PERSA

[Necesitas instalar la fuente TrueType Aegean para visualizar correctamente los caracteres cuneiformes del persa antiguo incluidos en este documento.]

 

FICHA TÉCNICA

Nombre original

فارسی [fɒːɾ'siː]

Nombre español

persa ['persa]

Nombre inglés

Persian ['pərʒən]

Filiación lingüística

familia indoeuropea > grupo indoiranio > rama irania > región suroccidental

Hablado en

Irán1+, Afghanistán1+, Tayikistán01+

Número de hablantes

65.000.000 (2010)

Dialectos principales

farsi, dari, tayiquí

Sistema de escritura

cuneiforme persa (alfasilabario) / alfabeto persa (abyad) / alfabeto cirílico

Documentado desde

ca. 521 a.C.

Tipología sintáctica

S-O-V

° idioma nacional ¹ idioma oficial + dialecto # idioma minoritario † idioma extinto

 

ESQUEMA

1.        Introducción

2.        Evolución histórica

3.        Ortografía y pronunciación

4.        Morfología

5.        Sintaxis

6.        Texto ilustrativo

 

 

Introducción

 

El persa pertenece a la rama irania de las lenguas indoiranias, subgrupo dentro de la familia indoeuropea. Su nombre deriva de Parsa, la provincia del sur de Irán en la que se originó la dinastía sasánida en el año 226. Con este nombre se conoce en realidad una macrolengua (o “lengua pluricéntrica”) hablada en Asia Central que está formada por tres variedades dialectales principales: 1) el persa occidental en Irán, más conocido como farsi (فارسی) (forma arabizada de “Parsa” producto de la ausencia en esta lengua semítica del fonema /p/); 2) el persa oriental en Afganistán, conocido en este territorio como dari (دری‎‎); 3) el persa nororiental en Tayikistán, llamado tayiquí (тоҷикӣ / تاجیکی) o tayico, que posee la peculiaridad de representarse mediante caracteres cirílicos.

 

En Irán, el farsi representa la primera lengua oficial del país, a pesar de ser hablada por tan sólo el 66 por ciento de la población. Este dialecto persa está formado a su vez por varios subdialectos, que se corresponden con las divisiones provinciales de Irán: tehrani (variedad estándar de la lengua hablada en la capital Teherán), abadani, araki, bandari, esfahani, karbalai, kashani, kermani, mashhadi, qazvini, shirazi, yazdi. En la vecina Afganistán, el dari comparte la condición de idioma oficial con el pasto, aunque el primero representa la lengua de prestigio y de comunicación intercultural entre las distintas etnias que conviven en este país (pese a que sus hablantes nativos constituyen tan sólo el 50 por ciento de la población); los subdialectos locales que componen el dari son kaboli (variedad estándar de la lengua hablada en la capital Kabul), mazari, herati, badakhshi, panjshiri, laghmani, sistani, aimaqi, hazaragi, darwazi, dehwari. En Tayikistán, por último, el tayiquí es la lengua materna del 80 por ciento de la población y representa el único idioma nacional de carácter oficial; los dialectos locales que lo componen se dividen en cuatro grupos: tayiquí septentrional (en el norte de Tayikistán y regiones fronterizas al sur de Uzbekistán y Kirguistán), tayiquí central (en los distritos de Mastchoh, Aini, Hissor y Varzob), tayiquí meridional (Qarotegin, Kulob y Badakhshan) y tayiquí suroriental (Vanj y Darvoz).

 

Como consecuencia de las invasiones del Imperio Persa a lo largo de la historia, existen también importantes comunidades de hablantes de esta lengua en otros territorios de Asia Central como Uzbekistán, Turquía, Iraq y Emiratos Árabes. Las modernas migraciones han llevado igualmente el persa a países tan alejados como Estados Unidos, Rusia, Canadá, Alemania y Australia. Si se tienen en cuenta a todas estas comunidades de emigrantes en el exterior (aunque el persa no representa en estos territorios la lengua nativa de comunicación “activa”), se calcula que existen más de 110 millones de hablantes de persa repartidos por todo el mundo.

