LEPCHA

[Necesitas instalar la fuente TrueType Mingzat para visualizar correctamente los caracteres lepcha de este documento]

 

FICHA TÉCNICA

Nombre original

ᰬᰱᰆᰨ / lepchá / लेपचा ['lepʧa] // ᰵᰩᰛᰵᰧᰛᰶ / róng-ríng [rɔŋ riŋ]

Nombre español

lepcha ['lepʧa]

Nombre inglés

Lepcha ['lɛpʧɑ]

Filiación lingüística

familia sino-tibetana / rama tibetano-birmana / subrama tibetana

Hablado en

India¹, Nepal#, Bután#

Número de hablantes

35.000 (2010)

Dialectos principales

ilammu, rengjongmu, tamsangmu

Sistema de escritura

alfasilabario lepcha (abugida) / alfabeto latino / alfasilabario devanāgarī (abugida)

Documentado desde

comienzos s. XVIII

Tipología sintáctica

S-O-V

° idioma nacional ¹ idioma oficial + dialecto # idioma minoritario † idioma extinto

 

Descripción

El lepcha pertenece a la rama tibetano-birmana de las lenguas sino-tibetanas. Representa el idioma materno de los róng, un pueblo tibetano que habita en el estado indio nororiental de Sikkim y en la región fronteriza de Bengala Occidental (en el distrito septentrional de Darjeeling), Nepal (distrito de Ilam) y Bután (distritos de Samtse y Chukha). El lepcha es una de las lenguas minoritarias oficialmente reconocidas en Sikkim, junto con el nepalí (idioma indoario que constituye el principal medio de comunicación interétnica en este estado indio) y el sikkimés (lengua tibetana hablada por el pueblo bhutia).

 

A diferencia de la mayoría de lenguas tibetanas, que emplean para su representación el alfabeto latino (introducido por los misioneros occidentales en el noreste de la India a finales del siglo XIX), el lepcha posee su propio sistema de escritura, creado ―según una leyenda popular― durante el reinado del tercer chogyal (emperador) de Sikkim, Chakdor Namgyal (1700-1717), como una derivación local del alfabeto tibetano ―que a su vez desciende de un antiguo sistema de escritura del norte de la Península Índica conocido como gupta, origen igualmente del moderno alfasilabario devanāgarī de la India. Sin embargo, este sistema de escritura local no dio origen a una literatura vernácula en Sikkim, ya que se empleó sobre todo en la traducción y adaptación de textos budistas tibetanos, de forma que el lepcha continuó siendo una lengua fundamentalmente oral, y de esta forma se han transmitido mitos, leyendas y tradiciones de este pueblo. En la actualidad, y debido a la influencia del nepalí y el inglés en el estado de Sikkim, el alfasilabario devanāgarī y el alfabeto latino (en realidad, una transcripción romanizada de los caracteres lepcha originales) también se emplean habitualmente para representar esta lengua tibetana.

 

Al igual que la escritura tibetana, el alfasilabario lepcha (ᰵᰩᰛ ᰦᰇᰵᰧᰕᰶ <róng chomíng>) es un alfabeto silábico (abugida) integrado por caracteres consonantes (que representan la combinación de su sonido básico con la vocal inherente a [ə] formando una sílaba) y diacríticos vocálicos (que se añaden a los anteriores para modificar el sonido de la vocal silábica). No obstante, posee dos características gráficas que lo diferencian de otros alfasilabarios asiáticos: una dirección de escritura vertical, al igual que el tibetano (aunque en su forma moderna el lepcha se ha adaptado al estilo horizontal de los alfabetos occidentales), y representación de consonantes finales de sílaba como diacríticos añadidos al carácter silábico principal (en el caso de la velar -ng, en la posición inicial del grupo silábico). Los diacríticos vocálicos de la escritura lepcha se añaden delante (-i, -o), detrás (-a, -u), debajo (-e) o encima () de la consonante silábica de apoyo (que es la “consonante cero” o nula cuando las anteriores vocales se producen como sonidos puros en posición inicial de sílaba, sin una consonante precedente).

