dialecto        # idioma minoritario        * Estimación de Ethnologue.

 

ESQUEMA

1.        Introducción

2.        Evolución histórica

3.        Ortografía y pronunciación

4.        Morfología

5.        Sintaxis

6.        Texto ilustrativo

 

 

Introducción

 

El frisón o frisio (frysk) pertenece a la rama occidental de las lenguas germánicas, subgrupo dentro de la familia indoeuropea. Constituye, junto con el neerlandés, el idioma oficial de la provincia de Frisia (Fryslân), situada al nordeste de los Países Bajos. Con una población total de unos 600.000 habitantes, alrededor de 400.000 residentes en este territorio son frisones y hablan esta lengua (el resto son capaces de entenderlo en mayor o menor medida). Otros 10.000 se hallan repartidos en las regiones alemanas de Saterland (Baja Sajonia) y Nordfriesland (Schleswig-Holstein), así como en algunas islas danesas en la región fronteriza entre Alemania y Dinamarca*. En la actualidad, el frisón es materia de enseñanza en las escuelas de Frisia y se emplea con regularidad en los tribunales de esta provincia holandesa.

*Fecha de referencia estadística: 1997.

 

En realidad, el término único “frisón” hace referencia a un conjunto de tres dialectos hablados por miembros del originario grupo étnico frisón, que han habitado en la actual región de Schleswig-Holstein desde los tiempos del Imperio Romano: frisón occidental (frysk) —hablado en la provincia holandesa de Frisia—, frisón septentrional (frasch) —hablado en Schleswig-Holstein— y frisón oriental (fräisk o frisón de Saterland) —hablado en la Baja Sajonia. El primero posee categoría de idioma oficial en Holanda y se considera la variante estándar de esta lengua, mientras que los otros dos —pese a ser idiomas minoritarios protegidos en Alemania— se hallan en inminente peligro de extinción por su escaso número de hablantes. Cada una de estas tres variedades frisonas, a su vez, posee varios dialectos, con mayor o menor grado de divergencia.

 

En una encrucijada sociolingüística similar a la del catalán actual, algunos lingüistas consideran estos tres dialectos frisones como lenguas distintas —ya que en ciertos aspectos resultan mutuamente ininteligibles—, postura defendida por sus propios hablantes. Sin embargo, otros expertos los consideran dialectos de una misma variedad lingüística original, con más o menos diferencias locales, y tienden a agruparlos bajo la etiqueta única de “frisón” por razones histórico-lingüísticas.

 

El frisón es la lengua germánica más próxima lingüísticamente al inglés —especialmente al antiguo anglosajón hablado antes de la invasión normanda de Inglaterra—, en particular en el plano léxico (compárese los pares boi/boy, twa/two, goed/good) y fonológico. Por otra parte, el parecido del frisón con el neerlandés no se debe a motivos lingüísticos —ya que estas dos lenguas germánicas no están directamente emparentadas— sino a la gran cantidad de palabras holandesas que han penetrado en el frisón desde que Frisia pasó a formar parte de los Países Bajos en el siglo XVII.

 

 

Evolución histórica

 

El frisón deriva del bajo alemán, el dialecto minoritario de la lengua germana que se hablaba en el norte de Alemania. Las primeras muestras escritas en esta lengua son inscripciones en caracteres rúnicos y glosas en textos latinos, aunque los primeros testimonios escritos completamente en frisón datan del siglo XIII. Tras un periodo de máximo esplendor, a partir del siglo XVI esta lengua fue cediendo terreno progresivamente ante el holandés y quedó reservada al ámbito oral. No obstante, puede decirse que la literatura frisona se inició en el siglo XVII con Gysbert Japicx (1603-1666), cuya obra poética, Friesche Rymlerye ‘Versos frisones’ (1668), sirvió para reactivar la literatura y la ortografía frisonas y evitar que esta lengua desapareciera por completo. Tras un nuevo periodo de oscurantismo literario durante el siglo XVIII, el frisón vivió su momento de mayor auge cultural durante el siglo XIX, cuando surgió una nueva generación de escritores locales al amparo de un movimiento literario llamado Nueva Literatura Frisona, fundado por los hermanos Halbertsma, con una producción de rimas y leyendas de carácter popular.

 

 

Ortografía y pronunciación

 

El frisón occidental (variedad estándar de la lengua) emplea para su representación escrita el alfabeto latino, en una variedad formada por las siguientes 24 letras:

 

Mayúsculas

A

B

C

D

E

F

G

H

I

J

K

L

M

N

O

P

R

S

T

U

V

W

Y

Z

Minúsculas

a

b

c

d

e

f

g

h

i

j

k

l

m

n

o

p

r

s

t

u

v

w

y

z

Pronunciación (véase AFI)*

a

b

-

d

e

f

ɡ

h

i

j

k

l

m

n

o

p

r

s

t

u

v

w

i

z

 

* Representa la pronunciación de la letra aislada o la más habitual. Para su pronunciación real en el contexto de la palabra, véase las distintas reglas ortográficas más abajo.

 

La letra y es una simple variante de la vocal i (por lo que no se considera realmente como un símbolo del alfabeto frisón). La c se usa únicamente en combinación con h (ch) en interior de palabra para indicar el sonido velar fricativo sordo [x] (como en acht [axt] ‘ocho’). La letra g representa, según el contexto, los sonidos velar oclusivo sonoro [ɡ] (como en gat [ɡɔt] ‘agujero’) y velar fricativo sonoro [ɣ]. La r no se pronuncia delante de t, d, n, l, s, z. La w se pronuncia [v] al comienzo de palabra y [f] al final.