 

 

Evolución histórica

 

El persa es uno de los idiomas más antiguos del mundo. Ya en el siglo VI a.C., el persa antiguo lengua de un poderoso imperio que llegó a extenderse desde el Mediterráneo hasta la India de la mano de Darío I el Grande (522-486 a.C.) y Jerjes (486-465 a.C.)constituía una variedad estándar de gran prestigio. A diferencia de la lengua moderna, el persa antiguo poseía un complejo sistema gramatical que diferenciaba ocho casos nominales (nominativo, vocativo, acusativo, genitivo, ablativo, dativo, locativo, instrumental), tres géneros (masculino, femenino, neutro) y tres números (singular, dual, plural). Para su representación escrita empleaba un alfasilabario (sistema mixto alfabético-silábico) que, pese a su parecido visual con la escritura cuneiforme desarrollada hacia el año 3000 a.C. para la representación del sumerio, fue una creación original que dio lugar a una importante producción literaria entre los años 525 y 330 a.C. (como la “inscripción de Behistún”, un texto trilingüe en escritura cuneiforme persa, elamita y babilonia que Darío I ordenó erigir tras su coronación en el año 522 a.C. en un monte situado en la actual provincia iraní de Kermanshah, y que representa el más antiguo testimonio literario de esta lengua). Los caracteres cuneiformes del persa antiguo estaban formados por un número de trazos muy inferior a los símbolos sumerios originales y no transcribían los mismos sonidos, ya que los primeros eran alfasilábicos (algunas consonantes eran grafías alfabéticas y otras se comportaban como silabogramas en su combinación con las distintas vocales) y los segundos estaban compuestos por logogramas y signos silábicos.

 

“Inscripción de Behistún” (ca. 521 a.C.), texto trilingüe en persa antiguo (izquierda), elamita (centro) y babilonio (derecha). El reino llamado “Urartu” en babilonio posee las formas “Arminiya” en persa antiguo y “Harminuia” en elamita.

 

El persa antiguo poseía una dirección de escritura de izquierda a derecha y estaba compuesto por tres caracteres vocálicos (que codificaban los sonidos básicos [a], [i], [u], tanto cortos como largos) y 33 consonánticos (que representaban la combinación de 22 sonidos consonantes con las anteriores vocales). Por tanto, a diferencia de la antigua escritura cuneiforme sumeria, de carácter logográfico y silábico, el persa antiguo desarrolló un verdadero alfabeto (aunque con propiedades silábicas). Sus 22 consonantes básicas se dividían en dos grupos: 13 de ellas eran silabogramas “mixtos” (formados por la unión de b-, c-, ç-, f-, h-, l-, p-, s-, š-, θ-, x-, y-, z- con la vocal inherente -a) que presentaban una forma consonántica invariable en sus combinaciones con las vocales a, i, u, mientras que las otras nueve (d-, g-, j-, k-, m-, n-, r-, t-, v-) eran silabogramas “puros” que alteraban su aspecto al combinarse con los diacríticos representados por las anteriores vocales (como d-, que presentaba las variantes 𐎭 <da> delante de 𐎠 <a>, 𐎮 <di> delante de 𐎡 <i> y 𐎯 <du> delante de 𐎢 <u>). La ausencia de la vocal inherente [a] en las consonantes silábicas del primer grupo no se indicaba en la escritura (por ejemplo, el carácter 𐎱 <p> transcribía indistintamente los sonidos [p] y [pa]) y la presencia de su correlato largo [aː] se representaba, lógicamente, con la adición del carácter vocálico 𐎠 <a>, como en 𐎱𐎠 <pā>, pronunciado [paː]). Pese a que las variantes de los silabogramas “puros” ya indicaban por sí mismas el sonido de la vocal que acompañaba a la consonante, el diacrítico vocálico se representaba igualmente en la escritura (como en 𐎮𐎡 <di>, formado por 𐎮 <di> y 𐎡 <i>). Las variantes largas de [e] e [i], las dos vocales del persa antiguo distintas del sonido inherente [a], no se señalaban en la escritura (como en la sílaba 𐎱𐎡, formada por la unión de 𐎱 <p> y 𐎡 <i>, que transcribía tanto <pi> como <pī>). Algunos sonidos estaban sometidos a reglas ortográficas adicionales, como las consonantes nasales n y m (que no se representaban en posición final de sílaba, la segunda únicamente delante de una consonante oclusiva o en final de palabra), la aspirada h (que no se escribía delante de u o m) y la vocal i (que no se señalaba después de h). Además de los anteriores 36 caracteres alfasilábicos, el persa antiguo empleaba ocho logogramas para representar conceptos cotidianos o nombres divinos (como Ahura Mazdā, dios único del zoroastrismo) y un sistema numeral formado por la combinación de cinco caracteres básicos: 𐏑 <1>, 𐏒 <2>, 𐏓 <10>, 𐏔 <20>, 𐏕 <100> (por ejemplo 𐏒𐏒𐏑 <5> (es decir, 𐏒 <2> + 𐏒 <2> + 𐏑 <1>), 𐏓𐏒𐏒 <14>, 𐏕𐏔𐏔𐏓𐏒𐏒𐏒𐏑 <157>).