 

A continuación se ilustran los caracteres que componen el alfasilabario lepcha, junto con su transcripción en caracteres latinos y su pronunciación. Las 36 consonantes silábicas (ᰧᰕᰶ ᰣᰨᰦ <chomíng ámo>), agrupadas según su lugar de articulación, se indican en su forma básica y como sonido inicial de un grupo consonántico; en el caso de los diacríticos consonánticos (ᰊᰤᰬᰯᰓᰫ ᰋᰮᰨᰧᰓᰶᰰᰤ <tyelbú thámbyín>) y vocálicos (ᰧᰕᰶ ᰣᰨᰀᰱᰪ <chomíng ákup>), se incluye su forma dependiente agrupada con una consonante de apoyo (en este caso <ka>); en las vocales se indica también su forma aislada (con la consonante cero <a>):

 

CONSONANTES (iniciales)

velares


ka /k
ə/


kla /kl
ə/


kha /kh
ə/


ga /ɡ
ə/


gla /ɡl
ə/


nga /ŋ
ə/

palatales


ca /
ʧə/


cha /
ʧhə/


ja /
ʤə/


nya /ɲ
ə/


ya /j
ə/

 

alveolares


ta /t
ə/


tha /th
ə/


da /d
ə/


sa /s
ə/


za /z
ə/


sha /ʃ
ə/


tsa /ts
ə/


tsha /tsh
ə/


na /n
ə/


ra /r
ə/


la /l
ə/

 

labiales


pa /p
ə/


pla /pl
ə/


pha /ph
ə/


ba /b
ə/


bla /bl
ə/

 


fa /f
ə/


fla /fl
ə/


va /v
ə/


ma /m
ə/


mla /ml
ə/


wa /w
ə/

otras


ha /h
ə/


hla /hl
ə/


ə/- /ʔ
ə/

 

 

 

 

Los grupos consonánticos en los que el segundo elemento es -ya (◌) o -ra (◌) forman ligaturas, como en ᰀᰤ <kya> o ᰀᰥ <kra>. A su vez, estas dos consonantes pueden combinarse dentro de una misma sílaba, como en ᰩᰑᰥᰤ <fryóm>. Un punto inferior (◌) debajo de las consonantes kra, hra y gra indica su pronunciación retrofleja en palabras de origen tibetano: ᰀ᰷ᰥ <ḳra> [ʈrə], ᰝ᰷ᰥ <ḥra> [ʈhrə], ᰃ᰷ᰥ <ġra> [ɖrə].

 

CONSONANTES (finales)

(ᰀᰭ)
kak /k
ak/

(ᰀᰮ)
kam /k
am/

(ᰀᰯ)
kal /k
al/

(ᰀᰰ)
kan /k
an/

(ᰀᰱ)
kap /k
ap/

(ᰀᰲ)
kar /k
ar/

(ᰀᰳ)
kat /k
at/

(ᰴᰀ)*
kang /k
aŋ/

 

* Si la consonante final -ng va precedida por otra vocal distinta de la inherente -a, se emplea la forma reducida del diacrítico (como en el nombre original de la lengua ᰵᰩᰛᰵᰧᰛ <róng-ríng>).

 

VOCALES

aislada


-a /
ə/

ᰣᰨ

á /a/

ᰣᰶ

â /ə/

i /i/

ᰣᰶ

í /i/

ᰦᰣ

o /o/

ó /ɔ/

ᰣᰪ

u /ɯ/

ᰣᰫ

ú /u/

ᰣᰬ

e /e~ɛ/

dependiente

()
ka /ka/

(ᰀᰨ)
ká /k
a/

(ᰀᰶ)
kâ /k
ə/

()

ki /ki/

(ᰀᰶ)

kí /ki/

(ᰦᰀ)

ko /ko/

()

kó /kɔ/

(ᰀᰪ)

ku /kɯ/

(ᰀᰫ)

kú /ku/

(ᰀᰬ)

ke /ke~kɛ/

 

En su dirección horizontal moderna, la escritura lepcha se representa de izquierda a derecha, con espacios entre las palabras (como en ᰧᰋᰵᰀᰫ ᰕᰬᰰᰠᰵᰩᰜ <Thikúng Mensalóng>, supuesto creador de este sistema gráfico). Los siguientes etnónimos del pueblo róng ilustran la correspondencia entre la orientación de los caracteres en la escritura vertical tradicional (de arriba abajo) y en su forma moderna horizontal (rotados 90º hacia la derecha):

 

ᰵᰩᰛᰀᰪᰱ

ᰕᰫᰊᰪᰰᰧᰆᰶ ᰵᰩᰛᰀᰪᰱ ᰛᰪᰮᰀᰪᰱ

ᰵᰩᰛᰀᰪᰱ

ᰕᰫᰊᰪᰰᰧᰆᰶ ᰵᰩᰛᰀᰪᰱ ᰛᰪᰮᰀᰪᰱ

róngkup

‘hijos de los róng’

mútuncí róngkup Rumkup

‘amados hijos de los róng y de Dios’

 

Manuscrito lepcha (dirección de escritura vertical de arriba abajo).

