GALLEGO

 

FICHA TÉCNICA

Nombre original

galego [ɡa'leɡo]

Nombre español

gallego [ɡa'ʎeɡo]

Nombre inglés

Galician [ɡa'lɪʃən]

Filiación lingüística

familia indoeuropea > grupo románico > rama occidental > subgrupo iberorrománico > división galaicoportuguesa

Hablado en

España¹

Número de hablantes

3.000.000 (2010)

Dialectos principales

gallego occidental, gallego central, gallego oriental, gallego-asturiano

Sistema de escritura

alfabeto latino

Documentado desde

1228

Tipología sintáctica

S-V-O

° idioma nacional ¹ idioma oficial + dialecto # idioma minoritario.

 

ESQUEMA

1.        Descripción

2.        Texto ilustrativo

 

 

Descripción

 

El gallego pertenece a la rama occidental, subgrupo iberorrománico, de las lenguas románicas, subclase dentro de la familia indoeuropea. Se habla en el noroeste de España, en la región de Galicia (en donde es idioma oficial junto con el español y se halla firmemente asentado en el ámbito cultural, comunicativo y administrativo), en la comarca fronteriza de El Bierzo (comunidad autónoma de Castilla y León) y norte de Extremadura. Pese a que está considerado con una lengua independiente en España por motivos sociopolíticos, el gallego es en realidad una variedad lingüística emparentada con el portugués, con el que posee un origen común: el antiguo galaico-portugués, hablado durante la Edad Media en el noroeste de la Península Ibérica y cuya norma se basó posteriormente en el habla de Portugal (por lo que es frecuente considerar el gallego como un dialecto del portugués, sin menoscabo de su condición sociocultural y lingüística).

 

Al igual que el resto de lenguas románicas, el origen del gallego es el latín vulgar hablado en la provincia romana de Gallaecia, que durante la Edad Media evolucionó hasta convertirse en un idioma con características propias llamado galaico-portugués. A partir del siglo XII, cuando el condado de Portugal se independizó de Galicia, esta lengua se escindió en dos dialectos divergentes: el gallego al norte y el portugués al sur. El primer testimonio escrito en una lengua que ya puede llamarse gallego es el “Fuero de Castro Caldelas” (1228), en el que el rey Alfonso IX de León otorga a los ciudadanos de esta villa orensana sus fueros y regula su régimen. La influencia del incipiente castellano sobre el gallego y el aislamiento geográfico y cultural de Galicia hizo que la lengua se fuera distanciando cada vez más del portugués, y hacia el siglo XIV ya puede hablarse de dos variedades románicas identificables con rasgos propios. Tras un largo periodo de oscuridad cultural, a finales del siglo XIX se produce en Galicia el movimiento literario conocido como Rexurdimento (Renacimiento), con autores como Rosalía de Castro y Eduardo Pondal que elevan el gallego al ámbito de lengua literaria con sus composiciones poéticas. Tras un periodo de represión lingüística durante el Régimen Franquista, desde 1978 el gallego está reconocido como idioma oficial en Galicia por la Constitución Española.

 

Pese a que el 90 por ciento de la población de Galicia puede hablar gallego, en la práctica esta lengua se halla en una situación de diglosia con el español, ya que sus hablantes (fundamentalmente en áreas rurales) lo usan sobre todo en situaciones comunicativas familiares o emplean una variedad poco cuidada de gallego que introduce castellanismos léxicos, fonéticos y gramaticales.

 

Dentro de esta lengua se distinguen cuatro dialectos principales: gallego occidental (desde las Rías Bajas hasta Santiago de Compostela), gallego central (hablado en la mayor parte de Galicia), gallego oriental (este de Galicia y territorios fronterizos de León y Zamora) y gallego-asturiano o eonaviego (hablado en una zona de Asturias comprendida entre los ríos Eo y Navia).

 

Debido a su aislamiento cultural durante varios siglos, el gallego ha conservado inalterado el originario sistema vocálico del latín vulgar (que en español se redujo a cinco vocales y en portugués se amplió con la presencia de sonidos nasalizados): [i], [e], [ɛ], [a], [ɔ], [o], [u]. En cuanto a los sonidos consonantes, son idénticos a los del español, con las únicas excepciones de la presencia de la palatal fricativa [ʃ] (escrita x, como en xente ‘gente’) y la velar nasal [ŋ] (que representa la pronunciación de n en posición final de sílaba, como en cansei, corazón, o el dígrafo nh, como en algunha ‘alguna’) y la ausencia de la velar fricativa [x] y la palatal africada [ʤ]. Para su representación ortográfica, el gallego emplea el mismo alfabeto latino que el español (aunque las letras j, k, w, y no son propias de la lengua y sólo aparecen en extranjerismos).

 

El sistema morfosintáctico del gallego presenta características comunes con el portugués y el español. Con el primero, por ejemplo, comparte la unión de pronombres clíticos a las formas verbales de indicativo y subjuntivo (como en quérote ‘te quiero’), mientras que con el segundo comparte el uso de tildes para indicar el acento prosódico de las palabras (paspallás ‘espantapájaros’, móbil, cárcere ‘cárcel’). Los pronombres numerales gallegos (del 1 al 10) son: un, dous, tres, catro, cinco, seis, sete, oito, nove, dez.

 

 

Texto ilustrativo

 

Na actualidade, desde o ponto de vista estrictamente lingüístico, ás dúas marxes do Miño fálase o mesmo idioma, pois os dialectos miñotos e trasmontanos son unha continuación dos falares galegos, cos que comparten trazos comúns que os diferencian dos do centro e sur de Portugal; pero no plano da lingua común, e desde unha perspectiva sociolingüística, hai no occidente peninsular dúas línguas modernas, con diferencias fonéticas, morfosintácticas e léxicas.

════════════════════════════════════

En la actualidad, desde un punto de vista exclusivamente lingüístico, en las dos orillas del río Miño se habla el mismo idioma, ya que los dialectos miñotos y tramontanos son una continuación de las variedades gallegas, con las que comparten rasgos comunes que los diferencian de los dialectos del centro y el sur de Portugal; pero, en el plano de la lengua común, y desde una perspectiva sociolingüística, en el oeste peninsular hay dos lenguas modernas, con diferencias fonéticas, morfosintácticas y léxicas.

Dialectología de la lengua gallega (2003), Francisco Fernández Rei



© www.linguasport.com

Página creada, diseñada y editada por Santiago Velasco