 

A continuación se ilustran los 36 caracteres alfasilábicos que componen la escritura cuneiforme del persa antiguo (formados por la combinación de sus 22 sonidos consonantes con las tres vocales a, i, u) junto con su transcripción en caracteres latinos, además de los ocho logogramas adicionales de la lengua (algunos de ellos sinónimos del mismo concepto básico):

 

PERSA ANTIGUO (525-330 a.C.)

vocales

𐎠

a / ā

𐎡

i / ī

𐎢

u / ū

silabogramas “puros”

𐎭

da

𐎮

di

𐎯

du

𐎥

ga

 

𐎦

gu

𐎩

ja

𐎪

ji

 

𐎣

ka

 

𐎤

ku

𐎶

ma

𐎷

mi

𐎸

mu

𐎴

na / ni

𐎵

nu

𐎼

ra / ri

𐎽

ru

𐎫

ta / ti

𐎬

tu

𐎺

va

𐎻

vi

 

silabogramas “mixtos”

𐎲

b / ba

𐎨

c / ca

𐏂

ç / ça

𐎳

f / fa

𐏃

h / ha

𐎾

l / la

𐎱

p / pa

𐎿

s / sa

𐏁

š / ša

𐎰

θ / θa

𐎧

x / xa

𐎹

y / ya

𐏀

z / za

 

 

logogramas

𐏈

AHURA MAZDĀ

𐏉

AHURA MAZDĀ

𐏊

AHURA MAZDĀ

𐏋

REY

𐏌

PAÍS

𐏍

PAÍS

𐏎

DIOS

𐏏

TIERRA

 

 

Una comparación entre varios términos del persa antiguo extraídos de la “inscripción de Behistún” y su forma moderna en farsi demuestra claramente la relación entre estas dos variedades históricas del persa:

PERSA ANTIGUO                                                                FARSI

𐏋 <xšāyaθiya> ‘rey’                                                            شاه <sha>

𐎺𐏀𐎼𐎣 <vazarka> ‘gran’                                                   بزرگ <bozorg>

𐎱𐎠𐎼𐎿 <pārsa> ‘Persia’                                                       پارس <pars>

𐎱𐎢𐏂 <puça> ‘hijo’                                                             پسر <pesar>

𐏃𐎧𐎠𐎶𐎴𐎡𐏁𐎡𐎹 <haxāmanišiya> ‘aqueménida’                     هخامنشی <haxāmaneši>

 

En el siglo III a.C., los persas crearon su propio alfabeto, llamado pahlavi, que sirvió como principal forma de escritura del persa medio hasta la conquista islámica en el año 642. Desde ese momento, el persa pasó a emplear una variante del alfabeto arábigo (con pequeñas modificaciones en ciertas grafías para representar sonidos específicos de la lengua). Los primeros documentos escritos en este “nuevo persa arabizado” son tres breves inscripciones halladas al oeste de Afganistán que se remontan a mediados del siglo VIII (aunque representadas mediante caracteres hebreos). El centro cultural durante los años siguientes pasó a ser el califato de Bagdad, y el árabe se constituyó como la principal lengua de toda Asia Central. Desde el punto de vista gramatical, en el persa medio se produjo una simplificación general de la flexión nominal y verbal del persa antiguo, con pérdida de los casos nominales, género, número dual y modos subjuntivo y optativo.

 

Cuando el sentimiento nacionalista iraní surgió de nuevo con fuerza durante el siglo X, apareció una corriente literaria que favoreció el empleo del persa, aunque se trataba ya de una lengua tan influida por el árabe —tras un período de postramiento de tres siglos— que era imposible identificarla con ninguno de los dialectos hablados durante el período del persa medio. A partir de entonces, y hasta el siglo XIV, tiene lugar la llamada “Edad de Oro” de la literatura persa, cuya principal obra es el monumental poema épico Shāhnāmeh ‘el libro de los reyes’, del poeta Ferdowsi Tusi (940-1020). La lengua que emplea este escritor es un persa bastante arcaico, con muy pocas palabras árabes, que a partir de ese momento se convierte en la nueva norma lingüística y pasa a utilizarse en Asia Central como idioma oficial y prosístico junto con el árabe. Otros escritores importantes de esta época que ayudaron a estandarizar este persa moderno fueron Rūdakī (858-ca. 941), Nāsir Khusraw (1004-1088), Omar Khayyām (1048-1131) y ٔAṭṭār de Nishapur (1145-ca. 1220). Durante esta etapa de la lengua se configuran los últimos cambios gramaticales que acercan el persa a su estado actual (con pérdida de gran parte del sistema flexivo del persa antiguo) y se forman sus tres principales dialectos regionales: farsi, dari y tayiquí. El principal rasgo fonológico que sirvió para diferenciar estas tres variedades es la distinta evolución de las vocales del persa medio, ilustrada mediante el siguiente esquema:

 

persa medio

a

ā

ē

i

ī

ō

u

ū

farsi

a

ā

ī

e

ī

ū

o

ū

dari

a

ā

ē

e

i

ō

o

u

tayiquí

a

o

e

i

i

ů

u

u

 

