ESCRITURAS PALEOHISPÁNICAS

[Necesitas instalar la fuente TrueType Alpha para visualizar correctamente los caracteres paleohispánicos de este documento]

 

1. Introducción

 

Bajo el término genérico escrituras paleohispánicas se agrupan una serie de sistemas de escritura empleados en la Península Ibérica antes de la conquista romana y el advenimiento del alfabeto latino, que los reemplazó por completo hacia finales del siglo I a.C. Aunque los testimonios que se han conservado se remontan al siglo V a.C., su extensión y estado evolutivo parecen indicar que fueron creados y usados mucho antes (quizá desde el siglo VII a.C.). Estos sistemas de escritura ―posiblemente derivados en última instancia del alfabeto consonántico fenicio y modelados posteriormente bajo la influencia del alfabeto griego― sirvieron como vehículo de expresión literaria de distintas lenguas prerromanas (ibero, celtíbero, lusitano, tartesio). Otras variedades paleohispánicas, en cambio, resultan únicamente conocidas a través de referencias en fuentes griegas y latinas o inscripciones breves en caracteres latinos (aquitano, galaico, lenguas protoceltas).

            Excepto el alfabeto greco-ibérico (adaptación del alfabeto griego empleado para la representación del ibero en las actuales provincias de Alicante y Murcia), el resto de escrituras paleohispánicas eran estructuralmente semisilabarios, sistemas de escritura mixtos con características de los silabarios (silabogramas para las consonantes oclusivas) y de los alfabetos fonéticos (letras individuales para el resto de las consonantes y las vocales). En función de los sonidos representados por los caracteres y su diseño tipográfico, estos sistemas de escritura ―conocidos en la literatura peninsular como signarios― se dividían en dos grandes bloques: signarios meridionales (documentados en la mitad sur de la Península Ibérica) y signarios nororientales (en el sector nororiental de la península). Dentro de los primeros se incluyen el signario ibero suroriental, el signario tartesio y el signario de Espanca, mientras que los segundos están representados por el signario ibero nororiental y el signario celtibérico.

 

 

2. Signario ibero suroriental

 

Sistema de escritura empleado por las variedades meridionales de ibero (habladas en los actuales territorios de Valencia, Alicante, Murcia, Albacete y Andalucía Oriental) que sigue una dirección de derecha a izquierda (véase ibero). Se han conservado apenas medio centenar de inscripciones en este tipo de escritura, de entre los siglos IV y II a.C.

 

 

3. Signario tartesio

 

El signario tartesio (también conocido como escritura sudlusitana) es un semisilabario empleado en el extremo suroccidental de la Península Ibérica (Algarve, Bajo Alentejo y oeste de Andalucía y Extremadura) para la representación de una lengua desconocida, ya que los testimonios conservados (un centenar de inscripciones epigráficas en roca de entre los siglos VII y V a.C.) se sitúan sólo marginalmente en el reino de Tartessos (en el triángulo formado por las actuales provincias de Huelva, Sevilla y Cádiz). Tanto por la forma de sus caracteres como por su valor fonético, presenta un gran parecido con el signario ibero suroriental. Al igual que el alfabeto fenicio (del que parece derivar), el signario tartesio posee una dirección de escritura de derecha a izquierda.

 

Signario tartesio en la “estela de Fonte Velha” (versión facsímil).

 

A continuación se incluyen los caracteres que componen el sistema de escritura tartesio, junto con su pronunciación estimada y su transcripción estándar en caracteres latinos (el signo posee un valor desconocido):

 

CARACTERES ALFABÉTICOS

/

/

/

pronunciación

a

e

i

o

u

l

ɾ

r

ts

s

n

m

h

z

transcripción

a

e

i

o

u

l

r

ŕ

s

ś

n

m

h

z

 

CARACTERES SILÁBICOS

/

/

ba/pa

be/pe

bi/pi

bo/po

bu/pu

ba/pa

be/pe

bi/pi

bo/po

bu/pu

/

da/ta

de/te

di/ti

do/to

du/tu

da/ta

de/te

di/ti

do/to

du/tu

ɡa/ka

ɡe/ke

ɡi/ki

ɡo/ko

ɡu/ku

ga/ka

ge/ke

gi/ki

go/ko

gu/ku

 