 

A diferencia de otras lenguas tibetanas, el lepcha carece de tonos léxicos que distingan significados en sus numerosos monosílabos homófonos, aunque por el contrario posee acento prosódico o de intensidad. Su sistema morfológico se ajusta al modelo general aglutinante de las lenguas tibetano-birmanas, de forma que las distintas categorías gramaticales se expresan mediante la adición fija y ordenada de morfemas a una base léxica invariable. Su tipología sintáctica también favorece el orden básico Sujeto-Objeto-Verbo dentro de la oración.

 

Los pronombres numerales (del 0 al 10), junto con su símbolo numérico en escritura lepcha, son los siguientes:

 

0

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

ᰧᰊᰶ

ᰀᰨᰳ

ᰉᰬᰳ

ᰠᰨᰮ

ᰑᰧᰜᰶ

ᰰᰃᰫ

ᰊᰩᰛ

ᰤᰭ

ᰀᰀ

ᰀᰧᰊ

kát

nyet

sám

falí

fangú

tarók

kakyók

kaku

kakyót

kati

᱁᱀

 

 

 

Texto ilustrativo

[ALFASILABARIO LEPCHA]

᱁ ᰣᰨᰣᰶᰤ ᰀᰨ ᰮᰪ ᰰᰪ ᰤᰨᰭᰪᰮᰪ ᰮᰬ ᰣᰶᰤ ᰋ ᰻ ᰣᰰᰪ ᰭᰪᰮᰪ ᰬ ᰣᰨᰣᰨᰰᰫ ᰮᰪ ᰣᰰᰪ ᰊᰜᰀᰨ ᰤᰨ ᰦᰓ ᰊᰭᰪ ᰰᰨ ᰣᰰᰪ ᰮᰪ ᰣᰨᰩᰠᰣᰫ ᰴᰀᰨ ᰦᰯ ᰦᰰᰨ ᰼ ᰣᰰᰪ ᰮᰪ ᰰᰪ ᰣᰨᰩᰣᰮ ᰰᰫ ᰍ ᰴᰚ ᰧᰜ ᰣᰰᰪ ᰣᰨᰩᰣᰮ ᰰᰫ ᰣᰰᰪ ᰮᰪ ᰰᰪ ᰣᰨᰩᰣᰮ ᰮᰬ ᰣᰨᰤᰮᰫ ᰕᰳᰨᰧᰡ ᰣᰰᰪ ᰮᰪ ᱅ ᰍᰰᰪ ᰣᰨᰩᰣᰮ ᰤᰨᰦᰓ ᰧᰒ ᰑᰳᰣᰰᰪ ᰮᰪ ᰰᰪ ᰣᰨᰩᰣᰮ ᰮᰬ ᰠᰉᰮᰪ ᰤᰨᰦᰓ ᰛᰮᰬ ᰦᰠ ᰍᰰᰨ ᰴᰚ ᰧᰜ ᰣᰰᰪ ᰰᰨ ᰦᰕ ᰠ ᰜᰭᰫ ᰏᰯᰬ ᰣᰭᰤᰨ ᰀᰨᰳ ᰰᰫ ᰩᰰ ᰼

Transcripción ortográfica

1 Áíy ká Rum nun talyángsukdum rem íy 2 tho, un sukdum re át á ágún gum un talya da plang ká tyáng bo tuk ngán un Rum sa ásóm re úng plang ká hol bom bu ngán. 3 Un Rum nun áóm ngún na yang li un áóm ngún 4 nón, un Rum nun áóm rem áryúm mátshi un Rum 5 nun áóm sa tyángbo fli fát, un Rum nun áóm rem sanyum tyángbo rem so nán yang li un nán mo sa plel sa áyk kát ngún nón.

════════════════════════════════════

1 Al principio Dios creó el cielo y la tierra. 2 La tierra era algo informe y vacío, las tinieblas cubrían el abismo, y el soplo de Dios aleteaba sobre las aguas. 3 Entonces Dios dijo: “Hágase la luz”. Y la luz se hizo. 4 Dios vio que la luz era buena, y separó la luz de las tinieblas; 5 y llamó “día” a la luz y “noche” a las tinieblas. Así hubo una tarde y una mañana: éste fue el primer día.

Génesis (1:1-5)



© www.linguasport.com

Página creada, diseñada y editada por Santiago Velasco