Hasta la conquista de los mongoles a mediados del siglo XIII, el centro cultural del mundo persa correspondía a la región nororiental (Afganistán y Tayikistán), cuyos más importantes enclaves eran Samarcanda, Bujara, Balkh, Merv, Herat y Nishapur. A partir de entonces se desplazó hacia el oeste, en particular a la ciudad de Shiraz (en la provincia de Fars, al sur de Irán); allí florecieron escritores de la talla de Sa‘dī (1184-1291) y Khwāja Shamsud-Dīn Mohammed, alias fez (1325-1390), considerado como el más grande poeta lírico de la literatura persa. Posteriormente la norma literaria pasó a establecerse en el norte: primero en la ciudad de Isfahán —durante el período de esplendor de la dinastia safávida (1501-1722)— y, a partir de la primera mitad del siglo XIX, en Teherán —la nueva capital de la dinastía Qajar (1785-1925). Es entonces cuando surge el llamado persa contemporáneo, una lengua muy simplificada gramaticalmente y en la que, además de elementos léxicos árabes y turcos, se introducen otros procedentes de lenguas como el francés o el inglés.

 

 

Ortografía y pronunciación

 

Dos de los dialectos persas (farsi y dari) se representan por escrito mediante el alfabeto persa (una variante del alifato árabe), mientras que el tayiquí emplea el alfabeto tayico (basado en el alfabeto cirílico).

 

El alfabeto persa fue creado en el siglo VII como una variante del alifato árabe, ampliado con cuatro caracteres modificados mediante diacríticos que representan sonidos característicos de esta lengua: پ [p], چ [ʧ], ژ [ʒ], گ [ɡ]. Al igual que otros sistemas de escritura semíticos (como el hebreo y el árabe), el persa carece de símbolos vocálicos propios y se escribe de derecha a izquierda. Los caracteres son de tipo cursivo, no poseen distinción tipográfica entre mayúsculas y minúsculas y se representan enlazados en el interior de una palabra. Además, cada carácter básico posee una forma distinta en función de su posición dentro de la palabra (aislada, inicial, media, final).

 

Dado que el sistema de escritura arábigo-persa es de tipo abyad (es decir, se trata de un alfabeto consonántico o consonantario en el que sólo existen símbolos específicos para representar las consonantes), el persa recurre a los siguientes dos métodos para transcribir los sonidos vocálicos: 1) las vocales de timbre largo (ā, i, u) se simbolizan mediante el carácter de la consonante más próxima desde el punto de vista articulatorio (por ejemplo, <y> representa tanto la semivocal [j] como la vocal [i], al igual que و <w> hace con el par [v] / [u] y ا con la consonante glotal [ʔ] y la vocal [ɒ]); 2) las vocales de timbre breve (a, e, o) no suelen representarse por escrito, aunque cuando lo hacen es mediante las anteriores grafías ا, , و modificadas mediante símbolos diacríticos. A diferencia del árabe, el persa transcribe siempre las vocales breves en posición final de palabra: -o mediante la consonante و y -e/-a mediante <h>. La conservación de algunas letras sin el valor fonético original que poseen en árabe ha dado lugar a un considerable grado de redundancia en la escritura persa; por ejemplo, existen cuatro caracteres para representar el fonema /z/ (, , , ) y tres para /s/ (, , ). Las consonantes enfáticas velarizadas del árabe (ص /sˤ/, ض /dˤ/, ط /tˤ/, ظ /zˤ/) sólo aparecen en préstamos lingüísticos de esta lengua.

 

Por su parte, el alfabeto tayico (алифбои тоҷикӣ), una variante ampliada del alfabeto cirílico, fue introducido en Tayikistán por el gobierno de la Unión Soviética a finales de la década de 1930, como parte de la “rusificación” de Asia Central llevada a cabo por Stalin. Hasta entonces, se habían venido empleado dos sistemas de escritura distintos en esta república: el alfabeto persa (اﻟﻔﺒﺎی تاجیکی) ―forma escrita original, cuando se pensaba que el tayiquí era un simple dialecto de esta lengua― y el alfabeto latino (alifboi toçikī) ―introducido en 1927 sobre la base del sistema de escritura turco.

