GARO

 

FICHA TÉCNICA

Nombre original

a·chik / a'chik / আচিক ['aʔʨik]

Nombre español

garo ['ɡaro]

Nombre inglés

Garo ['ɡɑroʊ]

Filiación lingüística

familia sino-tibetana / rama tibetano-birmana / subrama tibetana / grupo bárico / subgrupo bodo-koch

Hablado en

India¹, Bangladesh#

Número de hablantes

1.000.000 (2010)

Dialectos principales

a·we, a·beng, matchi, chisak, dual, gan·ching, gara, matabeng, chibok

Sistema de escritura

alfabeto latino / alfasilabario bengalí (abugida)

Documentado desde

finales s. XIX

Tipología sintáctica

S-O-V

° idioma nacional ¹ idioma oficial + dialecto # idioma minoritario † idioma extinto

 

Descripción

El garo pertenece a la rama tibetano-birmana, grupo bárico, de las lenguas sino-tibetanas. Representa el idioma materno de un pueblo tibetano del noreste de la India que habita en las colinas de Garo (región montañosa situada en el oeste del estado de Meghalaya e integrada por los distritos de West Garo Hills, South West Garo Hills, North Garo Hills, South Garo Hills e East Garo Hills), así como en territorios vecinos del oeste de Assam (distritos de Kamrup, Goalpara y Karbi Anglong) y el norte de Bangladesh (distritos de Mymensingh, Netrokona y Sylhet). Desde 2005, el garo está reconocido como “lengua oficial asociada” de Meghalaya, junto con el inglés (principal medio de comunicación interétnica) y el jasi (idioma mon-jemer hablado por el grupo étnico mayoritario en este estado indio, que a lo largo de la historia ha ejercido una enorme influencia sobre el garo).

 

El garo está integrado por varios dialectos regionales: a·we (variedad estándar de la lengua hablada en las colinas de Garo) y a·beng (dialecto del norte de Bangladesh) son los más importantes. Otras variedades menores son matchi, chisak, dual, gan·ching, gara, matabeng y chibok. El atong, otra variedad tibetana hablada en los distritos de South Garo Hills y West Khasi Hills (en la región centro-occidental de Meghalaya), se había considerado tradicionalmente un dialecto del garo, ya que sus hablantes pertenecen a este grupo étnico, aunque en la actualidad se clasifica como lengua independiente. Debido a la enorme influencia sociocultural del bengalí, el asamés y el inglés sobre el garo en época moderna, numerosos términos de estos idiomas han penetrado en el léxico de esta lengua tibetana.

 

Los primeros testimonios escritos del garo se deben a los misioneros occidentales que llegaron a Meghalaya para predicar el Evangelio, quienes publicaron textos religiosos en el dialecto a·we mediante el alfasilabario bengalí. Posteriormente se introdujo el alfabeto latino como medio de transmisión literaria, que en Meghalaya sustituyó completamente al anterior en 1924 (aunque la escritura bengalí se conservó en Bangladesh). En la actualidad, el alfabeto garo está compuesto por los siguientes 22 caracteres (junto con su correspondencia en letras bengalíes y su pronunciación):

 

ALFABETO GARO

a

b

ch

d

e

g

h

i

j

k

l

m

n

ng

o

p

r

s

t

u

w

·

Alfasilabario bengalí

 

Pronunciación

a

b

ʨ

d

e

ɡ

h

i/ɯ

ʥ

k

l

m

n

ŋ

o

p

r

ɕ/s

t

u

w

ʔ

 

El punto volado (·), conocido como raka, transcribe el sonido oclusivo glotal [ʔ], que aparece únicamente tras vocal, l, m, n y ng, y en ocasiones se representa también mediante el apóstrofo ('). Las consonantes f [f], q [kʷ], v [v], x [ks], y [j] y z [z] aparecen únicamente en términos de origen extranjero. Adicionalmente, existen dos diptongos productivos en garo formados por la combinación de vocales: ai () [ai] y ao () [aʊ]. El atong, la vecina variedad hablada en la región central de Meghalaya, emplea también para su representación escrita el anterior alfabeto garo, aunque ampliado con las grafías ph [pʰ], th [tʰ], kh [kʰ], y [ə], aa [aː], ee [eː], ii [iː], oo [oː].

