SHABA

 

El shaba (ndzārāmá) es un antiguo sistema de escritura pictográfico empleado entre el siglo XI y finales del siglo XX para la representación de los textos religiosos del ersu (y sus variedades lizu y tosu), lengua tibetano-birmana del grupo qiángico hablada en la región centro-meridional de la provincia china de Sichuan. Los cerca de 200 glifos que lo integran (inspirados en los primitivos pictogramas chinos) representan de forma icónica objetos concretos y poseen una función adivinatoria y curativa. Únicamente los shābā o sacerdotes ersu conocen el repertorio completo de estos caracteres y pueden emplearlos en sus fórmulas rituales. Se tiene conocimiento de este sistema de escritura gracias al descubrimiento en el Distrito Autónomo Yi de Liangshan (en el sur de Sichuan), a comienzos de la década de 1980, de varios volúmenes compuestos mediante estos pictogramas: Nǜemànshĭdá /ȵo˥ma˥ʂɿ˥tɑ˥/, Gèqíshĭdá /ko˥ts'i˥ʂɿ˥ tɑ˥/, Shĭpàzhúozī /ʂɿ˥p'ɑ˥ nʤo˥ ndzɿ˥/ y Chāngbā'ĕrshuādá /tʂ'ɑ˥nbɑʴ˥ʂuɑ˥tɑ˥/.

 

Al igual que otros antiguos sistemas pictográficos, el shaba constituye una protoescritura integrada por glifos que, si bien poseen una relación unívoca entre forma y significado, son insuficientes para representar por escrito los sonidos y las relaciones gramaticales del ersu, ya que carecen de contenido fonético (rasgo definitorio de los sistemas jeroglíficos) y estructura sintáctica (su interpretación es subjetiva y requiere un conocimiento previo de los conceptos religiosos descritos). Los pictogramas shaba ―que en su mayor parte se expresan en ersu mediante dos o más sílabas― son glifos simples que simbolizan objetos concretos de forma unitaria, aunque su combinación según un orden cronológico en un diagrama compuesto transmite un mensaje global; por ejemplo, el glifo “niebla” situado en la esquina inferior izquierda de la imagen significa ‘niebla matutina’, mientras que en el pie derecho conlleva el sentido de ‘niebla vespertina’.

 

Selección de pictogramas shaba: bolsa de cuero (1), llama (2), tabla (3), bandeja con comida y bebida (4), puente (5), res (6), hacha (7), jarra decorada (8), trípode ritual (9), cruce de caminos (10), camilla (11), concha blanca ritual (12), rana (13), sol (14), luna (15), flecha (16), estrella (17), escudo ritual (18), hoja de roble (19), cuchillo ritual (20).

 

Un rasgo característico de los caracteres shaba es la importancia cromática en la identificación de los objetos e incluso en la ampliación de su significado básico: los seis colores empleados para su representación mediante tinta y pincel (blanco, negro, rojo, azul, verde y amarillo) añaden matices semánticos al concepto general expresado por los pictogramas. Por ejemplo, los elementos de la naturaleza reflejan de forma genérica su color característico: oro (blanco), madera (verde), agua (azul), fuego (rojo), tierra (amarillo). De forma similar, los glifos “estrellas” y “luna” en tinta negra significan ‘oscuro’, mientras que en tinta blanca indican ‘brillante’. Otra forma de incorporar matices semánticos a un pictograma básico consiste en añadir o modificar trazos; por ejemplo, un sol normal (simbolizado mediante dos círculos concéntricos) puede ser brillante (con rayas que lo atraviesan), cerrado (atravesado por una cruz), sonriente (con boca y ojos), etc.

 

Diagramas shaba que muestran animales de distintos colores, asociados a diferentes significados.

 

Texto ilustrativo

Análisis de un diagrama shaba oracular publicado en 尔苏沙巴图画文字 “The Ersu Shaba Pictographic Writing System” (2009), de Sun Hongkai (孙宏开); los números, añadidos posteriormente por el autor, identifican cada uno de los pictogramas simples que lo forman:

Transcripción fonética y glosa

/ʐi˧i˧/ /ɬɑ˥əʴ˥/ /ts'ɑ˥sɑ˥/ /wo˥/ /ȵo˥/ /mi˥i˧/ /ȵo˥ma˥/

El segundo mes lunarluna blancatrece(clasificador numérico)díamonodía

/ʧ'u˥/ /ka˧ʐɿ˧/ // /ȵo˥ma˥/ /tɛ˥/ /ȵo˥/ /mɛ˥nts'u˥ma˥nts'u/

tierrasigno del zodiaco(partícula)díaundíacielo brillante no brillante

/nʧ'o˧pa˧/ /tɛ˥/ /wo˥/ /dɛ˧hku˥tsɑ/ /ʂɿ˧dzɿ˧vu˥ts'ɛ˥/ // /ȵo˥ma˥/

bandeja con comidaun(clasificador numérico)(prefijo)aparecer(sufijo)comer carne beber alcohol(partícula)día

/xəʴ˥zu˧/ /mɛ˧i˧/ /ʤo˥/ /mɛ˥nk'ɛ˥/ /ʂɛ˧/ /mɛ˥/ /t'ɛ˧p'uɑ/ /mɛ˥əʴ˥/ /dɛ˧əʴ˥gɛ˥/

nieblabajo la tierratenercielo oscuro(conjunción)día(prefijo)cambiarviento(prefijo)soplar(sufijo)

/tʂɿ˥/ /nɛ˧/ /wo˥/ /dɛ˧dzɿ˥tsɑ/ /tsɑ˥/ /tɛ˥/ /wo˥/ /dɛ˧dzɿ˥tsɑ/ /ȵo˥ma˥/ /ja˧li˥/ /tɛ˥ȵo˥/

estrellasdos(clasificador numérico)(prefijo)aparecer(sufijo)jarrónun(clasificador numérico)(prefijo)aparecer(sufijo)díabuenoun día

 

Traducción

El decimotercer día del segundo mes lunar será un día del mono y un día de la tierra. Antes del amanecer, una bandeja y una jarra de barro aparecerán, lo que significa que será un día de celebración con alcohol y carne. Al atardecer, las condiciones probablemente cambiarán. Habrá niebla debajo de la tierra y el viento quebrará un árbol, señal de que sopla un vendaval. Sin embargo, dos estrellas seguirán brillando en el cielo. En definitiva, será un buen día.

 

Interpretación

En el centro del diagrama hay una cabeza de mono /mi˥/ (1), lo que significa que es una predicción para el día del mono. El cuerpo de este animal es amarillo, lo que indica además que se trata del día de la tierra. A su izquierda aparece una bandeja /nʧ'o˧pa˧/ (2) con tres triángulos ―que representan alcohol, carne y otros alimentos― y una jarra de barro con un asa /tsa˥/ (3); la bandeja y la jarra simbolizan de forma conjunta la abundancia de comida y bebida durante el día en cuestión. En la esquina superior derecha del diagrama aparecen dos estrellas brillantes /tʂɿ˥/ (4), que representan la caída de la noche. Un árbol con la parte superior del tronco rota por el viento (5) y la niebla (6) en la esquina inferior derecha indican las condiciones meteorológicas del día de la predicción. Aunque el fuerte viento, capaz de quebrar un árbol, es un mal augurio, el resto de elementos ―bandeja, jarra y estrellas brillantes― son símbolos propiciatorios que auguran un buen día.



© www.linguasport.com

Página creada, diseñada y editada por Santiago Velasco