 

A continuación se ilustran los caracteres que componen el alfabeto tayico en sus tres formas (cirílico, persa, latino), junto con su pronunciación y su transcripción en caracteres latinos:

 

ALFABETO TAYICO

CIRÍLICO

PERSA

LATINO

SONIDO

TRANSCRIPCIÓN

mayúscula

minúscula

mayúscula

minúscula

А

а

A

a

a

a

Б

б

ب

B

b

b

b

В

в

و

V

v

v

v

Г

г

گ

G

g

ɡ

g

Ғ

ғ

Ƣ

ƣ

ʁ

gh

Д

д

D

d

d

d

Е

е

E

e

e, je

e

Ё

ё

یا

Jo

jo

jɒ

jo

Ж

ж

ژ

Ƶ

ƶ

ʒ

zh

З

з

/ / /

Z

z

z

z

И

и

اِ

I

i

i

i

Ӣ

ӣ

Ī

ī

ij

ī

Й

й

یْ

J / Y

j / y

j

j

К

к

ک

K

k

k

k

Қ

қ

Q

q

q

q

Л

л

L

l

l

l

М

м

M

m

m

m

Н

н

N

n

n

n

О

о

آ

O

o

o

o

П

п

پ

P

p

p

p

Р

р

R

r

ɾ

r

С

с

/ /

S

s

s

s

Т

т

/

T

t

t

t

У

у

اُ

U

u

u

u

Ӯ

ӯ

او

Ū

ū

ɵ

ū

Ф

ф

F

f

f

f

Х

х

X

x

x

kh

Ҳ

ҳ

H

h

h

h

Ч

ч

C

c

ʧ

ch

Ҷ

ҷ

Ç

ç

ʤ

j

Ш

ш

Ş

ş

ʃ

sh

Ъ

ъ

ٔ

ٔ

ʔ

ٔ

Э

э

ای

È

è

e

è

Ю

ю

یو

Ju

ju

ju

ju / yu (inicial)

Я

я

یه

Ja

ja

ja

ja / ya (inicial)

 

El inventario de sonidos consonantes del persa es el siguiente:

 

LUGAR DE ARTICULACIÓN

bilabial

labio-dental

alveolar

post-alveolar

palatal

velar

uvular

glotal

MODO DE ARTICULACIÓN

oclusivo

p b

 

t d

 

 

ɡ

q

ʔ

fricativo

 

f v

s z

ʃ  ʒ

 

ɣ

(ʁ)

h

africado

 

 

 

ʧ  ʤ

 

 

 

 

nasal

m

 

n

 

 

 

 

 

vibrante simple

 

 

ɾ

 

 

 

 

 

lateral

 

 

l

 

 

 

 

 

aproximante

 

 

 

 

j

 

 

 

 

A diferencia del árabe, las consonantes geminadas del persa carecen de valor fonológico contrastivo (por ejemplo, مادة ‘material, sustancia’ se pronuncia ['madde] en árabe pero ['made] en persa). Los fonemas interdentales /θ/ y /ð/ del primero se fusionaron a lo largo de la historia del persa con sus correlatos alveolares /s/ y /z/ (respectivamente) y acabaron desapareciendo. De forma similar, los fonemas faringealizados del árabe /sˤ/, /dˤ/, /tˤ/, /zˤ/, que se articulan acompañados por una constricción de la faringe, se asimilaron a los respectivos no faríngeos /s/, /z/, /t/, /z/. El fonema vibrante simple /ɾ/ posee un alófono vibrante múltiple [r] en posición inicial de palabra; de forma similar, el nasal alveolar /n/ se pronuncia [ŋ] delante de las consonantes velares /k/, /ɡ/, /x/, /ɣ/. El sonido fricativo uvular [ʁ] es la variante articulatoria del fonema /ɣ/ en tayiquí.

 

El inventario de sonidos vocálicos del persa es el siguiente:

 

FRONTALIDAD

anterior

central

posterior

ALTURA

alto

i

 

u

medio

e

(ɵ)

o

bajo

æ

ɒ

 

 

El sonido central redondeado [ɵ] es una variante articulatoria de la vocal posterior /u/ en tayiquí (ej.: китоб [kɵ'top] ‘libro’). La longitud vocálica es un rasgo fonológico contrastivo en persa: las vocales /i/ <ī>, /u/ <ū>, /ɒ/ <ā> se consideran tradicionalmente largas por su timbre o lugar de articulación, mientras que /e/ <e>, /o/ <o>, /æ/ <a> son cortas por este mismo motivo (en tayiquí, las vocales largas son [eː], [oː], [uː], mientras que las cortas, de naturaleza más inestable, son [i], [a], [u]).

 

El acento prosódico persa es fijo y no distingue significados: en el interior de palabras es progresivo ―es decir, tiende a recaer en la última sílaba (excepto en partículas enclíticas)― mientras que dentro de sintagmas es regresivo (compárese, por ejemplo, el término compuesto باز کن <bāz-kon> ‘abrelatas’ con el sintagma verbal homónimo باز کن <bāz kon> ‘abrir’).

 

 

Morfología

 

Desde el punto de vista flexivo, el persa es una lengua atípica dentro del grupo iranio, ya que ha perdido casi por completo sus distinciones morfológicas de caso, género, tiempo, modo y aspecto. Este proceso progresivo se inició durante el período del persa antiguo y se completó en la etapa del persa moderno (variedad que resulta ya plenamente comprensible para los hablantes modernos).