 

Al igual que el resto de lenguas tibetano-birmanas, el garo posee una morfología de carácter aglutinante, de forma que las distintas categorías gramaticales se forman mediante la adición fija y ordenada de morfemas (flexivos o derivativos) a una base léxica invariable. Los pronombres numerales (del 1 al 10) se expresan mediante los siguientes sufijos nominales: -sa, -gini, -gittam, -bri, -bonga, -dok, -sini, -chet, -sku, -chiking (ej.: sak-sa ‘una persona’, nok-gittam ‘tres familias’, gong-bri ‘cuatro rupias’). De forma similar a otras lenguas sino-tibetanas, el garo emplea clasificadores numéricos con sustantivos determinados que designan personas, animales o cosas con características semánticas comunes; estos elementos se añaden como prefijos a los anteriores sufijos numerales, y el conjunto se sitúa a continuación del nombre (ej.: me·chik sak-gittam ‘tres mujeres’, menggo mang-bonga ‘cinco gatos’).

 

El garo es una lengua que se ajusta al modelo de alineación sintáctica “nominativo-acusativo”, de forma que el sujeto (agente o paciente) de los verbos intransitivos (S) y el sujeto agente de los verbos transitivos (A) se manifiestan en caso nominativo ―con el sufijo “cero” () en la mayoría de nombres y -a en pronombres y demostrativos monosílabos―, frente al objeto paciente de los verbos transitivos (O), marcado en caso acusativo (-ko). Al igual que en el resto de lenguas tibetano-birmanas, el orden sintáctico no marcado dentro de la oración es Sujeto-Objeto-Verbo (ej.: ang-a matchu dal'a-ko nikaha ‘vi una vaca grande’).

 

Texto ilustrativo

Do·kru

Skang chasongni mande saksao jik, demechik sakbri aro niotang buchuma dongachim. Demechik sakgni Awil aro Singwil me·tra sokaha. Uamanga an·gitchake bimang daknangachim. Uamangni nogipa sakgni Nose Dimsea ganna kalang ra·ang dakbaaha.

Ia bi·sarangni ambitangara su·drangko namjabeachim. Salantian uamangni ma·ana rokom rokom tol·e on·soe uamangko doka man·atrongachim. Bi·sarang mi su·e rongdiko brae donon, merongo mese ki·irangko brae donronga, mi bijak songgimino anggal aro knidingrangko donsoa aro chi ko·e dongimin laurango an·chengko sike donsorongachim. Ma·gipa a·bachini re·bae nikenba sing·cheng sanchenggijan am·bol nagengchi, e·sal bitol dol·achi, salrurue sibok sibokpile dokrongachim. Indaken da·nang uamang abisade pangnan duk man·e, atamo ma·gipa a·bachini re·bahaode doka man·gnok ine u·isopilaiaha. Salsao ma·gipa Awil aro Singwilko mi rame su·china, mi bijak song·e, chi ko·e, wakna alsochina ge·etangenba a·bachi re·angaha. Ma·gipani re·angmano abisa jamoni miko bikote, nake choe ramataha.

════════════════════════════════════

La paloma silvestre

Hace mucho tiempo vivía un hombre que tenía una mujer, cuatro hijas y una suegra anciana. Dos de las hijas, Awil y Singwil, estaban en edad casadera. Tenían la piel blanca y una graciosa figura. Sus hermanas menores, Nose y Dimse, estaban aún aprendiendo a vestirse.

La abuela de estas jóvenes era muy despiadada con ellas. Cada día contaba mentiras de sus nietas a su madre y hacía que las azotaran. Cuando las muchachas molían el arroz y lo depositaban en una bandeja, la abuela lo mezclaba con excrementos de ratones. En el arroz cocido y el curry ponía ceniza y pelos, y en las calabazas llenas de agua de primavera echaba arena. Cuando la madre regresaba de los campos de jhum, sin tan siquiera preguntar qué había pasado, solía arrastrar a sus hijas y golpearlas con leña o con hojas de plátano enrolladas hasta dejarlas inconscientes. Las pobres niñas estaban siempre muy tristes. Sabían que todas las tardes les esperaba una buena zurra cuando su madre volviera del campo. Un día, la madre le pidió a Awil y Singwil que secaran arroz al sol y luego lo molieran, que cocinaran arroz y curry, que trajeran agua del arroyo y que dieran de comer a los cerdos, y tras haberles dado estas instrucciones se marchó al campo. Cuando la madre se fue, las dos hermanas sacaron gavillas de arroz del granero, lo trillaron y lo aventaron y lo tendieron al sol para que se secara.

(Relato popular garo)



© www.linguasport.com

Página creada, diseñada y editada por Santiago Velasco