 

El repertorio de sonidos consonantes del frisón occidental es el siguiente (véase Alfabeto Fonético Internacional):

 

LUGAR DE ARTICULACIÓN

bilabial

labio-dental

alveolar

palatal

velar

glotal

MODO DE ARTICULACIÓN

oclusivo

p      b

 

t       d

 

k      ɡ

 

fricativo

 

f       v

s       z

 

x      ɣ

h

nasal

m

 

n

 

ŋ

 

vibrante múltiple

 

 

r

 

 

 

lateral

 

 

l

 

 

 

aproximante

w

 

 

j

 

 

 

Por lo general, la correspondencia entre la ortografía y la fonética del frisón es bastante regular. Las excepciones son los sonidos [x], [ɣ], [ŋ] y [v], que se escriben, respectivamente, ch, g, ng y w (esta última letra sólo en posición inicial de palabra). Es también característico del frisón la silabización de las consonantes líquidas y nasales tras el sonido de timbre indeciso [ə] (llamado schwa); por ejemplo, bûter [but] ‘mantequilla’, skippen ['skɪp] ‘barcos’. Al igual que en alemán y en neerlandés, las oclusivas sonoras en posición final de palabra se articulan como sus correlatos sordos (p. ej., reed [reːt] ‘carretera’).

 

Los siguientes son los sonidos vocálicos del frisón occidental (véase Alfabeto Fonético Internacional):

 

FRONTALIDAD

anterior

central

posterior

ALTURA

alto

iː/ yː

i / y

ɪ

 

uː

u

medio-alto

eː/ øː

ø

 

oː

o

medio

 

ə

 

medio-bajo

ɛː

ɛ

 

ɔː

ɔ

bajo

aː

a

 

 

 

Las vocales largas se representan ortográficamente como letras reduplicadas (ej., kaai [kaːi] ‘llave’, see [seː] ‘mar’, tiid [tiːt] ‘tiempo’). Las diferencias de timbre en las vocales a, e, i, o, u, y se señalan mediante el acento circumflejo (^) y en ocasiones el acento agudo (´). A continuación se ilustra la pronunciación habitual de algunas vocales frisonas distintas a las del inglés:

â [ɔː]

ê [ɛː]

û [u]

ú [y]

u [ø]

euː]

 

Existen varios diptongos en frisón, todos ellos con los sonidos vocálicos [i], [y], [u], [ə] como segundo elemento:

y, ij [ɛi]

oei [ui]

ai [ai]

ui [øy]

au, ou [au]

ie [iə]

ea [ɪə]

oe [uə]

oa [oə]

ue [yə]

eo [øə]

 

Al igual que en el resto de lenguas germánicas, el acento prosódico del frisón recae normalmente en la primera sílaba de la palabra (salvo en los compuestos).

 

 

Morfología

 

Al igual que el inglés, el frisón actual presenta una morfología muy reducida en comparación con su estado antiguo. Los sustantivos se dividen en dos categorías: de género común (que se construyen con el artículo determinado de) y neutros (que lo hacen con it). La única marca de caso que se ha conservado es el sufijo -s en el genitivo. Los pronombres numerales (del 1 al 10) son: ien, twa, trije, fjouwer, fiif, seis, sân, acht, njoggen, tsien.

 

 

Sintaxis

 

Como ocurre con las lenguas germánicas en general, el frisón construye sus oraciones declarativas principales con el verbo gramatical siempre en segundo lugar, tras el sujeto o cualquier otro constituyente (rasgo que, curiosamente, lo diferencia del inglés y lo acerca más a lenguas como el alemán); por ejemplo, compárese las siguientes paráfrasis oracionales con el mismo contenido: Kluivert hat juster it ankel ferkloft ‘Kluivert se torció ayer el tobillo’; juster hat Kluivert it ankel ferkloft; it ankel hat Kluivert juster ferkloft; ferkloft hat Kluivert juster it ankel. En las oraciones interrogativas e imperativas, el verbo conjugado se pone en primer lugar (ej.: wolst my it jiskepantsje efkes oerjaan? ‘¿quieres pasarme el cenicero?’). Dentro de proposiciones subordinadas, el verbo suele ir al final de la oración.

 

 

Texto ilustrativo

 

It hat eigenskip, dat de Fryske bydrage ta de Amerikaenske literatuer tige biskieden is. Der binne einlik mar trije, fjouwer Fryske nammen, dy ‘t yn de Amerikaenske literaire wrâld nei foaren komd binne. It binne allegearre nammen fan noch libjende Friezen, in biwiis dat de literaire kunst ûnder de Fryske lânforhuzers har net ier ta bloei set hat. Faeks is it lykwols net sûnder bitsjutting en ûnthjit dat de namme dy ‘t yn tiidsfolchoarder it lêst komt ek de meast forneamde is.

════════════════════════════════════

Es evidente que la contribución frisona a la literatura americana es muy modesta. Existen únicamente tres o cuatro nombres frisones destacados dentro del mundo literario americano. Son nombres de frisones que aún viven, prueba de que el arte literario entre los emigrantes frisones no alcanzó una temprana compleción. Quizá, sin embargo, no carezca de significación y esperanza el que el nombre más reciente en el tiempo resulte el más destacado.

© www.linguasport.com

Página creada, diseñada y editada por Santiago Velasco