 

La flexión nominal distingue tan sólo dos números (singular, plural) y establece una oposición genérica entre sustantivos animados e inanimados. El género gramatical se ha perdido por completo en persa, y únicamente se indica el género natural (ej.: پسر <pesar> ‘chico’ vs. دختر <dokhtar> ‘chica’). La marca de pluralidad suele ser la terminación ها- <-hā>, que en ocasiones alterna con la correspondiente forma derivada del árabe, que posee un matiz más abstracto (ej.: دهها <deh> ‘los pueblos’, دهات <dehāt> ‘el campo’). Además de simples, los nombres pueden ser compuestos a partir de una base nominal o verbal (ej.: صاحب <sāheb> ‘amo’ + خانه <khāne> ‘casa’ → صاحبخانه <sāheb-khāne> ‘casero’; هوا <havā> ‘aire’ + پیما <peymā> ‘atravesar’ + بر <bar> ‘llevar’ → هواپیما بر <havā-peymā-bar> ‘transbordador aéreo’; رفتن <raftan> ‘ir’ + آمدن <âmadan> ‘venir’ → رفت و آمد <raft-o-âmad> ‘tráfico’). Dos sufijos de formación nominal muy productivos son los de creación de términos abstractos y de relación, ambos expresados mediante ـﻰ- <-i> (ej.: بزرگ <bozorg> ‘grande’ — بزرگی <bozorgi> ‘grandeza’; ایران <Irān> — ایرانی <irāni>). El persa carece de artículos determinados explícitos, por lo que el tipo de referencia depende plenamente del contexto; lo que sí posee es un sufijo ـﻰ- <-i> con valor de artículo indeterminado, tanto singular como plural (ej.: کتاب <ketāb> ‘libro’ — کتابی <ketābi> ‘un libro’ / کتاب‌های <ketābhāi> ‘unos libros’). La relación de posesión se expresa mediante la fórmula “cosa poseída-e posesor”, como en دخترﻰ آن مرد <dokhtare ân mard> ‘la hija de ese (el) hombre’. Estas construcciones genitivas puede poseer un matiz semántico más amplio, que consiste generalmente en la identificación de elementos pertenecientes a clases, como en گلی رز <gole roz> ‘rosa, lit. flor del rosal’ o خانمی جوادی <khānome Javādi> ‘señora de Javadi’. Los pronombres numerales (del 0 al 10) en los tres dialectos persas, junto con su transcripción en caracteres latinos y su símbolo numérico árabe, son los siguientes:

0

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

farsi

صفر

یک

دو

سه

چهار

پنج

شش

هفت

هشت

نه

ده

safar

yak

do

se

čahār

panj

šeš

haft

hašt

noh

dah

dari

صفر

یک

دو

سه

چار

پنج

شيش

هفت

هشت

نه

ده

safar

yak

do

se

čār

panj

šiš

haft

hašt

noh

dah

۰

۱

۲

۳

۴

۵

۶

۷

۸

۹

۱۰

tayiquí

сифр

як

ду

се

чор

панҷ

шаш

ҳафт

ҳашт

нӯҳ

даҳ

sifr

yak

du

se

čor

panç

şaş

haft

haşt

nūh

dah

 

Dentro de la flexión verbal, la conjugación de un verbo específico se construye a partir de tres formas temáticas fundamentales: presente, aoristo y perfecto (por ejemplo, en un verbo como رفتن <raftan> ‘ir’ serían رو- <rav->, رفت- <raft-> y رفته- <rafte->). La oposición básica dentro de este sistema gira en torno a las categorías de tiempo (presente, pretérito) y aspecto (imperfectivo, aoristo, perfectivo). A diferencia de otras lenguas, el aoristo persa no indica únicamente pasado; también posee referencia de presente o futuro en virtud del contexto específico en el que se halle. La clasificación más general es la de aspecto, que se refiere al desarrollo interno de la acción verbal; de esta manera, se establece una distinción entre formas imperfectivas (que indican acción habitual o continua) y formas perfectivas (que se refieren a acciones completadas o vistas como un todo). La marca de imperfectividad es el prefijo می‌- <mi-> (como en el pretérito imperfecto می‌رفتم <miraftam> ‘yo iba’ frente al pretérito indefinido رفتم <raftam> ‘yo fui’). Las construcciones perfectivas son perifrásticas, ya que se expresan mediante el auxiliar بودن <budan> ‘ser/estar’ conjugado y el participio del verbo (por ejemplo, pretérito perfecto رفته‌ام <rafte-am> ‘yo he ido’ y pretérito pluscuamperfecto رفته بودم <rafte budam> ‘yo había ido’). Dentro de la categoría temporal de pretérito existe una clase especial, llamada “pretérito de inferencia”, que se refiere a sucesos hipotéticos o no directamente observados por el hablante (ej.: نمی رفته است <ne-mi rafte-ast> ‘[aparentemente, al parecer, según se dice] él/ella no ha ido’). De forma parecida a otras lenguas indoiranias, existe en persa una desinencia ان- <-ān> que sirve para formar verbos causativos (ej.: خور- <khor-> ‘comer’ — خوران- <khorān> ‘alimentar, hacer comer’).

