ANGAMI

 

FICHA TÉCNICA

Nombre original

angami / अंगामि [aŋ'ami]

Nombre español

angami [an'ɡami]

Nombre inglés

Angami [ɑŋ'æmi]

Filiación lingüística

familia sino-tibetana / rama tibetano-birmana / subrama tibetana / grupo angami-pochuri

Hablado en

India#

Número de hablantes

130.000 (2010)

Dialectos principales

tenyidie, khonoma, dzüna, kehena, chakroma, mima, nali, mozome

Sistema de escritura

alfabeto latino

Documentado desde

1887

Tipología sintáctica

S-O-V

° idioma nacional ¹ idioma oficial + dialecto # idioma minoritario † idioma extinto

 

Descripción

El angami pertenece a la rama tibetano-birmana, grupo angami-pochuri, de las lenguas sino-tibetanas. Representa el idioma materno de los angami naga, un pueblo tibetano del noreste de la India que habita en el sur del estado de Nagaland (en el distrito de Kohima). De los distintos dialectos que componen esta lengua, tenyidie, hablado en la capital de Kohima, representa la variedad estándar usada en publicaciones y en el sistema educativo local. En la actualidad, el angami es una lengua en peligro de desaparición debido a la enorme influencia sociocultural del inglés (idioma oficial de Nagaland) y el nagamés (criollo basado en el asamés que representa el principal medio de comunicación interétnica entre los grupos étnicos naga de este estado indio).

 

Al igual que otras lenguas tibetanas de Nagaland, el angami emplea para su representación escrita el alfabeto latino introducido por los misioneros y exploradores occidentales a finales del siglo XIX. Una de las primeras obras publicadas mediante la nueva ortografía desarrollada en este sistema de escritura fue Outline Grammar of the Angāmi Nāgā Language (1887), del británico Robert Blair McCabe (Inspector General de Assam), que incluía un vocabulario y frases ilustrativas de la lengua.

 

El sistema fonológico del angami se caracteriza por la presencia de correlatos sordos aspirados en las series de consonantes oclusivas ([pʰ], [tʰ], [kʰ]), nasales ([m̥ʰ], [n̥ʰ], [ɲ̊ʰ]) y laterales ([l̥ʰ]), la vocal central [ə] y cuatro tonos léxicos (que generalmente no se indican en la escritura): alto (◌̋), ascendente (◌́), medio (◌̄), bajo (◌̀). El moderno alfabeto angami, estandarizado en 1939, está compuesto por los siguientes 45 caracteres (acompañados de su pronunciación):

 

ALFABETO ANGAMI

a

b

c

ch

d

dz

e

f

g

h

i

j

jh

k

kh

l

lh

m

mh

n

nh

ny

nyh

a

b

ʧ

ʧʰ

d

dz

e

f

ɡ

h

i

ʤ

ʤʰ

k

l

l̥ʰ

m

m̥ʰ

n

n̥ʰ

ɲ

ɲ̊ʰ

ng

o

p

ph

pf

r

rh

s

sh

t

th

ts

tsh

u

ü

v

w

wh

y

yh

z

zh

 

ŋ

o

p

ɸ

ɻ

ɻ̊

s

ʃ

t

ts

tsʰ

u

ǝ

v

w

j

ȷ̊

z

ʒ

 

 

Existen seis diptongos productivos en la lengua: üi, ai, ie, uo, ei, ou.

 

Al igual que el resto de lenguas tibetano-birmanas, el angami posee una morfología de carácter aglutinante y una tipología sintáctica que favorece la disposición Sujeto-Objeto-Verbo dentro de la oración. Los pronombres numerales (del 1 al 10) son: può, kēniē, , diē, püngù, sōrù, thüniü, thiēthā, thüpfá, kerü.

 

Texto ilustrativo

1 Sietsenu Dieu tuo zo, mu Dieu Ukepenuopfu ze tuo, mu Dieu Ukepenuopfu zo. 2 Suu sietsenu Ukepenuopfu ze tuo zo. 3 Ketuokoyo puo bu chu phre; mu chukelieko puo bu chukemo puorei ju. 4 Kerheiro bo puo nu tuo, mu kerheiro suu themia kezieu zo. 5 Siro kezieu kezei nu va pezie tuoya zo, derei kezeiu puo telie mote. 6 Ukepenuopfu kinu ketsekeshu Johan. ukechu mia puo vor. 7 Suu la themia peteko bu pele-lieketuo la suu bu kezieu zhapu chushutuou di zhapu chu vor. 8 Suu zowe kezieu mo, sirei kezieu zhapu chushutuou di lhou kesier zo. 9 Themia pete va pezietuoukezhu kezie ketho-u kiju vortuou tuo. 10 Puo vor kiju nu lhou siro puo thuo kijuu chushu zorei kiju nu kelhouko thuo puo silie mota zo.

════════════════════════════════════

1 En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. 2 Éste era en el principio con Dios. 3 Por Él fueron hechas todas las cosas, y sin Él nada se hizo de cuanto existe. 4 En Él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres, 5 y la luz brilla en las tinieblas, y las tinieblas no prevalecieron contra ella. 6 Hubo un hombre, enviado por Dios: se llamaba Juan. 7 Éste vino para un testimonio, para dar testimonio de la luz, para que todos creyeran por él. 8 No era él la luz, sino quien debía dar testimonio de la luz. 9 El Verbo es la luz verdadera que ilumina a todo hombre viniendo a este mundo. 10 Y el Verbo estaba en el mundo, y el mundo fue hecho por Él, y el mundo no lo conoció.

Evangelio de San Juan (I, 1-10)



© www.linguasport.com

Página creada, diseñada y editada por Santiago Velasco