Una particularidad del signario tartesio con respecto al resto de semisilabarios paleohispánicos es la sistemática redundancia vocálica de sus silabogramas, de forma que la vocal inherente de estos signos silábicos se expresa nuevamente mediante un carácter vocálico a continuación. De esta forma, es posible clasificar los signos tartesios dentro de tres categorías: silábicos, vocálicos y consonánticos (redundantes). Por ejemplo, en la anterior “estela de Fonte Velha” ―una inscripción en espiral con comienzo en la esquina inferior izquierda en posición invertida― se lee lo siguiente (en donde las letras voladas representan la vocal “redundante” del silabograma consonántico que precede a otro signo vocálico homófono):

 

lokoobooniirabootooaŕaiaikaalteelokonanenaŕ[-]ekaa?iiśiinkoolobooiiteerobaarebeeteasiioonii

 

 

4. Signario de Espanca

 

Con este nombre se conoce un conjunto de 27 caracteres grabados de derecha a izquierda sobre una pequeña placa de esquisto hallada cerca de Castro Verde, en el sur de Portugal. Posiblemente representara un ejercicio de aprendizaje, ya que las letras están dispuestas en dos filas paralelas e idénticas: la primera, trazada con mayor seguridad, parece corresponder al ejemplo del maestro, mientras que la segunda, más irregular, sería la repetición del alumno.

 

Signario de Espanca (versión facsímil).

 

El signario de Espanca ―de fecha desconocida, al haber sido hallado fuera de un contexto arqueológico― parece ser una derivación local de la escritura fenicia bajo la influencia del alfabeto griego arcaico (sus trece primeros signos mantienen el orden relativo de los caracteres consonánticos fenicios: 𐤀 𐤁 𐤂 𐤃 𐤉 𐤊 𐤋 𐤌 𐤍 𐤎 𐤏 𐤔 𐤕)).

 

 

5. Signario ibero nororiental

 

Sistema de escritura empleado por las variedades septentrionales de ibero, habladas entre el Rosellón francés y Valencia (véase ibero). El signario ibero nororiental es la escritura paleohispánica mejor documentada, con unas dos mil inscripciones en soportes variados (monedas, cerámica, plomo, piedra…) fechadas entre los siglos V y I a.C. Su desciframiento ha sido posible en gran parte gracias al hallazgo de abecedarios diseñados para la enseñanza de esta escritura, como los signarios de Castellet de Bernabé, Tos Pelat, Ger y Bolvir.

 

 

6. Signario celtibérico

 

Sistema de escritura usado para la representación del celtíbero, lengua celta hablada en la región centro-septentrional de la Península Ibérica conocida como Celtiberia. Se halla testimoniado en diversas inscripciones de entre los siglos II y I a.C. sobre monedas, cerámica y placas de metal (como el célebre “bronce de Botorrita”, un documento jurídico fechado hacia el año 70 a.C.).

 

Signario celtibérico en el “bronce de Botorrita” Inscripción original de la cara B (arriba) y versión facsímil (debajo).

 

            La escritura celtibérica es una adaptación del signario ibero nororiental, aunque sin la presencia de grupos consonánticos de oclusiva más líquida, consonantes oclusivas en posición final de sílaba y oposiciones entre oclusivas sordas y sonoras, que se producían en el ibero pero no en el celtíbero. A continuación se incluyen los 26 caracteres que componían el signario celtibérico (11 alfabéticos y 15 silábicos), junto con su pronunciación estimada y su transcripción estándar en caracteres latinos:

 

CARACTERES ALFABÉTICOS

pronunciación

a

e

i

o

u/w

l

r

s/dz

ts/s

n

m

transcripción

a

e

i

o

u

l

r

z

s/ś

n

m

 

CARACTERES SILÁBICOS

ba/pa

be/pe

bi/pi

bo/po

bu/pu

ba

be

bi

bo

bu

da/ta

de/te

di/ti

do/to

du/tu

ta

te

ti

to

tu

ɡa/ka

ɡe/ke

ɡi/ki

ɡo/ko

ɡu/ku

ka

ke

ki

ko

ku



© www.linguasport.com

Página creada, diseñada y editada por Santiago Velasco