 

 

Sintaxis

 

El orden sintáctico no marcado en persa es Sujeto-Objeto-Verbo (ej.: او اسپانیایی است <ū āsepāneiāyei āset> ‘él/ella es español/-a’), ordenación que se mantiene incluso en oraciones interrogativas (ej.: تو کتاب را به کی دادی؟ <to ketāb-rā be ki dādi?> ‘¿a quién diste el libro?’, literalmente ‘¿tú el libro a quién diste?’). Las secuencias de oración principal más proposición subordinada siguen una regla general mediante la cual la segunda se sitúa delante de la primera si expresa una circunstancia que precede lógica o temporalmente (causa, tiempo, condición, etc.), mientras que la sigue si indica explicación, finalidad, excepción, etc.

 

 

Texto ilustrativo

 

[PERSA ANTIGUO]

El siguiente fragmento en escritura cuneiforme pertenece al exordio (introducción) de la “inscripción de Behistún”, en el que el rey Darío se presenta como un poderoso monarca.

Versión facsímil de las 15 primeras líneas de la “Inscripción de Behistún”, con el exordio de Darío.

 

A continuación se ofrece una transcripción de las tres primeras líneas, con la misma estructura que la inscripción original, por lo que los términos “xšāyaθiyānām” (líneas 1-2) y “Vištāspahyā” (líneas 2-3) aparecen cortados. Los caracteres cuneiformes en el fragmento de roca erosionado (derecha de la inscripción) se indican entre corchetes. El texto se acompaña de su transcripción en caracteres latinos (con las palabras separadas mediante dos puntos, que corresponden al símbolo tipográfico 𐏐 en la inscripción original), su adaptación en persa moderno y su traducción al español.

 

Inscripción cuneiforme (líneas 1-3)

𐏐 𐎠𐎭𐎶 𐏐 𐎭𐎠𐎼𐎹𐎺𐎢𐏁 𐏐 𐎧𐏁𐎠𐎹𐎰𐎡𐎹 𐏐 𐎺𐏀𐎼𐎣 𐏐 𐎧𐏁𐎠𐎹𐎰𐎡[𐎹 𐏐 𐎧𐏁𐎠𐎹]𐎰𐎡𐎹

𐎠𐎴𐎠𐎶 𐏐 𐎧𐏁𐎠𐎹𐎰𐎡𐎹 𐏐 𐎱𐎠𐎼𐎿𐎡𐎹 𐏐 𐎧𐏁𐎠𐎹𐎰𐎡𐎹 𐏐 𐎭𐏃𐎹[𐎢𐎴𐎠𐎶 𐏐] 𐎻𐏁𐎫

𐎠𐎿𐎱𐏃𐎹𐎠 𐏐 𐎱𐎢𐏂 𐏐 𐎠𐎼𐏁𐎠𐎶𐏃𐎹𐎠 𐏐 𐎴𐎱𐎠 𐏐 𐏃𐎧𐎠𐎶𐎴𐎡[𐏁𐎡𐎹 𐏐 𐎰𐎠]𐎫𐎡𐎹 𐏐

 

Transcripción ortográfica

: adam : Dārayavauš : xšāyaθiya : vazarka : xšāyaθi[ya : xšāya]θiy-

ānām : xšāyaθiya : Pārsaiy : xšāyaθiya : dahy[ūnām :] Višt-

āspahyā : puça : Aršāmahyā : napā : Haxāmani[šiya : θā]tiy :

 

Persa moderno (1-3)

من داریوش، شاه بزرگ، شاه شاهان، شاه در ماد، شاه کشورها، پسر ویشتاسب، نوه ارشام، هخامنشی

<man Daraush, shah bozorgu, shah shahan, shah dar mad, shah keshurha, pesar Washtasb, naweh Arsham, hakhamanesha>

 

Traducción (1-3)

Yo soy Darío, el gran monarca, rey de reyes, rey de Persia, rey de muchas tierras, hijo de

Hystaspes, nieto de Arsames, aqueménida.

