RONGORONGO

 

El kohau rongorongo ‘líneas de recitación’ es un antiguo sistema de escritura pictográfico empleado para la representación del pascuense, lengua polinesia hablada en la Isla de Pascua por el pueblo rapanui. El rongorongo está compuesto por una serie de glifos tallados en tablillas de madera con puntas de obsidiana o dientes de tiburón, que representan una variedad de figuras: seres antropomórficos en diversas posturas, criaturas fantásticas semejantes a aves, plantas u otros animales terrestres y acuáticos, cuerpos celestes y objetos geométricos, entre otros. Los pictogramas rongorongo no han podido ser descifrados aún por la lingüística moderna por falta de un repertorio completo, textos bilingües y afinidad formal con otros sistemas de escritura, aunque se han postulado diversas teorías, como la de que servían de ayuda mnemotécnica a los tangata rongo rongo, cantores rapanui encargados de conservar y transmitir la literatura oral. El primer documento conocido de este sistema de escritura es la firma de los jefes rapanui del acta de anexión de la Isla de Pascua a la Corona española, realizada el 20 de noviembre de 1770. Muchas de las tablillas de madera originales se perdieron debido a que los pascuenses, diezmados por las enfermedades y la esclavitud, otorgaron poderes mágicos a la escritura rongorongo (tanto beneficiosos como malignos), y los misioneros españoles les exhortaron a deshacerse de ellas por considerarlas “satánicas”.

Tabilla rongorongo con glifos tallados en relieve.

 

El rongorongo es un sistema de escritura continuo, sin aparente división (espacios en blanco o puntuación) entre los pictogramas, que poseen formas estilizadas y tienen la misma altura. Las series de inscripciones terminan únicamente cuando aparece alguna protuberancia u otra irregularidad en la tablilla de madera. La escritura sigue un estilo bustrófedon invertido, en el que las líneas horizontales y paralelas, con un orden de escritura de abajo arriba, alternan de izquierda a derecha y de derecha a izquierda, y en cada salto de línea los pictogramas se hallan invertidos con respecto al renglón previo (por lo que es necesario darle la vuelta a la tablilla para leerlos).

Detalle de la tabilla “Pequeña Santiago”, en la que las líneas 2 y 4 (de abajo arriba) aparecen invertidas con respecto a 1, 3 y 5.

 

Pese a la ausencia de repertorios completos, los glifos básicos que componen el rongorongo son los siguientes 52 pictogramas (que pueden adaptar distintas formas y posiciones):

 

GLIFOS RONGORONGO

Glyph 001

Glyph 002

Glyph 003

Glyph 004

Glyph 005

Glyph 006

Glyph 007

Glyph 008

Glyph 009

Glyph 010

Glyph 014

Glyph 015

Glyph 016

Glyph 022

Glyph 025

Glyph 027

Glyph 028

Glyph 034

Glyph 038

Glyph 041

Glyph 044

Glyph 046

Glyph 047

Glyph 050

Glyph 052

Glyph 053

Glyph 059

Glyph 060

Glyph 061

Glyph 062

Glyph 063

Glyph 066

Glyph 067

Glyph 069

Glyph 070

Glyph 071

Glyph 074

Glyph 076

Glyph 091

Glyph 095

Glyph 099

Glyph 200

Glyph 240

Glyph 280

Glyph 380

Glyph 400

Glyph 530

Glyph 660

Glyph 700

Glyph 720

Glyph 730

Glyph 901



© www.linguasport.com

Página creada, diseñada y editada por Santiago Velasco