 

[FARSI]

دو کشتی نظامی ایران برای اولین بار اجازه بازدید از روسیه گرفتند

دو کشتی نظامی ایران برای اولین بار اجازه پیدا کرده ‌اند از طریق رودخانه ولگا- دن در روسیه وارد بندر آستراخان در این کشور شوند. بر اساس گزارش خبرگزاری روسی، "دو ناوچه موشک انداز نیروی دریایی ایران با نام های پیکان و جوشن روز جمعه برای بازدید دوستانه و غیر رسمی دوستانه" وارد بندر آستراخان شده اند.

خبرگزاری ریانوستی روسیه از قول آلکسی رولف، سخنگوی ناوگان این کشور در دریای خزر گفته است که ورود دو ناوچه موشک انداز ایران به آب های روسیه، اولین بازدید کشتی های نظامی ایران از روسیه در تاریخ معاصر است. دریادار امیر جره، معاون عملیات نیروی دریایی ارتش ایران هم گفته اعزام ناوگروه این نیرو به بندر آستراخان در روسیه، برای نخستین بار انجام می شود. آقای جره هدف از اعزام اين ناوگروه را "تحكيم روابط دوستانه بين ايران و روسيه" توصیف کرده است.

شنبه 29 ژوئن 2013

(بی‌بی‌سی فارسی)

════════════════════════════════════

Primeros dos buques militares iraníes que visitan Rusia

Los dos primeros buques de guerra iraníes a los que se ha permitido navegar por el Volga-Don hasta el puerto ruso de Astracán ya están en este país. Según la agencia de noticias rusa (Itar-Tass), “las fragatas armadas iraníes ‘Paykan’ y ‘Joshan’ atracaron en el puerto de Astracán en medio de un ambiente agradable e informal”.

La agencia de noticias rusa citó al coronel Alexis Rolff, portavoz de la flota, quien afirmó que la llegada de las dos fragatas desde aguas del mar Caspio supone la primera visita de buques militares iraníes en la historia reciente de Rusia. El almirante Amir Jareh confirmó que, por primera vez, se llevará a cabo una operación conjunta ruso-iraní en el puerto de Astracán. El Sr. Jareh describió el grupo de combate desplegado como un “fortalecimiento de las relaciones amistosas entre Irán y Rusia”.

Sábado, 29 de junio de 2013

(BBC en persa)

 

[DARI]

ماده بیست و ششم

۱) هر کس حق دارد که از آموزش و پرورش بهره‌مند شود. آموزش و پرورش لااقل تا حدودی که مربوط بتعلیمات ابتدائی و اساسی است باید مجانی باشد. آموزش ابتدائی اجباری است. آموزش حرفه‌ای باید با شرایط تساوی کامل بروی همه باز باشد تا همه بنا باستعداد خود بتوانند از آن بهره‌مند گر دند.

۲) آموزش و پرورش باید طوری هدایت شود که شخصیت انسانی هر کس را بحد اکمل رشد آن برساند و احترام حقوق و آزادی‌های بشر را تقویت کند. آموزش و پرورش باید حسن تفاهم، گذشت و احترام عقاید مخالف و دوستی بین تمام ملل و جمعیتهای نژادی یا مذهبی و همچنین توسعه فعالیتهای ملل متحد را در راه حفظ صلح تسهیل نماید.

۳) پدر و مادر در انتخاب نوع آموزش و پرورش فرزندان خود نسبت بدیگران اولویت دارند.

بیانیه جهانی حقوق بشر

════════════════════════════════════

Artículo 26

1) Toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental. La instrucción elemental será obligatoria. La instrucción técnica y profesional habrá de ser generalizada; el acceso a los estudios superiores será igual para todos, en función de los méritos respectivos.

2) La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos, y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz.

3) Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos.

Declaración Universal de los Derechos Humanos

 

[TAYIQUÍ]

Моддаи 2

Ҳар як инсон бояд бидуни тафовуте, махсусан аз лиҳози нажод, ранги пӯст, ҷинсият, забон, дин ақидаи сиёсӣ ё ақидаи дигар, асли миллӣ ё иҷтимоӣ, вазъи молӣ, хонаводагӣ ё вазъи дигар тамоми ҳуқуқ ва тамоми озодиҳоро, ки дар ҳамин ъломия зикр шудаанд, дошта бошад.

Ғайр аз ин дар заминаи мақоми сиёсӣ, ҳуқуқӣ ё байналмилалии кишвар ё қаламраве, ки фард ба он таалуқ дорад, сарфи назар аз он, ки оё ин қаламрав мустақил аст, таҳти васоят қарор дорад, худидора намебошад ё истиқлолияти он бо ягон тарх маҳдуд гардонида шудааст, набояд тафовуте гузошта шавад.

Эъломияи Умимии Ҳуқуқи Башар

════════════════════════════════════

Artículo 2

Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.

Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía.

Declaración Universal de los Derechos Humanos



© www.linguasport.com

Página creada, diseñada y editada por Santiago Velasco